Podcasts de historia

Sacando a la luz un rostro de la Edad de Bronce: rostro del guerrero Grifo griego

Sacando a la luz un rostro de la Edad de Bronce: rostro del guerrero Grifo griego

Los investigadores creen que un esqueleto de la Edad de Bronce encontrado cerca del palacio micénico de Néstor fue una vez un hombre apuesto con el pelo largo y negro. La reconstrucción de su apariencia se basó en un análisis de su cráneo y un artefacto recuperado en su rica tumba. Este es solo el último de los descubrimientos relacionados con el entierro del llamado Griffin Warrior.

La reconstrucción facial fue uno de los temas presentados el 6 de octubre de 2016 en The American School of Classical Studies en Atenas, Grecia. Themanews.com informa que la imagen del rostro del guerrero Griffin fue creada por Lynne Schepartz y Tobias Houlton de la Universidad de Witwatersrand, Sudáfrica.

Schepartz y Houlton basaron su reconstrucción en el cráneo del hombre y un sello que se encontró junto a sus restos. Sharon R. Stocker, una de los arqueólogos de la Universidad de Cincinnati que desenterró la tumba en 2015, dijo que el sello sirvió de inspiración para el largo cabello negro que se muestra en la representación y que "parece que era un hombre guapo". Ese sello es uno de los artefactos que Stocker y el resto del equipo harán público el próximo año.

Algunas de las joyas recuperadas de la tumba. ( Tumba del guerrero grifo )

La tumba del guerrero de 30 a 35 años fue descubierta por Sharon Stocker y Jack Davis, otro arqueólogo de la Universidad de Cincinnati, durante sus excavaciones de 2015 en el Palacio de Néstor en la península del Peloponeso en Grecia. El hombre fue enterrado en una tumba de pozo que medía 5 pies (1,5 metros) de profundidad, 4 pies (1,2 metros) de ancho y 8 pies (2,4 metros) de largo.

  • Revelados los secretos de los cuatro anillos de oro de la tumba del guerrero Griffin
  • La reconstrucción facial de una mujer de la edad de bronce a partir de un cráneo de 3.700 años devuelve su historia a la vida

Según Themanews.com, la tumba del Griffin Warrior estaba intacta excepto por la piedra de una tonelada que había aplastado el ataúd de madera que contenía los restos del hombre. Cuando April Holloway escribió sobre el descubrimiento de Ancient Origins, dijo que la tumba no saqueada es anterior al palacio de Nestor y contenía muchos artefactos intrigantes.

Mirando dentro de la tumba de Griffin Warrior, completa con la piedra caída. ( Tumba del guerrero grifo )

Aparte de sus armas, una espada de bronce con un mango de oro y marfil y una daga con empuñadura de oro, Holloway escribió que los arqueólogos encontraron “anillos de oro, un collar de perlas ornamentado, 50 piedras de sello minoicas talladas con imágenes de diosas, jarrones de plata, copas de oro, un espejo de bronce, peines de marfil, una placa de marfil tallada con un grifo [de donde la tumba recibió su nombre] y joyas de oro de estilo minoico decoradas con figuras de deidades, animales y motivos florales ".

Artefactos dentro de la tumba. ( Tumba del guerrero grifo )

Los cuatro anillos de oro que se encontraron en la tumba también fueron noticia recientemente por su magnífica artesanía y los cuentos que acompañan a sus diseños.

Los anillos fueron elaborados con múltiples láminas de oro por una persona experta que logró crear una iconografía minoica muy detallada en los pequeños artefactos. Al principio, se creía que los anillos y algunos de los otros artefactos que mostraban temas minoicos eran un botín de una incursión en Creta, sin embargo, estudios posteriores sugieren que pueden ser ejemplos de transferencia cultural micénica-minoica.

  • Señor de Sipán: se revela el rostro real por primera vez de un sacerdote mochicano de 2.000 años
  • El rostro de una hermosa mujer egipcia que cobra vida a partir de una momia de 2.000 años

Como Jack Davis, le dijo a EurekAlert !:

“La gente ha sugerido que los hallazgos en la tumba son un tesoro, como el tesoro de Barbanegra, que acaba de ser enterrado junto con los muertos como un contrabando impresionante. Creemos que ya en este período la gente del continente ya entendía gran parte de la iconografía religiosa en estos anillos, y ya estaban comprando conceptos religiosos en la isla de Creta. Esto no es solo un botín [...] puede ser un botín, pero están seleccionando específicamente un botín que transmite mensajes que son comprensibles para ellos ".

Los investigadores también dijeron que "no es una coincidencia que el Guerrero Grifo fue encontrado enterrado con una cabeza de toro de bronce coronada por cuernos prominentes, que probablemente eran un símbolo de su poder y autoridad".

Uno de los cuatro anillos de oro encontrados en la tumba del Guerrero Grifo representa a un toro saltando. (Jennifer Stephens / Universidad de Cincinnati )

Finalmente, Davis le dijo al New York Times que no están seguros si el guerrero fue enterrado por minoicos o micénicos que habían adoptado elementos de la cultura minoica. Dijo: “Quienquiera que sean, son las personas que introducen las costumbres minoicas en el continente y forjan la cultura micénica. Probablemente se vistieron como minoicos y construyeron sus casas de acuerdo con los estilos utilizados en Creta, utilizando técnicas de construcción minoicas ".


El rostro del famoso "guerrero grifo" micénico se reconstruye a partir de la representación de su sello

Crédito: Lynne Schepartz y Tobias Houlton, Universidad de Witwatersrand.

Publicado por: Dattatreya Mandal 11 de octubre de 2016

Anunciada por el Ministerio de Cultura griego como "la tumba más importante que se ha descubierto en 65 años en la Grecia continental", la tumba micénica del 'Guerrero Grifo' de 3500 años encontrada en Pylos (en octubre de 2015) estaba llena de más de 1.400 objetos preciosos. Y ahora, investigadores de la Universidad de Witwatersrand de Johannesburgo han reconstruido el rostro del guerrero presuntamente renombrado con la ayuda de una representación en un antiguo sello descubierto dentro de la tumba.

El guerrero griego micénico en cuestión aquí pertenece a un hombre de entre 30 y 35 años. Este apodo de Griffin Warrior proviene del hecho de que los arqueólogos también habían encontrado dos artefactos en la tumba que representaban al legendario grifo, que era un símbolo de autoridad tanto en la parte continental de Pylos como en la Creta minoica. El ámbito del poder se complementó obviamente con la opulencia, como se desprende del descubrimiento posterior de cuatro anillos de oro macizo que han ayudado a los investigadores a arrojar luz analítica sobre el ritual funerario micénico temprano, la asociación de género con ajuares funerarios e incluso la estructura del entierro para personas eminentes.

Crédito: Ministerio de Cultura Griego

Y dado que hemos mencionado la `` naturaleza '' guerrera del ocupante de la tumba, el macho iba acompañado de algunos regios ejemplares de artesanía de guerra, como una exquisita espada hecha de bronce con una empuñadura grabada en marfil envuelta en oro, colocada cerca de la cabeza. A esto le sigue una daga con empuñadura de oro, mientras que las piernas colocan más armas. La naturaleza de estos artefactos no solo es rica en valor, sino también en artesanía, como se desprende del grabado de un intrincado grifo en una placa hecha de marfil tallado (que se mantiene entre las piernas del hombre). Esto fue acompañado nuevamente por un espejo de bronce con mango de marfil y peines de marfil.

En cuanto a la ráfaga de objetos preciosos, la tumba de 5 pies de profundidad, 4 pies de ancho y 8 pies de largo contaba con varios recipientes hechos de metales como oro macizo, plata y bronce. Estos fueron acompañados de colgantes de oro, collares y los anillos antes mencionados, junto con cuentas de cornalina, amatista, jaspe y ágata. Pero, curiosamente, los arqueólogos no habían encontrado ninguna evidencia de vasijas de cerámica convencionales, casi como si el uso de cerámica regular en la decoración de la tumba estuviera por debajo del estatus de Griffin Warrior.

Crédito: Ministerio de Cultura Griego

Ahora en relación con el alcance del descubrimiento, el fascinante proyecto de excavación fue realizado por arqueólogos de la Universidad de Cincinnati. Los investigadores ubicaron originalmente la tumba cerca del Palacio de Néstor, siendo el sitio conocido por su relación con leyendas homéricas y aparentes ofrendas de sacrificio en su playa. En la mitología griega, el legendario Néstor de Gerenia era el rey de Pylos, un argonauta y también un miembro de alto rango de la fuerza griega aquea que invadió Troya. Sin embargo, en este caso, los arqueólogos habían confirmado que la tumba llena de tesoros en cuestión no es de Néstor.

De hecho, en términos cronológicos, la tumba del Guerrero Grifo es anterior a la (probable) vida de Néstor en casi 300 años. Con ese fin, la cronología de esta tumba coincide más con un período en el que la Grecia continental tenía contactos y relaciones comerciales más estrechos con la isla de Creta y su creciente población. Increíblemente, muchos de los lujosos artefactos y artículos de joyería fueron hechos en realidad en la Creta minoica y, por lo tanto, exhiben un estilo de arte minoico distintivo que era relativamente desconocido en la Grecia continental alrededor del siglo XV a.C. Estos objetos se complementan aún más con alrededor de cincuenta piedras de sello que representan diosas minoicas y el famoso motivo de toros (que dio lugar a la leyenda de la Minotauro).

Crédito: Ministerio de Cultura Griego

Estos hallazgos y sus orígenes han llevado al arqueólogo a creer que Griffin Warrior debe haber sido un luchador o comerciante influyente, que probablemente incluso ayudó a los griegos continentales "primitivos" a sentar las bases de la cultura micénica. en 2015, Jack Davis, líder del equipo de excavación, dijo:

Quienquiera que fuera, parece haber sido célebre por su comercio o lucha en la cercana isla de Creta y por su apreciación de las zonas más sofisticadas y delicadas de la civilización minoica, que se encuentran en Creta, con las que fue enterrado.


The Griffin Warrior - Edad de Bronce Grecia (1 espectador)


Una transcripción de una entrevista con el profesor Jack Davis (uno de los co-buscadores de Pylos Combat Agate que se muestra arriba) está disponible en www.npr.org e indica por qué una piedra del tamaño de un pulgar es importante para la historia del arte griego antiguo. La transcripción no se puede reproducir aquí porque está protegida por derechos de autor.

http://www.griffinwarrior.org/griffinwarrior-burial.html
Siglos antes de la destrucción de los palacios micénicos, un guerrero murió y fue enterrado solo cerca del sitio del posterior "Palacio de Néstor en Pylos". Su entierro fue acompañado por una de las más magníficas muestras de riqueza descubiertas en Grecia en las últimas décadas. El carácter de los objetos que lo siguieron hasta el más allá demuestra que esta parte de Grecia, como Micenas, estaba siendo moldeada de manera indeleble por el estrecho contacto con Creta. Este fue el momento del nacimiento mismo de la civilización europea.

La tumba del guerrero fue descubierta y excavada en el verano de 2015 por un equipo patrocinado por el Universidad de Cincinnati: estudiantes, profesores y arqueólogos profesionales de una docena de universidades diferentes, en representación de tantas nacionalidades diferentes. Los codirectores del proyecto, Sharon R. Stocker y Jack L. Davis, de la Universidad de Cincinnati, señalan: “El equipo no descubrió la tumba del legendario rey Néstor, que encabezaba un contingente de las fuerzas griegas en Troya. Tampoco encontró la tumba de su padre, Neleus. Encontraron algo quizás de mayor importancia: la tumba de uno de los hombres poderosos que sentó las bases de la civilización micénica, la más antigua de Europa ”.

Con vistas a la bahía de Navarino, muy por encima del mar en la cresta de Englianos, se encuentra el "Palacio de Néstor en Pylos", el más completamente conservado de todos los palacios de la Edad del Bronce en el continente griego.

En el verano de 2015, un equipo de arqueología de la Universidad de Cincinnati descubrió una tumba de pozo de la Edad de Bronce de un guerrero micénico temprano (probablemente el líder más importante de su época en el sur de Pelopponese). El descubrimiento fue realizado por Sharon Stocker y Jack Davis de la Universidad de Cincinnati. Estaban siguiendo una excavación en un sitio que fue excavado inicialmente en la década de 1930 con la última actividad en 1969, pero este pozo de entierro se pasó por alto en ese momento, ya que se encontró en un campo en terrenos privados cerca de un olivar. El hallazgo resultó ser un tesoro de artefactos, incluidos 4 anillos de sello, jarras de bronce y oro, copas de plata, una armadura de bronce, un casco de dientes de jabalí y una espada cubierta de oro.

Y estaban los adornos enterrados con el noble: 1000 cuentas talladas en piedras preciosas, también peines de marfil, un collar de oro y más de 50 piedras de sello minoicas (de Creta). (Nota: una piedra de sello era un pequeño objeto tallado que se usaba para imprimir arcilla u otra sustancia blanda con la marca del propietario, para crear un sello).

Una de las piedras foca tiene un atractivo enorme y fue revelada como un hallazgo en 2017, después de su restauración. La imagen de este artefacto se muestra arriba.

El ágata de combate Pylos es una piedra de sello minoica con incrustaciones de piedra caliza, que se encontró colocada en el hombro derecho de un esqueleto, probablemente el de un noble micénico, enterrado a principios de la Edad del Bronce, justo al comienzo de las dinastías micénicas. Es un ejemplo de arte glíptico de la Edad del Bronce del Egeo, los detalles tan finos que requirió fotomicroscopía para ser visto y apreciado. Mide 3,6 cm de ancho y estuvo cubierto por 3500 años de acumulación y mugre desde el momento de su entierro. Está tallado en una pieza de ágata verde oliva y tenía la apariencia de una cuenta, antes de ser cuidadosamente limpiado y restaurado. Se supone que la decoración se usó en una pulsera (en una ubicación similar en la muñeca donde usaríamos un reloj de pulsera, hoy. En el ágata, se representa al guerrero victorioso con una pulsera de este tipo en la muñeca izquierda).

La representación artística del rostro, el cuerpo y la musculatura humanos realizada con tan fino detalle eclipsa todo lo que se haya encontrado hasta unos 1.000 años después, es decir, en la época clásica del arte griego, alrededor del 500 a. C. El conocimiento de la anatomía humana para la edad de la pieza asombró a arqueólogos e investigadores. “Algunos de los detalles sobre esto son sólo de medio milímetro”, dice el profesor Davis. "Son incomprensiblemente pequeños". Suponen que la gema fue tallada con el uso de una lupa (o de lo contrario no pueden explicarlo). La mayor parte del detalle reproducido en este dibujo lineal de la piedra preciosa de ágata es invisible a simple vista.

La gema de ágata muestra a un guerrero de pelo largo, casi desnudo, hundiendo su espada en el cuello de su enemigo fuertemente protegido que empuña una lanza. El cuerpo de un segundo oponente yace arrugado a sus pies.

Es un momento de combate enérgico, tenso pero victorioso.

"Creo que él (el guerrero Griffin) ciertamente se habría identificado con el héroe representado en el sello", dice Stoker.

La gema fue diseñada para usarse en la muñeca, como un reloj, dicen los investigadores. De hecho, el héroe de la gema lleva uno igual.

… “Este sello debería incluirse en todos los próximos textos de historia del arte y cambiará la forma en que se ve el arte prehistórico”, dice Stoker.

"Parece que los minoicos estaban produciendo un arte del tipo que nadie imaginó que fueran capaces de producir", explicó Davis. “Demuestra que su habilidad e interés en el arte representativo, particularmente el movimiento y la anatomía humana, está más allá de lo que se imaginaba. Combinado con las características estilizadas, eso en sí mismo es simplemente extraordinario ".

La revelación, dicen él y Stocker, provoca una reconsideración de la evolución y el desarrollo del arte griego.

“Este sello debería incluirse en todos los textos de historia del arte que se publicarán próximamente y cambiará la forma en que se ve el arte prehistórico”, dijo Stocker.


La excavación del equipo de la Universidad de Cincinnati en el olivar en un terreno privado, con el sitio de la tumba en el extremo derecho, donde se encontró el ágata Pylos Combat.


Anillo de sello de oro encontrado en el lugar del entierro


Un equipo especializado reconstruyó el rostro del Griffin Warrior colocando capas de tejido facial sobre su cráneo.


El intrincado detalle trabajó en un tamaño microscópico.


La atención del artista del sello a los detalles y el uso de caras estilizadas hacen de Pylos Combat Agate una de las mejores obras de arte griego prehistórico jamás descubiertas. Cortesía del Departamento de Clásicos, Universidad de Cincinnati


Muchos de los detalles del sello, como la intrincada ornamentación de las armas, se aclaran solo cuando se ven mediante una fotomicroscopía. Cortesía del Departamento de Clásicos, Universidad de Cincinnati


El ágata tal como se encontró originalmente con la acumulación de piedra caliza que cubre sus finos detalles.


Uno de los peines de marfil que se encontró en el tesoro de la tumba.


Sitio del Palacio de Nestor, en Pylos, cerca del olivar donde se encontró el ágata Pylos Combat.

Orígenes antiguos https://www.ancient-origins.net/pylos ya incluye un artículo que postula la correlación entre el diseño gráfico del Ágata Pylos Combate y las estrellas del cielo nocturno. Aunque podría haber algo en esta teoría, el tema probablemente requerirá una gran cantidad de investigación y análisis para convencerme. Los antiguos griegos y sus antepasados ​​de la civilización minoica-micénica eran un grupo sediento de sangre.


Pylos se menciona con frecuencia en la historia y la mitología, y es un nombre antiguo famoso. Pylos tiene una presencia histórica continua desde tiempos prehistóricos. Pylos era el centro micénico dominante en Mesenia.

Es interesante que la ubicación también tenga una conexión homérica.

La posición de Pylos moderno no es donde estaba el antiguo Pylos.

• los Pilos micénicos (Edad del Bronce

-1300 / -1200 a.C.) llamado también Sandy Pylos o Pylos de Homer se supone que es la capital del Reino de Nestor (de Homer's Odyssey), se encuentra en Epano Englianos (cerca de Hora). En 1939, los arqueólogos descubrieron y excavaron allí un palacio micénico conocido como el Palacio a Nestor, parece que el sitio en sí se llamaba Pylos.
• los pilos clásicos y helenísticos (

-700 / +600) probablemente estaba situado en el promontorio rocoso ahora conocido como Koryphasion en el borde norte de la bahía de Navarino, cerca de la bahía de Voidokilia.


Acerca del "Griffin Warrior"

En la primavera de 2015, un equipo arqueológico dirigido por Shari Stocker, investigadora asociada principal del Departamento de Clásicos de la UC, y Jack Davis, profesor de Arqueología Griega Carl W. Blegen de la universidad y jefe de departamento, hizo un descubrimiento poco común en la región de Pylos. de Grecia de una tumba intacta de un guerrero de la Edad del Bronce que data de aproximadamente 1450 a. C.

La tumba del “Guerrero Grifo” fue nombrada el “[hallazgo] más importante que se haya descubierto [en la Grecia continental] en 65 años” por el Ministerio de Cultura griego. La tumba de 3.500 años tenía más de 3.000 objetos sobre o alrededor del cuerpo del guerrero, incluidos tesoros y armas.

Para obtener más información sobre el "Griffin Warrior", visite www.griffinwarrior.org


Así era el antiguo griego "Griffin Warrior"

La ciencia ya ha ayudado a revelar los rostros de una mujer egipcia antigua y una mujer de las tierras altas de la Edad de Bronce. Ahora, los investigadores han reconstruido el rostro de un rudo griego muy respetado de 3.500 años, llamado el "Guerrero Grifo".

Su lugar de enterramiento fue descubierto cerca del Palacio de Nestor, un palacio griego micénico ubicado entre la ciudad de Pylos y la antigua polis de Khôra. La tumba de 1500 a. C. contenía su esqueleto completo con un cráneo muy dañado, junto con un tesoro de joyería fina, espadas y copas de bronce. Estimaron que el hombre tenía entre 30 y 35 años cuando murió.

Un equipo de antropólogos y expertos en ciencias anatómicas de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo reconstruyó la apariencia de este guerrero aparentemente importante, informa Seeker. Utilizaron una técnica que intenta identificar la forma y el posicionamiento de las características faciales a través de las características del cráneo. Luego se colocan marcadores de profundidad y se aplican capas de tejidos faciales.

Todo esto estaba respaldado por un conjunto de datos de rasgos faciales de 50 hombres griegos modernos, de entre 25 y 35 años, y obras de arte micénicas de guerreros.

Cuando los arqueólogos de la Universidad de Cincinnati la descubrieron por primera vez, la tumba de este guerrero fue anunciada como una de las percepciones más espectaculares de la antigua Grecia continental descubierta en años.

El Ministerio de Cultura griego lo describió como "la exhibición más impresionante de riqueza funeraria prehistórica en la Grecia continental que ha salido a la luz en los últimos 65 años", en un comunicado.

Entre el botín había anillos de oro macizo, espadas intrincadas, peines de marfil, espejos y cientos de cuentas de piedras semipreciosas. Durante mucho tiempo se asumió que muchos de estos artículos solo estaban enterrados con mujeres ricas, aunque los investigadores creen que muchos de estos artículos "femeninos" podrían ser regalos para las diosas.

De hecho, todos los elementos de la tumba estaban hechos de metales, piedras semipreciosas o materiales raros, una señal segura de que el "Guerrero Grifo" era un hombre de gran poder y riqueza. Finalmente, podemos ponerle cara a ese nombre.


Arqueólogos encuentran piedra de sello minoica única en Grecia

El ágata de combate de Pylos. Crédito de la imagen: Universidad de Cincinnati.

En 2015, los arqueólogos de la Universidad de Cincinnati (UC), el profesor Jack Davis y la Dra. Shari Stocker, junto con otros especialistas y estudiantes del personal de la UC, hicieron un rico y raro descubrimiento de una tumba intacta de un guerrero de la Edad de Bronce cerca de la ciudad de Pylos, una antigua ciudad en la costa suroeste de Grecia.

En el interior descubrieron los restos bien conservados de lo que se cree que fue un poderoso guerrero o sacerdote micénico de entre 30 y 30 años que fue enterrado alrededor del 1500 a. C. cerca de la excavación arqueológica del Palacio de Néstor.

Inmortalizado en Homer's Odisea, el gran centro administrativo fue destruido por un incendio alrededor de 1180 a. C., pero sigue siendo el palacio de la Edad del Bronce mejor conservado en el continente griego. El arqueólogo de la UC Carl Blegen descubrió por primera vez las ruinas micénicas en 1939, donde desenterró una serie de tablillas de arcilla escritas en escritura lineal B, la forma escrita más antigua conocida del griego.

La tumba del guerrero, aclamada por el Ministerio de Cultura griego como 'la más importante que se haya descubierto [en la Grecia continental] en 65 años', reveló un esqueleto notablemente intacto, que el equipo apodó el Griffin Warrior por el descubrimiento de una placa de marfil adornada con un grifo & # 8212 una bestia mítica con el cuerpo de un león y la cabeza y alas de un águila & # 8212 enterrada con él.

La tumba también reveló más de 3.000 objetos dispuestos sobre y alrededor del cuerpo del guerrero, incluidos cuatro anillos de oro macizo, copas de plata, cuentas de piedras preciosas, peines de marfil de dientes finos y una espada de construcción intrincada, entre otras armas.

Debido al pequeño tamaño del sello y las vetas en la piedra, muchos de los detalles en miniatura solo son claramente visibles mediante fotomicroscopía. Crédito de la imagen: Universidad de Cincinnati.

La piedra de sello recién descubierta es una de las mejores obras de arte griego prehistórico jamás descubiertas, según el equipo.

Apodado el "Ágata de combate de Pylos", el sello promete no solo reescribir la historia del arte griego antiguo, sino también ayudar a arrojar luz sobre el mito y la leyenda en una era de la civilización occidental todavía llena de misterio.

“Mirar la imagen por primera vez fue una experiencia muy conmovedora, y todavía lo es. Ha hecho llorar a algunas personas ”, dijo el Dr. Stocker.

“Lo fascinante es que la representación del cuerpo humano tiene un nivel de detalle y musculatura que no se vuelve a encontrar hasta el período clásico del arte griego 1.000 años después. Es un hallazgo espectacular ”, agregó el profesor Davis.

"Aún más extraordinario es que la escena de combate meticulosamente tallada fue minuciosamente grabada en una pieza de piedra dura que mide solo 1,4 pulgadas (3,6 cm) de largo".

"De hecho, muchos de los detalles del sello, como la intrincada ornamentación de armas y la decoración de joyas, se vuelven claros solo cuando se ven con una potente lente de cámara y una fotomicroscopía".

“Algunos de los detalles sobre esto son solo de medio milímetro de ancho. Son incomprensiblemente pequeños ".

La obra maestra en miniatura retrata a un guerrero victorioso que, después de haber vencido a un oponente desafortunado tendido a sus pies, ahora dirige su atención a otro enemigo mucho más formidable, hundiendo su espada en el cuello expuesto del hombre protegido en lo que seguramente será un final y fatal. soplo.

Es una escena que evoca las batallas épicas y arrolladoras, los héroes más grandes que la vida y las grandes aventuras de Homer. La Ilíada, el poema épico griego que inmortalizó una guerra mitológica de una década entre los reinos troyano y micénico.

"Si bien no podemos decir que la imagen tenía la intención de reflejar una epopeya homérica, la escena sin duda refleja una leyenda que era bien conocida por los minoicos y micénicos", dijo el Dr. Stocker.

“Habría sido una posesión valiosa y preciada, que sin duda es representativa del papel del Guerrero Grifo en la sociedad micénica. Creo que sin duda se habría identificado con el héroe representado en el sello ".

Un equipo especializado reconstruyó el rostro del Griffin Warrior colocando capas de tejido facial sobre su cráneo. Crédito de la imagen: Universidad de Cincinnati.

Aunque el sello y otros artefactos encontrados dentro de la tumba sugieren que el Guerrero Grifo tenía una posición estimada en la sociedad micénica, el hecho de que muchos de los artefactos sean de fabricación minoica plantea preguntas intrigantes sobre su cultura.

El consenso académico ha teorizado durante mucho tiempo que los micénicos continentales simplemente importaron o robaron esas riquezas de la acaudalada civilización minoica en la gran isla de Creta, al sureste de Pylos.

Aunque los minoicos dominaban culturalmente a los griegos continentales, la civilización cayó en manos de los micénicos alrededor de 1500-1400 a.C. & # 8212 aproximadamente el mismo período de tiempo en el que murió el guerrero Griffin.

"El descubrimiento de cuatro anillos de sello de oro con una iconografía minoica muy detallada, junto con otras riquezas hechas por minoicos que se encuentran dentro de la tumba, indica que tuvo lugar un intercambio cultural mucho mayor y complejo entre los micénicos y minoicos", dijeron los investigadores.

"Pero la habilidad y la sofisticación de Pylos Combat Agate no tiene paralelo con nada descubierto antes en el mundo minoico-micénico".

Y eso plantea una pregunta más importante: ¿Cómo cambia esto nuestra comprensión del arte griego en la Edad del Bronce?

"Parece que los minoicos estaban produciendo un arte del tipo que nadie imaginó que fueran capaces de producir", dijo el profesor Davis.

“Demuestra que su habilidad e interés en el arte representativo, particularmente el movimiento y la anatomía humana, está más allá de lo que se imaginaba. Combinado con las características estilizadas, eso en sí mismo es simplemente extraordinario ".

Los arqueólogos presentarán los hallazgos del Pylos Combat Agate en un artículo que se publicará a finales de este mes en la revista. Hesperia.

Sharon R. Stocker y Jack L. Davis. 2017. El ágata de combate de la tumba del guerrero grifo en Pylos. Hesperia 86 (4)


Encontrado: una piedra tallada rara que podría reescribir la historia del arte

Grecia

En la primavera de 2016, un equipo de arqueólogos de la Universidad de Cincinnati estaba excavando en un sitio micénico en la región de Pylos en Grecia cuando hicieron un descubrimiento sorprendente: la tumba intacta de un guerrero de la Edad del Bronce que data de alrededor del 1500 a. C. El Ministerio de Cultura y Deportes de Grecia declaró el hallazgo como & # 8220 más importante que se haya descubierto en 65 años & # 8221.

Ahora, casi dos años después, la tumba ha revelado su secreto más valioso, una piedra de sello intrincadamente tallada que los investigadores llaman & # 8220 una de las mejores obras de arte griego prehistórico jamás descubiertas & # 8221. pero una vez que se quitó una gruesa costra de piedra caliza, reveló una escena detallada de un guerrero victorioso, un oponente derrotado bajo sus pies y otro cayendo con la punta de su espada. Y todo esto fue tallado con meticuloso detalle en una pieza de piedra de poco más de 1.4 pulgadas de largo.

Una representación de la talla de piedra # 8217 muestra niveles meticulosos de detalle. Dibujo de T. Ross cortesía del Departamento de Clásicos de la Universidad de Cincinnati.

Los jefes de equipo de excavación, el equipo casado Shari Stocker y Jack Davis de la Universidad de Cincinnati, se sorprendieron por los grabados detallados, incluida la intrincada ornamentación de armas y la decoración de joyas. Tal trabajo nunca antes se había visto en el arte de la Edad del Bronce del Egeo. & # 8220 Lo fascinante es que la representación del cuerpo humano está en un nivel de detalle y musculatura que uno no & # 8217t vuelve a encontrar hasta el período clásico del arte griego 1.000 años después & # 8221 Davis explicó en un comunicado. & # 8220Es & # 8217 un hallazgo espectacular. & # 8221

Se quitó la piedra de sello antes de la piedra caliza que la incrustaba. Sharon R. Stocker y Jack L. Davis, 2017. & # 8220 The Combat Agate from the Grave of the Griffin Warrior at Pylos, & # 8221 Hesperia 86:583-605.

De hecho, muchos de los detalles de & # 8220Pylos Combat Agate, & # 8221, como se le ha denominado por el tipo de roca en la que está tallada, se vuelven claros solo cuando se ven con fotomicroscopía, lo que ha dejado a los investigadores preguntándose sobre la técnica que hay detrás. . & # 8220Algunos de los detalles sobre esto son sólo de medio milímetro de grande & # 8221, dijo Davis. & # 8220Ellos & # 8217 son incomprensiblemente pequeños. & # 8221

Los investigadores quedaron particularmente sorprendidos por la representación de la musculatura del artista (coloración agregada). Cortesía del Departamento de Clásicos de la Universidad de Cincinnati

El & # 8220Griffin Warrior, & # 8221 que fue enterrado en la tumba y recibe su nombre de una placa de marfil adornada enterrada con él, probablemente murió en la época en que la cultura micénica militarista y austera, con base en la Grecia continental, conquistó lo culturalmente sofisticado. Minoicos, basados ​​en la gran isla de Creta, al sur de Pylos. Pero gran parte de lo que se encontró en la tumba parece ser de fabricación minoica, lo que sugiere un intercambio cultural mayor y más complejo entre las civilizaciones de lo que se conocía anteriormente.

La arqueóloga Shari Stocker en la tumba del & # 8220 Griffin Warrior. & # 8221 Cortesía del Departamento de Clásicos, Universidad de Cincinnati

Stocker y Davis presentarán sus hallazgos en un artículo que se publicará a finales de este mes en la revista. Hesperia. Según Stocker, & # 8220 este sello debería incluirse en todos los próximos textos de historia del arte y cambiará la forma en que se ve el arte prehistórico. & # 8221


Conservación e investigación amp

Hay mucho que hacer más allá de nuestro trabajo de campo. Lo que descubrimos durante cada temporada de excavación pasa a ser catalogado, conservado y finalmente utilizado para la investigación.

En febrero, un equipo de conservadores visitantes que incluía a Kathy Hall, Maria Tziotziou, Lydia Avlonitou y Teresa Jiménez-Millas se unieron a la conservadora residente Katie Cook para una temporada dedicada a la conservación. Julie Unruh se unió a Katie poco después para la temporada de excavación de primavera. Trabajaron en los hallazgos de la Tumba del Guerrero Grifo, así como en los de las tumbas de los tholos.

En el transcurso de las temporadas de excavación de primavera y verano, los osteoarqueólogos Lynne Schepartz y Christina Koureta analizaron los huesos de nuestras excavaciones en Romanou y las tumbas tholos.

En abril, se programó que los codirectores del proyecto, la Dra. Sharon Stocker y el Dr. Jack Davis, presentaran una conferencia de la Fundación Boshell titulada "La tumba del guerrero grifo en Pylos, Grecia", en el Museo Field de Historia Natural en Chicago, pero el evento fue cancelado por precaución debido a la pandemia de COVID-19.

& # 8220 Dos nuevas tabletas lineales B y un hallazgo enigmático de Pylos de la Edad de Bronce (Palacio de Néstor) & # 8221 por Anna P. Judson, John Bennet, Jack L. Davis y Sharon R. Stocker fue publicado en la revista Kadmos. Discute tres fragmentos de tabletas descubiertas cerca del Palacio de Néstor entre 2017 y 2018.

& # 8220 ¿Un Wanax micénico temprano en Pylos? On Genii and Sun-Disks from the Grave of the Griffin Warrior & # 8221 de Sharon R. Stocker y Jack L. Davis se publicó como parte de la serie AEGIS (Estudios interdisciplinarios del Egeo) a través de Presses Universitaires de Louvain.

Five academic articles about the Griffin Warrior attracted a surge of attention when they were temporarily made accessible for free.

As the 105th Sather Professor at UC Berkeley, Jack Davis presented a series of six lectures, which were designed to set the Griffin Warrior in his social and political context and to consider his place in the history of Greek prehistory.

Sharon Stocker and Jack Davis presented an introduction to the Griffin Warrior at the EG XII Conference in Carmel-by-the-Sea, California.

A team consisting of researchers from the University of Vienna and Harvard University began studying DNA samples they collected from the Griffin Warrior.

In November, in a Vienna workshop focused on the destruction s of the Mycenaean palaces, Salvatore Vitale, Sharon Stocker, and Jack Davis presented relevant evidence for the catastrophes that affected the Palace of Nestor and i ts LH IIIA p redecessor during the 14 th and the early 12 th century B.C.E . Within t his contribution , they provided a refine d dating for these events , as well as a methodological case study concerning the use of pottery for chronology within its broader archaeological context.

“The Combat Agate from the Grave of the Griffin Warrior at Pylos” by Sharon Stocker and Jack Davis was published in the October-December issue of Hesperia.

Lynne A. Schepartz and Tobias M. R. Houlton presented the poster “Facing Ancient Civilisation: The Craniofacial Reconstruction of the ‘Griffin Warrior’” at the Anatomical Society of Southern Africa 2017 Conference held in Langebaan, South Africa.

(Click image to view poster.)

In September , Salvatore Vitale completed the study of the early Mycenaean pottery sequence revealed on the Ano Englianos ridge during the excavations carried out in preparation for the new roof over the Palace of Nestor. The results of this work , conducted in collaboration with Sharon Stocker and Evangelia Malapani, were presented a t the conference “Social Place and Space in Early Mycenaean Greece” and provided new evidence for pottery consumption trends and relevant cultural practices at Pylos during the 15 th century B.C.E.

Paleobotanists from the University of Thessaloniki came to study our finds.

In February, the warrior’s head and pelvis travelled to the hospital in Kalamata for a CT scan before being removed from their earth matrix by Lynne Schepartz and Toby Holton of the University of Witwatersrand in Johannesburg.

Efi Tsolaki, who was in the process of restudying material from PRAP for her Ph.D. thesis, cleaned the storeroom in which PRAP and MARWP finds had been stored since the 1990s. She checked the integrity of storage containers and made improvements to the storeroom.

Through conservation, we discovered that a bronze object we had thought was a meathook (κρεάγρα) is instead the animal-headed grip of a staff or scepter. Similarly, conservators revealed a decorative pattern of delicately carved rosettes on the ivory handle of the bronze mirror found in the Griffin Warrior Tomb.

During July , Salvatore Vitale studied the pottery fragments from the construction fills located within and outside the grave of the Griffin Warrior in order to establish the ir defining characteristics and chronological range .

In January, textile expert Christina Margariti visited Chora to examine remains of cloth that may be from a burial shroud.

Nefeli Theocharous, Wendy Reade, and Kathy Hall continued conservation work.

In April, Georgia Tsartsidou of the Ephorate of Paleoanthropology and Speleology of Southern Greece began looking for phytoliths in soil from the Griffin Warrior Tomb.

In preparation for a monograph, Hariclia Brecoulaki studied fragments from Blegen’s excavations of Hall 64.

Emily Egan studied fragments of painted plaster that were uncovered during the excavations carried out in preparation for the new roof over the Palace of Nestor. She reported on those that are of LH I-IIIA date at the conference “Social Place and Space in Early Mycenaean Greece” in October in Athens.

Specialists Tobias Houlton and Lynne Schepartz from University of Witwatersrand created a reconstruction of the Griffin Warrior’s face.

In March, Andreas Karydas and Vicki Kandarelou of the Democritos Institute conducted XRF analysis of some of the grave goods.

Photographer Chronis Polychronakis documented our finds.

Tina Ross completed drawings of all of the seals from the grave of the Griffin Warrior, including the one that serves as our project logo, a small carnelian lentoid containing an image of a griffin. The collection sets a new record for the number of seals associated with a single Mycenaean burial, nearly doubling that excavated by Christos Tsountas in the cist beneath the tholos at Vapheio in 1889.

One early morning in December, 14 artifacts from the Grave of the Griffin Warrior traveled with Shari Stocker, Kathy Hall, Nefeli Theocharous, and a police escort from Messenia to the Wiener Laboratory of the American School of Classical Studies in Athens. There they were met by lab director, Takis Karkanas, and Dimitris Michailidis, who helped unload the artifacts.

“The Lord of the Gold Rings: The Griffin Warrior of Pylos” by Jack Davis and Sharon Stocker was published in Hesperia.


Behold the Face of the 3,500-Year-Old Griffin Warrior

The facial reconstruction of the so-called “Griffin Warrior”, the resident of a 1,500-year-old tomb found near the Mycenaean Palace of Nestor, shows his features. Archaeologists Jack Davis and Sharon Stocker of the University of Cincinnati discovered the unplundered tomb in summer, 2015.

The warrior appears to have been a handsome man with dark hair, 30-35 years of age. Dr. Stocker states that the reconstruction was based on a stamp found inside the tomb with reconstruction work done by Lynne Schepartz and Tobias Houlton of the University of the Witwatersrand in South Africa.

The “Griffin Warrior” was named from two items inside the tomb that depict a griffin, a mythical creature. Archaeologists had found precious stones, gold rings, cups, a bronze sword, gold-plaited ivory, a rare gold chain, silver cups and bronze containers inside the tomb. Many of these items were in a Minoan style that initially suggested that they may have been plundered during a raid in Crete. The combs and mirrors found may indicate the custom of combing hair before battle.


Pylos Combat Agate is a 3500-year-old masterpiece of ancient art, technology

IT’s tiny. Its intricacy is invisible to the naked eye. And the level of detail deftly carved into this ancient gem is at least 1000 years ahead of its time.

University goes into Warrior's Tomb.

University goes into Warrior's Tomb

The artist's attention to detail and use of stylized faces on the 3.6cm gem makes the Pylos Combat Agate one of the finest works of prehistoric Greek art ever discovered. Picture: The Department of Classics, University of Cincinnati Source:Supplied

THE discovery of a Bronze Age warrior’s tomb amid an olive grove in Pylos, Greece, in 2015 was exciting.

A specialised team reconstructed the face of the Griffin Warrior by layering facial tissue over his skull. Picture: UC Magazine Source:Supplied

It held a well-preserved skeleton of a 3500-year-old Mycenaean noble.

It was filled with treasure.

There was one problem: many of the objects, preserved by the site’s hard-baked clay, were incredibly fragile.

But among the 3000 objects buried with him is one of such outstanding quality that it promises to rewrite the history of art.

This nondescript limestone-encrusted sealstone was discovered lying face-down near the right arm of the Griffin Warrior. It rurned out to be something extraordinary. Picture: The Department of Classics, University of Cincinnati Source:Supplied

TOMB OF THE GRIFFIN WARRIOR

The stories of Bronze Age Greece are still with us.

Epic poems, many of them attributed to a single playwright — Homer, paint a picture of a world where the divide between gods and men was blurry. Where epic feats, magical beasts and beautiful women drove nations to war.

But scattered within the prose are descriptions of landscapes, palaces and equipment that time and again have been proven to be remarkably accurate.

This is the world to which the Griffin Warrior belongs.

One of the ivory combs recovered from the “Griffin Warrior's” tomb. Picture: University of Cincinatti Source:Supplied

His name remains unknown. His title comes from an ivory plaque boldly carved with the image of a griffin — a legendary creature with body and tail of a lion, with the head and wings of an eagle — carefully buried with him.

We know he was rich. We know he was powerful.

All thanks to the objects he was buried with.

These came from all over the Aegean and Ancient Greece. But archaeologists were surprised at how many came from Crete and the Minoan civilisation that thrived there at the time.

It indicates the economic and cultural ties between the competing civilisations was much stronger than previously thought.

Right, The largest of the ring discovered in the tomb was made of multiple finely soldered gold sheets. Pictures: University of Cincinnati Source:Supplied

Gold signet rings. Silver cups. A bronze suit of armour. A helmet of wild boar’s teeth. A gold-covered sword.

And then there were the embellishments: 1000 beads carved from precious stones. Ivory combs. A gold necklace. More than 50 sealstones.

One particular example of these tiny engraved gems has captivated researchers.

MINIATURE MASTERPIECE

At first it didn’t look like much: a limestone encrusted bead.

It was small: barely 3.6cm across.

It was heavily coated with 3500 years of hardened grime.

So it was put to one side as archaeologists concentrated on more dramatic objects among the grave goods.

But a careful — and time consuming — program of cleaning has since revealed what they at first missed.

“It was after cleaning, during the process of drawing and photography, that our excitement slowly rose as we gradually came to realise that we had unearthed a masterpiece,” the husband-and-wife researchers record in their study paper.

Due to the seal's small size and veining on the stone, many of the miniature details are only clearly visible via photomicroscopy. Picture: The Department of Classics, University of Cincinnati Source:Supplied

“Looking at the image for the first time was a very moving experience, and it still is,” University of Cincinnati excavation co-leader Shari Stocker said in a statement.

“It’s brought some people to tears.”

The seal artist's attention to detail and use of stylized faces make the Pylos Combat Agate one of the finest works of prehistoric Greek art ever discovered. Picture: The Department of Classics, University of Cincinnati Source:Supplied

The olive-green piece of agate holds a carving of rich intricacy and stunning detail.

“What is fascinating is that the representation of the human body is at a level of detail and musculature that one doesn’t find again until the classical period of Greek art 1000 years later,” says project co-lead, Professor Jack Davis.

“It shows that their ability and interest in representational art, particularly movement and human anatomy, is beyond what it was imagined to be. Combined with the stylised features, that itself is just extraordinary.”

Many of the seal’s details, such as the intricate weaponry ornamentation, become clear only when viewed via photomicroscopy. Picture: The Department of Classics, University of Cincinnati Source:Supplied

The craftsmanship the gem demonstrates is far beyond what archaeologists believed Bronze Age Myceneans and Minoans were capable of.

In fact, the level of detail is so high it needed modern photomicroscope technology to reveal it all. The researchers say they believe it must have been carved by an artist using a magnifying glass. Or at least one who was very near-sighted.

“Some of the details on this are only a half-millimetre big,” Professor Davis says. “They’re incomprehensibly small.”

A microscope reveals the seal’s image includes intricate ornamentation on the weapons, patterned clothing and jewellery.

It’s all an amazing insight to the Bronze Age era, and the Griffin Warrior himself.

Most of the detail reproduced in this line drawing of the agate gemstone is invisible to the naked eye. Picture: University of Cincinnati. Source:Supplied

The agate gem shows a near naked, long-haired warrior plunging his sword into the neck of his heavily shielded, spear-wielding foe. The body of a second opponent lays crumpled at his feet.

It’s an energetic, tense but victorious moment of combat.

“I think he (the Griffin Warrior) would have certainly identified himself with the hero depicted on the seal,” Stoker says.

The gem was designed to be worn on the wrist, like a watch, the researchers say. In fact, the hero on the gem is wearing one just like it.

Experts have not yet identified what mythical scene the stone depicts. But it was no doubt a popular tale of the time.

And it’s through these tales we know much of what we do about the Greek Bronze Age.

Homer’s The Illiad y La odisea immortalised a titanic clash of cultures when Mycenean Greece besieged the ancient city of Troy for 10 years — a fight that was only ended through the deception of a wooden horse concealing warriors.

Beyond these richly detailed poems are only a few scattered Mycenean ruins, a few damaged graves and some diplomatic texts unearthed in ancient Turkey.

But the Griffin Warrior came from a time before the events told in these epic tales.

Buried about 1450BC, it was an era when the Minoan civilisation had begun to collapse — possibly due to an invasion from the Greek mainland following disastrous flooding from tsunamis sparked by the eruption of the Santorini volcano.

All this is why the Griffin Warrior’s tomb is now regarded as one of the most significant archaeological finds of prehistoric Greece in recent decades.

As is the incredible carved gem it contained.

The quality of the art which captures the scene is unparalleled by anything else in uncovered from the Mycenean / Minoan era.

“This seal should be included in all forthcoming art history texts, and will change the way that prehistoric art is viewed,” Stoker says.

And there may yet be more to come.

Not all of the objects from the Griffin Warrior’s tomb have yet been cleaned and preserved.

“There will be many more surprises to come, for sure,” said Davis.


Ver el vídeo: Cómo dibujar un rostro desde cualquier ángulo - Método de Andrew Loomis (Enero 2022).