Podcasts de historia

Golpeado hasta la muerte por tirar basura con pieles de anguila: "Murder Map" revela las calles más malvadas del Londres medieval

Golpeado hasta la muerte por tirar basura con pieles de anguila:

El primer mapa digital de los asesinatos registrado por el forense de la ciudad a principios de 1300 muestra que Cheapside y Cornhill eran "puntos calientes" de homicidio, y los domingos tenían el mayor riesgo de muerte violenta para los londinenses medievales.

Apuñalado por un amante con un cuchillo para destripar pescado. Golpeado hasta la muerte por ensuciar con pieles de anguila. Disparo con una flecha durante una pelea callejera entre estudiantes. Golpeado por un perdedor dolorido después del backgammon a altas horas de la noche.

Una ilustración de 1450 de dos hombres peleando. (La biblioteca pública de Nueva York)

Consultando los rollos de los forenses

Estas fueron solo algunas de las formas de morir violentamente en la ciudad de Londres durante el siglo XIV, como se cataloga en los 'Coroners' Rolls ': los registros del funcionario medieval encargado de documentar la muerte repentina y antinatural, ya sea por accidente, suicidio u homicidio. .

  • ¿Por qué los disturbios del martes de carnaval fueron tan brutales?
  • Refugios de taxistas: un lugar para los taxistas de Londres y tal vez Jack el Destripador
  • Nuevo estudio revela que Londres era el lugar más violento de la Inglaterra medieval

Ahora, el criminólogo de la Universidad de Cambridge, el profesor Manuel Eisner, ha trazado todos los casos de asesinato de los registros supervivientes, que abarcan los años 1300 a 1340, en un mapa digital de la ciudad vieja para mostrar por primera vez los `` puntos calientes '' de violencia letal en Londres medieval.

Una captura de pantalla del 'mapa de asesinatos', que revela las calles más malvadas del Londres medieval. (Centro de Investigación de la Violencia)

Basándose en el trabajo realizado por la historiadora Barbara Hannawalt hace más de cuarenta años, Eisner también ha elaborado un análisis de los 142 homicidios cometidos dentro de los límites de la ciudad para revelar no solo las ubicaciones, sino también los días, las horas y los métodos favoritos.

El "mapa de asesinatos" del Londres medieval se pondrá a disposición del público el miércoles en el sitio web del Centro de Investigación de la Violencia, que también albergará un evento de presentación hoy en el Instituto de Criminología.

“Tras la notificación de una muerte violenta, el forense y los alguaciles convocarían a un jurado del área local para investigar y luego registrar todos los hallazgos”, dijo Eisner.

La entrada al Coroner's Court en London Road Fire Station. (Pit-yacker / CC BY SA 3.0)

Las armas nunca estuvieron muy lejos en el Londres medieval

“Los eventos descritos en los Rolls de los forenses muestran que las armas nunca estaban lejos, el honor masculino tenía que ser protegido y los conflictos se escapaban fácilmente de las manos. Nos dan una imagen detallada de cómo el homicidio estaba incrustado en los ritmos de la vida urbana medieval ”.

"Al mapear digitalmente estos casos de asesinato, esperamos crear un recurso accesible para que el público explore estos registros notables", dijo.

El mapa de Eisner permite a las personas filtrar los asesinatos por año, arma y escena del crimen, y ha actualizado el lenguaje de la descripción de cada caso para el público moderno.

Dos grandes "puntos calientes" de homicidios

Si bien el mapa muestra asesinatos ocurridos en toda la ciudad, surgen dos principales "puntos calientes" de homicidios, ambos centros comerciales de la época. Uno era el tramo de Cheapside desde la iglesia de St Mary-le-Bow, las "campanas de arco" de la leyenda de los cockney, que conducen a la catedral de San Pablo.

El otro estaba más al este: el triángulo de las calles Gracechurch, Lombard (entonces "Langbourn") y Cornhill que se extienden desde el mercado de Leadenhall, cuya historia se remonta al siglo XIV.

La mayoría de los asesinatos, un 68%, tuvieron lugar en las concurridas calles y mercados de Londres, y el 21% ocurrieron en residencias privadas. Los edificios religiosos (seis asesinatos) pueden haber sido más peligrosos que los burdeles (dos asesinatos).

Como hoy, el homicidio medieval era una actividad de fin de semana, con casi un tercio (31%) de los asesinatos que se producían en domingo. “El domingo era el día en que la gente tenía tiempo para participar en actividades sociales, como beber y jugar, que a menudo desencadenaban fricciones que conducían al asalto”, dijo Eisner.

Alrededor del 77% de los asesinatos se cometieron entre las primeras horas de la noche, “alrededor de la hora de las vísperas” y las primeras horas después del toque de queda. Las dagas y espadas dominan la lista de armas homicidas, utilizadas en el 68% de todos los casos. En el 19% de los casos se utilizaron gruesos postes de «bastón de bastón» diseñados para el combate cuerpo a cuerpo.

Casi todos los perpetradores (92%) fueron hombres. En solo cuatro casos, una mujer fue el único sospechoso. Aproximadamente un tercio de los casos tenían más de un sospechoso, y varios asesinatos involucraban a hermanos o sirvientes que ayudaban a los amos.

'Lucha con garrotes' (1819-1823) de Francisco de Goya. ( Dominio publico )

Las estimaciones de las poblaciones de Londres en el siglo XIV oscilan entre 40.000 y 100.000. Suponiendo una ciudad de 80.000 habitantes, Eisner sugiere que las tasas de asesinatos en el Londres medieval eran entre 15 y 20 veces más altas de lo que esperaríamos ver en una ciudad británica contemporánea de tamaño equivalente.

Sin embargo, sostiene que las comparaciones con la sociedad moderna son problemáticas. “Tenemos armas de fuego, pero también tenemos servicios de emergencia. Es más fácil matar pero más fácil salvar vidas ".

Una muerte lenta

De hecho, la muerte por asesinato podría ser un proceso lento en el siglo XIV. “Más del 18% de las víctimas sobrevivieron al menos una semana después del trauma inicial, probablemente muriendo eventualmente de infecciones o pérdida de sangre”, dijo Eisner.

Un fabricante de sillas de montar a quien un rival le cortó los dedos murió a causa de sus heridas y, en consecuencia, se convirtió en víctima de homicidio, tres semanas después.

  • Casa de campo en venta incluye una gran advertencia: el comprador debe utilizar técnicas de cultivo medievales y está sujeto a un código antiguo
  • Torre de Londres: un palacio, una prisión y un lugar de ejecución
  • Tortura medieval: la aterradora amenaza de torcer extremidades y quemar carne

Si bien su trabajo abarca todo, desde la prevención del acoso hasta la delincuencia juvenil, la reducción de la violencia a lo largo de los siglos es una de las principales líneas de investigación del profesor Eisner. Ha estudiado las tendencias históricas a largo plazo en los homicidios desde el año 1000 d.C. en adelante.

“Londres en las décadas anteriores a la Peste Negra tuvo más homicidios en relación con la población que Londres en el siglo XVIII o XIX”, agregó Eisner.

La Gran Plaga de Londres en 1665. El último gran brote de peste bubónica en Inglaterra. ( Dominio publico )

"La tendencia en Londres está en línea con la disminución a largo plazo de los homicidios que se encuentra en las ciudades de Europa occidental, una disminución que llevó a los espacios pacificados que eran esenciales para el auge de la vida urbana y la civilidad en Europa".


& rsquoMapa de Asesinato & rsquo revela las calles más malas del Londres medieval y rsquos

Estas fueron solo algunas de las formas de morir violentamente en la ciudad de Londres durante el siglo XIV, según lo catalogado en los & rsquoCoroners & rsquo Rolls & rsquo: los registros del funcionario medieval encargado de documentar la muerte repentina y antinatural, ya sea por accidente, suicidio u homicidio.

Ahora, el criminólogo de la Universidad de Cambridge, el profesor Manuel Eisner, ha trazado todos los casos de asesinato de los rollos supervivientes, que abarcan los años 1300 a 1340, en un mapa digital de la ciudad vieja para mostrar por primera vez los "puntos calientes" de la violencia letal en el Londres medieval. .

Basándose en el trabajo realizado por la historiadora Barbara Hannawalt hace más de cuarenta años, Eisner también ha producido un análisis de los 142 homicidios cometidos dentro de los límites de la ciudad y rsquos para revelar no solo las ubicaciones, sino también los días, las horas y los métodos favoritos.

El "mapa de asesinatos" del Londres medieval se pondrá a disposición del público el miércoles en el sitio web del Centro de Investigación de la Violencia, que también albergará un evento de lanzamiento hoy a las 5 pm en el Instituto de Criminología.

"Tras la notificación de una muerte violenta, el forense y los alguaciles convocarían a un jurado del área local para investigar y luego registrar todos los hallazgos", dijo Eisner.

"Los eventos descritos en los forenses y rsquo Rolls muestran que las armas nunca estaban lejos, el honor masculino tenía que ser protegido y los conflictos se escapaban fácilmente de las manos. Nos dan una imagen detallada de cómo el homicidio estaba incrustado en los ritmos de la vida urbana medieval".

"Al mapear digitalmente estos casos de asesinato, esperamos crear un recurso accesible para que el público explore estos registros notables", dijo.

El mapa de Eisner & rsquos permite a las personas filtrar los asesinatos por año, arma y escena del crimen, y ha actualizado el lenguaje de la descripción de cada caso para las audiencias modernas.

Si bien el mapa muestra asesinatos ocurridos en toda la ciudad, emergen dos principales lugares de homicidio y rsquohot & rsquo, ambos centros comerciales de la época. Uno fue el tramo de Cheapside desde la iglesia de St Mary-le-Bow, las campanas y rsquobow y rsquo de la leyenda de cockney, que conducen a la catedral de St Paul y rsquos.

El otro estaba más al este: el triángulo de Gracechurch, Lombard (entonces y rsquoLangbourn y rsquo) y las calles Cornhill que irradian desde el mercado de Leadenhall, cuya historia se remonta al siglo XIV.

La mayoría de los asesinatos, un 68%, tuvieron lugar en las concurridas calles y mercados de Londres y Rusia, y el 21% se produjo en residencias privadas. Los edificios religiosos (seis asesinatos) pueden haber sido más peligrosos que los burdeles (dos asesinatos).

Como hoy, el homicidio medieval era una actividad de fin de semana, con casi un tercio (31%) de los asesinatos que se producían en domingo. "El domingo era el día en que la gente tenía tiempo para participar en actividades sociales, como beber y jugar, lo que a menudo desencadenaba fricciones que conducían al asalto", dijo Eisner.

Alrededor del 77% de los asesinatos se cometieron entre las primeras horas de la noche, "alrededor de la hora de las vísperas" y las primeras horas después del toque de queda. Las dagas y espadas dominan la lista de armas homicidas, utilizadas en el 68% de todos los casos. En el 19% de los casos se utilizaron postes gruesos y rsquo Quarter y rsquo diseñados para el combate cuerpo a cuerpo.

Casi todos los perpetradores (92%) fueron hombres. En solo cuatro casos, una mujer fue el único sospechoso. Aproximadamente un tercio de los casos tenían más de un sospechoso, y varios asesinatos involucraban a hermanos o sirvientes que ayudaban a los amos.

Las estimaciones de las poblaciones de Londres en el siglo XIV oscilan entre 40.000 y 100.000. Asumiendo una ciudad de 80.000 habitantes, Eisner sugiere que las tasas de asesinatos en el Londres medieval eran entre 15 y 20 veces más altas de lo que esperaríamos ver en una ciudad británica contemporánea de tamaño equivalente.

Sin embargo, sostiene que las comparaciones con la sociedad moderna son problemáticas. "Tenemos armas de fuego, pero también tenemos servicios de emergencia. Es más fácil matar pero más fácil salvar vidas".

De hecho, la muerte por asesinato podría ser un proceso lento en el siglo XIV. "Más del 18% de las víctimas sobrevivieron al menos una semana después del trauma inicial, probablemente muriendo eventualmente de infecciones o pérdida de sangre", dijo Eisner.

Un fabricante de sillas de montar a quien un rival le cortó los dedos murió a causa de sus heridas y, en consecuencia, se convirtió en víctima de asesinato, tres semanas después.

Si bien su trabajo abarca todo, desde la prevención del acoso hasta la delincuencia juvenil, la reducción de la violencia a lo largo de los siglos es una de las principales líneas de investigación del profesor Eisner. Ha estudiado las tendencias históricas a largo plazo en los homicidios desde el año 1000 d.C. en adelante.

"Londres en las décadas anteriores a la Peste Negra tuvo más homicidios en relación con la población que Londres en el siglo XVIII o XIX", agregó Eisner.

"La tendencia en Londres está en línea con el declive a largo plazo de los homicidios que se encuentra en las ciudades de Europa occidental, un declive que llevó a los espacios pacificados que eran esenciales para el auge de la vida urbana y la civilidad en Europa".


El mapa medieval de Londres revela horribles muertes en el siglo XIV, incluidas decapitaciones y un hombre que fue golpeado hasta morir por pieles de anguila

El colapso de las calles más viles de la capital en el 1300 revela que era VEINTE veces más violento en ese entonces que en la actualidad.

Un hombre recibió un disparo con un arco y una flecha durante una pelea entre estudiantes en disputa & # 8211 y otro fue golpeado hasta la muerte por LITERAR.

Un tercer hombre fue golpeado en la calle por su amargado oponente después de ganar un partido de backgammon a altas horas de la noche.

La asombrosa cantidad de 142 asesinatos ocurrieron en la milla cuadrada que conforma la ciudad de Londres entre 1300 y 1340.

Pero en lugar de bandas rivales de códigos postales, la matanza fue impulsada por gremios de comerciantes sedientos de sangre.

Una disputa de 1325 llevó a los miembros del gremio Goldsmith a marchar por Cheapside para atacar a los Saddlers.

El ataque cobró la vida de un fabricante de sillas de montar a quien le cortaron los dedos & # 8211 tres días completos antes de que las heridas infectadas le quitaran la vida.

Uno de sus compañeros de gremio, John de Vyse, fue golpeado con un bastón de madera, antes de que le cortaran la pierna con un hacha cuando otro hombre finalmente lo decapitó.

El profesor de delitos de la Universidad de Cambridge, Manuel Eisner, superpuso todos los casos de asesinato de pergaminos forenses supervivientes en un mapa digital de la ciudad.

Londres medieval y los asesinatos más espeluznantes de # x27

  • John de Vyse, fue golpeado con un bastón de madera, antes de que le cortaran la pierna con un hacha cuando otro hombre finalmente lo decapitó.
  • Un hombre fue apuñalado en la calle después de golpear a un perdedor en backgammon
  • Un hombre fue asesinado con un arco y una flecha, como argumentó un grupo de estudiantes.
  • Otro fue golpeado hasta la muerte por tirar basura en pieles de anguila.

Dijo: "Tras la notificación de una muerte violenta, el forense y los alguaciles convocarían a un jurado del área local para investigar y luego registrar todos los hallazgos".

& quotLos acontecimientos descritos en los forenses & # x27 Rolls muestran que las armas nunca estaban lejos, el honor masculino tenía que ser protegido y los conflictos se escapaban fácilmente de las manos.

“Nos dan una imagen detallada de cómo el homicidio estaba incrustado en los ritmos de la vida urbana medieval.

"Al mapear digitalmente estos casos de asesinato, esperamos crear un recurso accesible para que el público explore estos registros notables".


Lawless London & # 8211 el impactante aumento de los delitos violentos

Estadísticas impactantes muestran cómo la policía ha perdido el control de gran parte de la capital, con jóvenes ultraviolentos alborotados.

La fácil disponibilidad de cuchillos y ácido, y la velocidad y maniobrabilidad de los scooters, se han combinado para ver la guerra de pandillas de Londres alcanzar nuevos niveles aterradores.

Las cifras oficiales más recientes registraron 19.385 delitos relacionados con ciclomotores en solo nueve meses, una tasa de alrededor de sesenta por día.

Se trata de un aumento del 1.000 por ciento en solo tres años.

Además de los ataques de pandillas de ciclomotores, la capital también ha experimentado un fuerte aumento en el número de apuñalamientos y tiroteos.

Las nuevas estadísticas de la Policía Metropolitana mostraron un aumento del cinco por ciento en los delitos violentos en el último año.

Las estadísticas mostraron 35 homicidios de jóvenes en los últimos 12 meses, lo que representó un aumento del 25 por ciento, un aumento en la tasa de asaltos del 30 por ciento y un aumento del 18 por ciento en los delitos con cuchillo.

Desde el cambio de año, más de 60 personas han sido asesinadas en las calles de Londres & # 8211, que ha visto a la capital superar a Nueva York.

La semana pasada, el derramamiento de sangre de London & # x27s alcanzó un nuevo hito horroroso después de que cinco asesinatos hicieran que el número de asesinatos se elevara el año pasado & # x27s.

Cifras impactantes revelan que el número de homicidios en Londres ha llegado a 123 & # 8211 cinco más que en 2017 & # 8211 a medida que los tiroteos y apuñalamientos se disparan en la capital.

El espantoso total de 123 asesinatos incluye 70 apuñalamientos fatales y 14 tiroteos.

De esas, 22 víctimas eran adolescentes.

Con más de cinco semanas aún para el 2018, se teme que la cifra continúe aumentando a medida que continúe la epidemia de cuchillos en la capital.


El mapa medieval de Londres revela horribles muertes en el siglo XIV, incluidas decapitaciones y un hombre que fue asesinado a golpes por pieles de anguila

ESTE mapa espantoso revela lo espeluznante en el Londres sin ley del siglo XIV, con asesinos medievales que usan espadas y hachas para decapitar a sus víctimas a plena luz del día.

El colapso de las calles más viles de la capital en el 1300 revela que era VEINTE veces más violento en ese entonces que en la actualidad.

Increíblemente, un hombre fue asesinado por LECHAR.

Roger Styward de Hamptone llevaba anguilas en un balde para venderlas.

Arrojó las pieles de las anguilas fuera de una tienda, para disgusto de dos dueños de tiendas cercanas.

El aprendiz de la tienda corrió a la calle y lo golpeó en la cara con la palma de la mano, y luego otro lo golpeó en la cabeza.

Otro hombre fue golpeado en la calle por su amargado oponente después de ganar un partido de backgammon a altas horas de la noche.

La asombrosa cantidad de 142 asesinatos ocurrieron en la milla cuadrada que conforma la ciudad de Londres entre 1300 y 1340.

Pero en lugar de bandas rivales de códigos postales, la matanza fue impulsada por gremios de comerciantes sedientos de sangre.

Una disputa de 1325 llevó a los miembros del gremio Goldsmith a marchar por Cheapside para atacar a los Saddlers.

El ataque se cobró la vida de un fabricante de sillas de montar a quien le cortaron los dedos, tres días completos antes de que las heridas infectadas le quitaran la vida.

Uno de sus compañeros de gremio, John de Vyse, fue golpeado con un bastón de madera, antes de que le cortaran la pierna con un hacha cuando otro hombre finalmente lo decapitó.

El profesor de delitos de la Universidad de Cambridge, Manuel Eisner, superpuso todos los casos de asesinato de pergaminos forenses supervivientes en un mapa digital de la ciudad.

Los asesinatos más espantosos del Londres medieval

Asesinato sobre anguilas - 1325

Roger Styward de Hamptone llevaba anguilas en un cubo para vender. Cuando arrojó las pieles de anguila frente a las tiendas de Simon de Peckham y John de Keslyngbury, su aprendiz le gritó a Roger por el lío. Estalló una pelea, Richard, el aprendiz salió de la tienda y golpeó a Roger con la palma de su mano, pero Simon siguió a Roger y lo golpeó en la cabeza. Luego lo mató a patadas. Richard había intentado levantarse, pero se cayó y murió de inmediato.

Muerte por backgammon - 1323

Stephen de Lynn y Arcus de Rikelinge estaban jugando una partida acalorada de backgammon en una taberna. Stephen ganó el partido, lo que enfureció a Arcus, quien desenvainó su espada y lo apuñaló en el estómago. Las heridas eran tan profundas como 4 pulgadas.

Mancha de molestia en una tienda - 1321

Un grupo de hombres alborotadores pasaba frente a la tienda propiedad de William de Grimsby. Disgustado por el ruido, tomó un bastón y golpeó a uno de los hombres en la cabeza. William huyó con dos cerditos, un cofre roto y una mesa y sábanas de lino.

El infierno no tiene furor como una mujer despreciada - 1336

William Mysone, pescadero, estaba peleando con su amante, Isabella Heyron, cuando ella lo golpeó en el pecho con un & # x27trenchour knife & # x27. Le tomó cuatro días morir. Isabella huyó a un escondite secreto, sus posesiones fueron descubiertas en la casa de otra mujer & # x27s: Mabel la Shereman. Todo lo que tenía eran ollas de latón, tela de lana y una pequeña cómoda.

Dijo: "Tras la notificación de una muerte violenta, el forense y los alguaciles convocarían a un jurado del área local para investigar y luego registrar todos los hallazgos".

& quotLos hechos descritos en los forenses & # x27 Rolls muestran que las armas nunca estaban lejos, el honor masculino tenía que ser protegido y los conflictos se escapaban fácilmente de las manos.

“Nos dan una imagen detallada de cómo el homicidio estaba incrustado en los ritmos de la vida urbana medieval.

"Al mapear digitalmente estos casos de asesinato, esperamos crear un recurso accesible para que el público explore estos registros notables".

Lawless London: el impactante aumento de los delitos violentos

LAWLESS Londres ha experimentado un aumento aterrador de los delitos violentos con sesenta ataques de pandillas de ciclomotores al día y una tasa de homicidios más alta que en Nueva York.

Estadísticas impactantes muestran cómo la policía ha perdido el control de gran parte de la capital, con jóvenes ultraviolentos alborotados.

La fácil disponibilidad de cuchillos y ácido, y la velocidad y maniobrabilidad de los scooters, se han combinado para ver la guerra de pandillas de Londres alcanzar nuevos niveles aterradores.

Las cifras oficiales más recientes registraron 19.385 delitos relacionados con ciclomotores en solo nueve meses, una tasa de alrededor de sesenta por día.

Se trata de un aumento del 1.000 por ciento en solo tres años.

Además de los ataques de pandillas de ciclomotores, la capital también ha experimentado un fuerte aumento en el número de apuñalamientos y tiroteos.

Las nuevas estadísticas de la Policía Metropolitana mostraron un aumento del cinco por ciento en los delitos violentos en el último año.

Las estadísticas mostraron 35 homicidios de jóvenes en los últimos 12 meses, lo que representó un aumento del 25 por ciento, un aumento en la tasa de asaltos del 30 por ciento y un aumento del 18 por ciento en los delitos con cuchillo.

Desde el cambio de año, más de 60 personas han sido asesinadas en las calles de Londres, que ha visto a la capital superar a Nueva York.

La semana pasada, el derramamiento de sangre de London & # x27s alcanzó un nuevo hito horroroso después de que cinco asesinatos hicieran que el número de asesinatos se elevara el año pasado & # x27s.

Cifras impactantes revelan que el número de homicidios en Londres ha llegado a 123, cinco más que en 2017, a medida que aumentan los tiroteos y apuñalamientos en la capital.


El "mapa de asesinatos" revela las calles más viles del Londres medieval

El primer mapa digital de los asesinatos registrados por el forense de la ciudad a principios de 1300 muestra que Cheapside y Cornhill eran "puntos calientes" de homicidio, y los domingos tenían el mayor riesgo de muerte violenta para los londinenses medievales.

Los eventos descritos en los Rolls de los forenses muestran que las armas nunca estaban lejos, el honor masculino tenía que ser protegido y los conflictos se escapaban fácilmente de las manos.

Manuel Eisner

Apuñalado por un amante con un cuchillo para destripar pescado. Golpeado hasta la muerte por ensuciar con pieles de anguila. Disparo con una flecha durante una pelea callejera entre estudiantes. Golpeado por un perdedor dolorido después del backgammon a altas horas de la noche.

Estas fueron solo algunas de las formas de morir violentamente en la ciudad de Londres durante el siglo XIV, como se cataloga en los 'Coroners' Rolls ': los registros del funcionario medieval encargado de documentar la muerte repentina y antinatural, ya sea por accidente, suicidio u homicidio. .

Ahora, el criminólogo de la Universidad de Cambridge, el profesor Manuel Eisner, ha trazado todos los casos de asesinato de los registros supervivientes, que abarcan los años 1300 a 1340, en un mapa digital de la ciudad vieja para mostrar por primera vez los `` puntos calientes '' de violencia letal en Londres medieval.

Basándose en el trabajo realizado por la historiadora Barbara Hannawalt hace más de cuarenta años, Eisner también ha elaborado un análisis de los 142 homicidios cometidos dentro de los límites de la ciudad para revelar no solo las ubicaciones, sino también los días, las horas y los métodos favoritos.

El "mapa de asesinatos" del Londres medieval se pondrá a disposición del público el miércoles en el sitio web del Centro de Investigación de la Violencia, que también albergará un evento de presentación hoy en el Instituto de Criminología.

“Tras la notificación de una muerte violenta, el forense y los alguaciles convocarían a un jurado del área local para investigar y luego registrar todos los hallazgos”, dijo Eisner.

“Los eventos descritos en los Rolls de los forenses muestran que las armas nunca estaban lejos, el honor masculino tenía que ser protegido y los conflictos se escapaban fácilmente de las manos. Nos dan una imagen detallada de cómo el homicidio estaba incrustado en los ritmos de la vida urbana medieval ”.

"Al mapear digitalmente estos casos de asesinato, esperamos crear un recurso accesible para que el público explore estos registros notables", dijo.

El mapa de Eisner permite a las personas filtrar los asesinatos por año, arma y escena del crimen, y ha actualizado el lenguaje de la descripción de cada caso para el público moderno.

Si bien el mapa muestra asesinatos ocurridos en toda la ciudad, surgen dos principales "puntos calientes" de homicidios, ambos centros comerciales de la época. Uno era el tramo de Cheapside desde la iglesia de St Mary-le-Bow, las "campanas de arco" de la leyenda de los cockney, que conducen a la catedral de San Pablo.

El otro estaba más al este: el triángulo de las calles Gracechurch, Lombard (entonces "Langbourn") y Cornhill que se extienden desde el mercado de Leadenhall, cuya historia se remonta al siglo XIV.

La mayoría de los asesinatos, un 68%, tuvieron lugar en las concurridas calles y mercados de Londres, y el 21% ocurrieron en residencias privadas. Los edificios religiosos (seis asesinatos) pueden haber sido más peligrosos que los burdeles (dos asesinatos).

Como hoy, el homicidio medieval era una actividad de fin de semana, con casi un tercio (31%) de los asesinatos que se producían en domingo. “El domingo era el día en que la gente tenía tiempo para participar en actividades sociales, como beber y jugar, que a menudo desencadenaban fricciones que conducían al asalto”, dijo Eisner.

Alrededor del 77% de los asesinatos se cometieron entre las primeras horas de la noche, “alrededor de la hora de las vísperas” y las primeras horas después del toque de queda. Las dagas y espadas dominan la lista de armas homicidas, utilizadas en el 68% de todos los casos. En el 19% de los casos se utilizaron gruesos postes de «bastón de bastón» diseñados para el combate cuerpo a cuerpo.

Casi todos los perpetradores (92%) fueron hombres. En solo cuatro casos, una mujer fue el único sospechoso. Aproximadamente un tercio de los casos tenían más de un sospechoso, y varios asesinatos involucraban a hermanos o sirvientes que ayudaban a los amos.

Las estimaciones de las poblaciones de Londres en el siglo XIV oscilan entre 40.000 y 100.000. Suponiendo una ciudad de 80.000 habitantes, Eisner sugiere que las tasas de asesinatos en el Londres medieval eran entre 15 y 20 veces más altas de lo que esperaríamos ver en una ciudad británica contemporánea de tamaño equivalente.

Sin embargo, sostiene que las comparaciones con la sociedad moderna son problemáticas. “Tenemos armas de fuego, pero también tenemos servicios de emergencia. Es más fácil matar pero más fácil salvar vidas ".

De hecho, la muerte por asesinato podría ser un proceso lento en el siglo XIV. “Más del 18% de las víctimas sobrevivieron al menos una semana después del trauma inicial, probablemente muriendo eventualmente de infecciones o pérdida de sangre”, dijo Eisner.

Un fabricante de sillas de montar a quien un rival le cortó los dedos murió a causa de sus heridas y, en consecuencia, se convirtió en víctima de homicidio, tres semanas después.

Si bien su trabajo abarca todo, desde la prevención del acoso hasta la delincuencia juvenil, la reducción de la violencia a lo largo de los siglos es una de las principales líneas de investigación del profesor Eisner. Ha estudiado las tendencias históricas a largo plazo en los homicidios desde el año 1000 d.C. en adelante.

“Londres en las décadas anteriores a la Peste Negra tuvo más homicidios en relación con la población que Londres en el siglo XVIII o XIX”, agregó Eisner.

"La tendencia en Londres está en línea con la disminución a largo plazo de los homicidios que se encuentra en las ciudades de Europa occidental, una disminución que llevó a los espacios pacificados que eran esenciales para el auge de la vida urbana y la civilidad en Europa".

/>
El texto de este trabajo está sujeto a una licencia internacional Creative Commons Attribution 4.0. Las imágenes, incluidos nuestros videos, son Copyright © de la Universidad de Cambridge y los licenciantes / contribuyentes identificados. Reservados todos los derechos. Hacemos que nuestro contenido de imagen y video esté disponible de varias maneras, como aquí, en nuestro sitio web principal bajo sus Términos y condiciones, y en una variedad de canales, incluidas las redes sociales, que le permiten usar y compartir nuestro contenido bajo sus respectivos Términos.


Londres y asesinatos medievales de la # x27

Ataque por dejar caer pieles de anguila fuera de una tienda:

Roger Styward de Hamptone, fue atacado por Simon de Peckham el 15 de agosto de 1326 por arrojar pieles de anguila en la Iglesia de St Mary Le Bowe.

De Peckham golpeó al Sr. Styward en la parte posterior de la cabeza, hasta que cayó al suelo y luego le dio una patada.

Dos hombres ayudan a una mujer a golpear a un hombre hasta la muerte:

El 7 de julio de 1326, John Marche, un alfarero, y Agnes de Wycoumbe, estaban discutiendo frente a su casa en St. Katherine dentro de Aldgate.

Ella agarró un bastón de su mano y lo golpeó en la espalda con él, antes de que Geoffrey de Caxtone, Andrew de Wynton la ayudara a matarlo.

Señora apuñalada en una pelea de burdel:

El 12 de febrero de 1339, Geoffrey Perler, un aprendiz de loriner, visitó la casa en Newgate donde vivía Alice Warde de York en busca de la prostituta Emma de Brackley.

Cuando no pudo encontrarla, discutió con Alice, antes de apuñalarla con un cuchillo de trinchar, dejando una herida de cinco pulgadas de profundidad en su costado.

Muerte entre luchadores borrachos:

El 6 de mayo de 1301, Peter de Huntington visitó la casa de Walter Vigerous en Dowgate, donde tuvo un combate de lucha borracho con Andrew Prille.

La pareja peleó, Peter sufrió una fractura en la pierna y murió a causa de sus heridas dos semanas después.

Los edificios religiosos eran tres veces más peligrosos que los burdeles, pero la mayoría de los homicidios (68%) se producían en las calles y los mercados concurridos.

Los homicidios medievales ocurrieron principalmente los fines de semana, y un tercio de los asesinatos tuvieron lugar los domingos.

El profesor Eisner dijo: “Londres en las décadas anteriores a la Peste Negra tuvo más homicidios en relación con la población que Londres en el siglo XVIII o XIX.

"La tendencia en Londres está en línea con la disminución a largo plazo de los homicidios que se encuentra en las ciudades de Europa occidental, una disminución que llevó a los espacios pacificados que eran esenciales para el auge de la vida urbana y la civilidad en Europa".

En cuatro casos, una mujer fue el único sospechoso. Un caso estaba relacionado con una mujer que mató a golpes a un niño después de que éste robara una pequeña cantidad de lana.

En otro caso, Agnes, una prostituta, tuvo una pelea con Lucy, una mujer embarazada, y le dio un puñetazo en el estómago.

Un tercer caso describe a una mendiga llamada Nicola de Cardiff que ahoga a su hijo de tres meses en una zanja cerca de la Torre de Londres.

En el caso final, Isabella Heron tuvo una pelea con su amante William Mysone, un pescadero, a quien mató a puñaladas con un cuchillo.

LEE MAS

Las dagas y espadas dominan la lista de armas homicidas, que se utilizan en el 68% de todos los casos, mientras que en el 19% de los casos se utilizan varas gruesas para el personal.

Estimando una población de 80.000 habitantes, la tasa de homicidios en Londres es de alrededor de 20 por cada 100.000 habitantes por año, 15-20 veces más de lo que esperaríamos en una ciudad del Reino Unido del mismo tamaño en la actualidad. En 2017, la tasa de Londres fue de solo 1,2.

Sin embargo, el profesor Eisner argumentó que las comparaciones con la sociedad moderna son problemáticas.

Añadió: “Tenemos armas de fuego, pero también tenemos servicios de emergencia. Es más fácil matar pero más fácil salvar vidas ".

Diga su opinión. Participe en conversaciones emocionantes e inspiradoras. Participe en conversaciones emocionantes e inspiradoras con otros lectores. VER COMENTARIOS


Historia de Londres: el mapa medieval de asesinatos de Londres publicado por la Universidad de Cambridge

¿Falta la comida británica adecuada? Luego, haga su pedido en British Corner Shop & # 8211 Miles de productos británicos de calidad & # 8211, incluido Waitrose, envío a todo el mundo. Haga clic para comprar ahora.

Esto es fascinante. El Centro de Investigación de la Violencia de la Universidad de Cambridge ha tomado los datos de los asesinatos registrados en la era Tudor y los ha trazado en un mapa, que proporciona una mirada macabra y fascinante al crimen en Londres en la Edad Media.

El primer mapa digital de los asesinatos registrados por el forense de la ciudad a principios de 1300 muestra que Cheapside y Cornhill eran "puntos calientes" de homicidio, y los domingos tenían el mayor riesgo de muerte violenta para los londinenses medievales.

Apuñalado por un amante con un cuchillo para destripar pescado. Golpeado hasta la muerte por ensuciar con pieles de anguila. Disparo con una flecha durante una pelea callejera entre estudiantes. Golpeado por un perdedor dolorido después del backgammon a altas horas de la noche.

Estas fueron solo algunas de las formas de morir violentamente en la ciudad de Londres durante el siglo XIV, como se cataloga en los 'Coroners' Rolls ': los registros del funcionario medieval encargado de documentar la muerte repentina y antinatural, ya sea por accidente, suicidio u homicidio. .

Ahora, el criminólogo de la Universidad de Cambridge, el profesor Manuel Eisner, ha trazado todos los casos de asesinato de los registros supervivientes, que abarcan los años 1300 a 1340, en un mapa digital de la ciudad vieja para mostrar por primera vez los `` puntos calientes '' de violencia letal en Londres medieval.

Basándose en el trabajo realizado por la historiadora Barbara Hannawalt hace más de cuarenta años, Eisner también ha elaborado un análisis de los 142 homicidios cometidos dentro de los límites de la ciudad para revelar no solo las ubicaciones, sino también los días, las horas y los métodos favoritos.

The “murder map” of medieval London will be made publicly available on Wednesday on the website of the Violence Research Centre, which will also host a launch event today at the Institute of Criminology.


Murder map of medieval London's meanest streets reveals grisly deaths

An interactive map reveals medieval London‘s meanest streets by detailing the locations and often gruesome methods of more than 140 murders in the city between 1300 and 1340.

The map, based on an analysis of of 14th century scrolls, shows Britain was up to 20 times more violent in medieval times than it is today.

One man was shot with an arrow during a student street brawl, while another was beaten to death for littering with eel skins, the records show.

In the square mile (2.6 square kilometres) of the City of London between 1300 and 1340 there were 142 murders, and researchers discovered that more took place in religious buildings such as churches than in brothels.

Rather than gangs of youths from rival postcodes fighting one another, in the 14th century the records show that medieval guilds often resolved disputes with violence, with many victims dispatched in colourful ways.

Click on the locations dotted across this medieval map for information on the date and method of murders in the City of London between 1300 and 1340

In one feud in 1325, members of the Goldsmith guild walked down Cheapside to beat up members of the Saddlers guild.

A similar row broke out between the Skinners and the Fishmongers guild.

One saddler, John of Vyse, was beheaded with a sword, beaten with a staff and had his leg cut off with an axe.

Death could be a protracted business.

One saddle-maker who had his fingers cut off by a rival died of his wounds – and consequently became a murder victim – a full three weeks later.

Cambridge University criminologist Professor Manuel Eisner plotted all cases of murder from surviving coroners rolls onto a digital map of the city.

An interactive map reveals medieval London’s meanest streets by detailing the locations and often gruesome methods of more than 140 murders in the city between 1300 and 1340

The research is a fascinating look into the days, times and favoured methods – and is available online for people researching their family trees.

Estimates for London populations in the 14th century range from 40,000 to 100,000.

Assuming a city of 80,000, Professor Eisner suggests that medieval London murder rates were about 15-20 times higher than we would expect to see in a contemporary UK town of equivalent size.

UNUSUAL MURDER CASES UNCOVERED BY THE RESEARCHERS

Vicious attack for dropping eel skins outside a shop – August 15, 1326

Roger Styward of Hamptone, was attacked by Simon de Peckham for throwing down eel skins in the Church of St Mary Le Bowe. De Peckham punched Mr Styward in the back of the head, till he fell to the ground and then gave him a kicking.

Valentine’s day killing – February 14, 1325

Alan de Hacford, a priest, became jealous after he found his mistress, Alice de York, sitting with another man.

De Hacford stabbed Mr de Anne to death with a sword known as a misericord, with Alice aiding and abetting, inflicting a mortal wound three inches long ‘reaching to the bowels.’ Alan and Alice fled the scene and were never found.

Professor Eisner said ‘Following notification of a violent death, the Coroner and Sheriffs would summon a jury from the local area to investigate, then record all the findings.

‘The events described in the Coroners’ Rolls show weapons were never far away, male honour had to be protected, and conflicts easily got out of hand. They give us a detailed picture of how homicide was embedded in the rhythms of urban medieval life.

‘By digitally mapping these murder cases, we hope to create an accessible resource for the public to explore these remarkable records,’ he said.

Users can also select two variations of the map, one based on a 1560 Braun and Hogenberg map, and another on 1270 Historic Towns Trust map (pictured)

The two main murder ‘hot spots’ that emerge is the stretch of Cheapside from St Mary le Bow church to St Paul’s Cathedral and the second is the triangle of streets around Gracechurch, Lombard and Cornhill streets, around Leadenhall market.

The research found 68 murders took place in London’s busy streets and markets, with 21 per cent occurring in private residences.

Religious buildings (six murders) appear to have been more dangerous than brothels (two murders).

Killing were more common on the weekend – as is also the case now – with a third of murders (31 per cent) taking place on a Sunday.

Pictured is a record entry detailing the murder of a man with a quarter staff on Bread Street. Thick ‘quarter staff’ poles designed for close combat were used in 19 per cent of cases plotted on the map

‘Sunday was the day when people had time to engage in social activities, such as drinking and gaming, which would often trigger frictions that led to assault,’ Professor Eisner said.

Around 77 per cent of murders were committed between early evenings, ‘around the hour of vespers, and the first hours after curfew’.

Daggers and swords dominate the list of murder weapons, used in 68 per cent of all cases. Thick ‘quarter staff’ poles designed for close combat were used in 19 per cent of cases.

Around 92 per cent of killers were men. In only four cases, a woman was the only suspect.

One 1323 entry shows that a man was killed in public using a small knife after winning a game of backgammon. Researchers found that social activities, such as drinking and gaming, would often trigger frictions that led to assault

About a third of the cases had more than one suspect, with a number of murders involving brothers or servants helping masters.

Professor Eisner said comparisons with modern society are problematic.

‘We have firearms, but we also have emergency services. It’s easier to kill but easier to save lives,’ he added.

‘Over 18 per cent of victims survived at least a week after the initial trauma, probably dying eventually from infections or blood loss.

‘The trend in London is in line with the long-term decline of homicide found across cities in Western Europe, a decline that led to the pacified spaces that were essential for the rise of urban life and civility in Europe.’


Medieval murder map reveals deadliest city spots -- and how crimes unfolded

There were many ways a person could meet a violent death in medieval London, from violent mob punishment (fo.

There were many ways a person could meet a violent death in medieval London, from violent mob punishment (for littering eel skins) to getting wounded in a fracas (by a servant shooting arrows into a crowd).

That's according to University of Cambridge criminologist Manuel Eisner, who has plotted 142 cases of murder in the British capital onto an interactive, online death map of 14th-century London.

Crime, law enforcement and corrections

History and historical discoveries

Humanities and social sciences

The academic used coroner rolls from 1300 to 1340 -- with records of accidents, suicides and homicides -- to help identify the deadliest spots in the old city of London, according to the Violence Research Centre at the University of Cambridge.

"It was a society where conflicts could erupt, where male honor and a sense of having to be able to defend yourself played an important role, where many young men would have a weapon with them -- a sword, a knife or fighting stick" Eisner told CNN.

"It was not a society," he said, "where a lot of robberies were going on."

The bloodiest areas of the capital included a stretch of Cheapside, between St. Paul's Cathedral and St. Mary-le-Bow church. Another hotspot was around Leadenhall market, further to the east of the old city.

Other perilous incidents Eisner discovered include a fur dealer who tried to kill a street musician for performing at dusk. The dealer was instead mortally stabbed by the musician.

Eisner, whose research featured prominently in Steven Pinker's book, "The Better Angels of Our Nature," said his favorite murder happened near Cheapside, where an adolescent killed a man with a pollaxe after the victim told him off for spilling urine on another young man.

"I like it because you get an idea of the smells and sounds of central London," he said. "You get a sense of the kinds of daily conflict."

Eisner found the majority -- 68% -- of killings happened on London's streets and at its markets. And, like today, the medieval homicide rate increased over weekends, with almost a third of murders happening on Sundays.

The murder rate in medieval London, which had a population of between 40,000 and 100,000, was as much as to 20 times higher as that of a contemporary British town of that size, the academic suggested.

But he warned against comparing it too much to modern Britain. The world now has firearms and emergency services, making it easier to kill today but also a lot "easier to save lives," he said in a statement.

"Over 18% of victims survived at least a week after the initial trauma, probably dying eventually from infections or blood loss," said Eisner of victims in the 14th century.


Medieval London map reveals grisly 14th Century deaths including beheadings and one man who was beaten to death over eel skins

THIS gruesome map reveals the grisly in 14th Century Lawless London - with medieval murderers using swords and axes to decapitate their victims in broad daylight.

The breakdown of the capital's meanest streets in the 1300s reveals it was TWENTY times more violent back then than it is today.

Unbelievably, one man was murdered for LITTERING.

Roger Styward of Hamptone was carrying eels in a bucket for sale.

He threw down the skins of the eels outside a shop, much to the disliking of two shop owners nearby.

The shop's apprentice ran into the street and struck him in the face with his palm, and then another went on to punch him in the head.

Another man was shanked in the street by his bitter opponent after winning a late-night backgammon match.

A staggering 142 murders took place in the square mile that makes up the City of London between 1300 and 1340.

But instead of rival postcode gangs, the killing spree was driven by bloodthirsty merchant guilds.

One 1325 feud led to members of the Goldsmith guild marching down Cheapside to attack the Saddlers.

The attack claimed the life of a saddlemaker whose fingers were chopped off - a full three days before the infected wounds claimed his life.

One of his guildmates, John of Vyse, was beaten with a wooden staff, before his leg was chopped off with an axe as another man finally beheaded him.

Cambridge University crime Professor Manuel Eisner superimposed all cases of murder from surviving coroners scrolls onto a digital map of the city.

Medieval London's grisliest killings

Murder over eels - 1325

Roger Styward of Hamptone was carrying eels in a bucket for sale. When he threw down the eel skins opposite the shops of Simon de Peckham and John de Keslyngbury, their apprentice shouted at Roger for the mess. A fight broke out, Richard, the apprentice left the shop and struck Roger with the palm of his hand, but Simon followed Roger and punched him in the head. He then kicked him to death. Richard had tried to get up but he fell down and immediately died.

Death by backgammon - 1323

Stephen of Lynn and Arcus of Rikelinge were playing a heated game of backgammon in a tavern. Stephen won the match, which angered Arcus who drew his blade and stabbed him in the stomach. The wounds were as deep as 4 inches.

Spot of bother in a shop - 1321

A group of rowdy men were passing the shop owned by William de Grimsby. Displeased by the noise, he picked up a staff and smashed one of the men around the head. William fled with two small pigs, a broken chest and table and linen bed sheets.

Hell hath no fury like a woman scorned - 1336

William Mysone, fishmonger was bickering with his mistress, Isabella Heyron, when she struck him in the chest with a 'trenchour knife'. It took him four days to die. Isabella fled to a secret hideout, her possessions were discovered at another women's house - Mabel la Shereman. All she had was brass pots, woolen cloth and a small chest of drawers.

He said: "Following notification of a violent death, the Coroner and Sheriffs would summon a jury from the local area to investigate, then record all the findings.

"The events described in the Coroners' Rolls show weapons were never far away, male honour had to be protected, and conflicts easily got out of hand.

"They give us a detailed picture of how homicide was embedded in the rhythms of urban medieval life.

"By digitally mapping these murder cases, we hope to create an accessible resource for the public to explore these remarkable records."

Lawless London - the shocking rise in violent crime

LAWLESS London has seen a terrifying rise in violent crime with sixty moped gang attacks a day and a higher murder rate than New York.

Shocking statistics show how the police have lost control of large parts of the capital, with ultra-violent youths running riot.

The easy availability of knives and acid, and the speed and manoeuvrability of scooters, has combined to see London gang warfare reach terrifying new levels.

The most recent official figures recorded 19,385 moped crimes in just nine months - a rate of around sixty a day.

This is a 1,000 per cent rise in just three years.

As well as moped gang attacks, the capital has also seen a sharp rise in the number of stabbings and shootings.

The new Met Police statistics showed a five per cent rise in violent crime in the past year.

Statistics showed 35 youth homicides in the last 12 months, which was up 25 per cent, a surge in the rate of muggings of 30 per cent, and an 18 per cent rise in knife crime offences.

Since the turn of the year more than 60 people have been murdered on the streets of London - which has seen the capital overtake New York.

Last week London's bloodshed reached a new horrifying milestone after five killings saw the murder toll top last year's.

Shocking figures reveal the number of homicides in London has reached 123 - five more than in 2017 - as shootings and stabbings soar in the capital.


Ver el vídeo: 7 Mysterious Deep Sea Creatures Spotted On Google Earth (Diciembre 2021).