Podcasts de historia

Mapa de los Estados de la Guerra de Troya, c. 1200 a. C.

Mapa de los Estados de la Guerra de Troya, c. 1200 a. C.


Troya antigua: la ciudad y la leyenda

El nombre Troya se refiere tanto a un lugar en la leyenda como a un sitio arqueológico de la vida real. En la leyenda, Troya es una ciudad que fue sitiada durante 10 años y finalmente conquistada por un ejército griego dirigido por el rey Agamenón. El motivo de esta "guerra de Troya" fue, según la "Ilíada" de Homero, el secuestro de Helena, una reina de Esparta. Este secuestro fue realizado por Paris, el hijo del rey Príamo de Troy. A lo largo de la "Ilíada", los dioses intervienen constantemente en apoyo de los personajes de ambos lados del conflicto.

Troya también se refiere a una ciudad antigua real ubicada en la costa noroeste de Turquía que, desde la antigüedad, ha sido identificada por muchos como la Troya mencionada en la leyenda. Si la guerra de Troya realmente tuvo lugar y si el sitio en el noroeste de Turquía es la misma Troya, es un tema de debate. El nombre turco actual del sitio es Hisarlik.

La idea de que la ciudad era Troya se remonta al menos a 2.700 años, cuando los antiguos griegos colonizaban la costa oeste de Turquía. En el siglo XIX, la idea volvió a llamar la atención del público cuando un empresario y arqueólogo alemán, Heinrich Schliemann, llevó a cabo una serie de excavaciones en Hisarlik y descubrió tesoros que afirmaba ser del rey Príamo.


Helenista kiwi

Cuando Schliemann & # 8216 descubrió & # 8217 los restos de Troya & # 8212 en realidad no lo hizo & # 8217t, fue el primero en hacerlo importante excavación allí & # 8212 que no era & # 8217t ningún tipo de prueba de la realidad de la guerra de Troya. Si esa lógica tuviera algún sentido, entonces la existencia de Tebas probaría la realidad de Edipo, Nottingham probaría la realidad de Robin Hood y Nueva York probaría la realidad de Los vengadores.

Pero lo que quiero enfatizar hoy no es & # 8217t que no hubo guerra de Troya & # 8212 o, a la inversa, que hubo & # 8212 o que & # 8216 & # 8217 es más complicado que eso & # 8217, o que la pregunta debe ser afinado, o algo por el estilo. No, lo importante es esto: no hay consenso.

Rubens, & # 8216Achilles mata a Héctor & # 8217 (ca.1630 & # 82111635)
No es de ninguna manera una locura creer que fue un evento histórico. Las dudas resultantes de la falta de evidencia, o los desacuerdos sobre cómo interpretar la evidencia, están bien y son buenas. Eso no es un mito moderno, es sólo un buen argumento antiguo. Pero si alguien afirma que & # 8216 hay un consenso general & # 8217, entonces definitivamente es un entendimiento falso.

Es fácil ver por qué alguien pensaría eso. Hay varios tratamientos semi-populares que se inclinan firmemente a favor de una histórica guerra de Troya: los mejores ejemplos son Michael Wood & # 8217s En busca de la Guerra de Troya (1985, el documental de televisión en el que se basa está en YouTube) Joachim Latacz & # 8217 Troya y Homero (2001, traducción al inglés 2004) varias conferencias y entrevistas de Manfred Korfmann Eric Cline & # 8217s La guerra de Troya: una breve introducción (2013).

Latacz es el más alegremente optimista:

A favor de la historicidad: Wood (1985), Latacz (2001), Cline (2013)
Discusiones que discuten contra la historicidad no son tan visibles. Eso no significa que haya consenso. Los libros que confirman la realidad histórica de una historia amada son los que venden. Al igual que en las ciencias naturales, nadie quiere oír hablar de resultados negativos. Nadie escribe libros enteros sobre cómo la evidencia no & # 8217t apoyan una guerra de Troya & # 8212 ellos & # 8217 están demasiado ocupados mirando lo que la evidencia lo hace show.

Hay una excepción importante: en Alemania, este tema se ha calentado lo suficiente durante los últimos 15 años que, de hecho, ha habido varias publicaciones partidistas que argumentan que la Guerra de Troya es un mito puro. Vea algunos de los ensayos en C. Ulf (ed.), Der neue Streit um Troia: eine Bilanz (2003) tres libros de Dieter Hertel (2001 & # 82112008) y Frank Kolb & # 8217s Tatort & # 8216Troia & # 8217 (2010). Pero incluso allí, estos libros severos no se venden tan bien como los optimistas a favor de la historicidad. Verifique sus rangos de bestseller en Amazon.de y luego compárelos con Latacz & # 8217 Troia und Homer & # 8212 y luego tener en cuenta que este último pasó por seis ediciones alemanas desde 2001 hasta 2010.

Contra la historicidad: Hertel (2001), algunos capítulos en Ulf (2003), Kolb (2010)
Como argumentó recientemente un estudiante de doctorado de Oxford, en una publicación de blog magníficamente escrita,

Casi anónimo tiene toda la razón. La leyenda de la Guerra de Troya es y siempre ha sido extraordinariamente popular, por lo que tiene una especie de importancia inherente & # 8212 a veces incluso tiene un cierto impacto menor en la construcción de las relaciones internacionales greco-turcas modernas y la identidad nacional & # 8212 pero estrictamente en En términos de la historia de la Edad del Bronce Final, la cuestión sobre su historicidad no es realmente significativa.

Ahora, el colapso de la Edad de Bronce & # 8212 eso & # 8217s importante. Esto se refiere a una drástica transformación económica, política y demográfica de las tierras continentales de Grecia y Anatolia en las décadas posteriores al 1200 a. C. En esa historia, Troy es un pequeño punto de la trama, por importante que sea dentro de su propia región.

(No, Troy no era una potencia mundial con un dominio estratégico sobre el acceso al Mar Negro. ¡Eso fue inventado para la película! La verdadera Troya ni siquiera tenía un puerto decente, solo una ensenada limosa sin infraestructura. Troy estaba una ciudad considerable a lo largo de la antigüedad clásica, pero nunca tuvo la más remota posibilidad de controlar el Helesponto de la forma en que Bizancio dominaba el Bósforo. verdadero parece una superpotencia.)

  1. Épica griega temprana, especialmente Homero: ¿qué tan bien conserva Homero la información sobre la Edad del Bronce Final?
  2. Cómo interpretar la evidencia de la Edad del Bronce Final & # 8212 evidencia arqueológica, y la evidencia documental hitita & # 8212 concerniente
    1. el & # 8216 Colapso de la Edad de Bronce & # 8217
    2. el contexto cultural y político de la Troya real y
    3. relaciones entre los mundos hitita y griego.

    (Ejemplos: un artículo de 1998 de Kurt Raaflaub y su capítulo en Blackwell Compañero de la epopeya antigua (2005) Michael Siebler, Troia: Mythos und Wirklichkeit (2001) Wolfgang Kullmann & # 8217s revisión de Latacz, y su propio libro Realidad, imaginación y teoría (El capítulo 3 de 2002 está en inglés) un artículo de 2002 de J. Cobet y H.-J. Gehrke J. V. Luce & # 8217s capítulo en Troia y la Troad (2003) Trevor Bryce, Los troyanos y sus vecinos (2006), págs.182 & # 8211186 Jonas Grethlein & # 8217s capítulo en Épica e historia (2010).)

    Dentro de esa posición todavía hay mucho margen para diferentes opiniones. Y hay un horrible muchas preguntas secundarias. ¿Qué hacemos con los documentos hititas de la Edad de Bronce que aparentemente se refieren a Troya y Grecia como Wilusa y Ahhiyawa? ¿Cómo era la relación entre Troya, los hititas y los griegos a finales de la Edad del Bronce? ¿Tiene sentido interpretar a Homero como una representación de los acontecimientos de la Edad del Bronce con los adornos de la cultura casi contemporánea, como argumenta Cline? ¿Qué tipo de mitos y leyendas existieron en los mundos griego e hitita del siglo XII? ¿Qué tipo de tradición oral existió entre los años 1100 y 600 a. C.? Cuando fueron los Ilíada y Odisea ¿compuesto? ¿Cómo surgieron sus historias y cuánto cambiaron en la transmisión? ¿Cuánto sabían los griegos de la era clásica sobre la Edad del Bronce?

    Tener una opinión firme sobre la historicidad de la guerra de Troya también significará tener una opinión sobre la mayoría de estas cuestiones.

    Para algunos de ellos hay es un acuerdo amplio. Por ejemplo, podemos afirmar con seguridad que los griegos de la era clásica no sabían absolutamente nada sobre el Colapso de la Edad del Bronce, ya que no tenían acceso a pruebas documentales de ese período y no practicaban la arqueología en el sentido moderno. Por otro lado, la mayoría de los estudiosos ahora aceptan las ecuaciones Troya = Wilusa y Acaya = Ahhiyawa (aunque hay voces disidentes). Pero otras cuestiones, como la prehistoria de la tradición oral homérica, o el panorama político de la interfaz egeo-hitita ca. 1200 a. C., son mucho más difíciles.


    Para terminar, y como muestra de la relación entre Homero y la historia la próxima vez, recordemos que también hubo desacuerdos en la antigüedad. Los historiadores antiguos midieron el tiempo desde el final de la Guerra de Troya, comenzando con Éforo de Cyme (ca. 350 a. C.). Por lo tanto, determinar en qué año cayó Troy fue una cuestión clave.

    Los historiadores de la antigüedad no tenían un sistema unificado de numeración de años con el que trabajar & # 8212 cada ciudad importante tenía su propia forma de referirse a los años & # 8212, por lo que algunos historiadores se especializaron en cronografia, el trabajo de sintetizar las historias de diferentes lugares en una sola línea de tiempo. Una figura clave es Hellanicus, contemporáneo de Herodoto. Adoptó un sistema de numeración de años basado en quién era la suma sacerdotisa de Hera en Argos en ese momento: así, por ejemplo, la Guerra del Peloponeso comenzó en el año 48 del barco sacerdotisa de Chrysis. Eso todavía era laborioso: todavía necesitabas una lista de sacerdotisas, y cuánto tiempo era el mandato de cada una. Así que fue un gran avance cuando Timeo, ca. 130 años después, optó por especificar años contando las Olimpíadas (períodos de 4 años desde 776 a. C.).

    A Eratóstenes se le ocurrió la cronografía general más influyente al combinar la línea de tiempo general de Ephorus & # 8217 con el sistema de Olimpiadas de Timeo & # 8217. Como en Éforo, la caída de Troya fue el comienzo de la historia y el sistema Timeo & # 8217 comenzó 407 años después de ese hito. Entonces Eratóstenes es responsable de la fecha tradicional de la caída de Troya: 1184 a. C.

    • antes de 1225 a. C. y # 8212 Herodoto 2.145, escribiendo ca. 425 a. C.
    • 1189/8 o 1149/8 a. C. y # 8212 Éforo de Cyme (Nuevo Jacoby 70 F 223), escribiendo ca. 350 a. C. 1
    • 1170/69 o 1130/29 AEC & # 8212 Pha (i) nias de Eresos (FGrHist cont. 1012 F 9), escribiendo ca. 336 y # 8211332 AEC 1
    • 1275/4 o 1235/4 a. C. y # 8212 Timeo de Tauromenion (Nuevo Jacoby 566 F 126), escribiendo ca. 310 y # 8211260 AEC 1
    • 1194/3 AEC y # 8212 Timeo de Tauromenion (Nuevo Jacoby 566 F 125, contradiciendo lo anterior) 2
    • 1275/4 o 1235/4 a. C. y # 8212 Cleitarco de Alejandría (Nuevo Jacoby 137 F 7), escribiendo ca. 300 y # 8211250 AEC 1
    • 1172/1 a. C. y # 8212 Sosibius de Laconia (Nuevo Jacoby 595 F 1), escribiendo ca. 282 y # 8211246 AEC (?)
    • 1208/7 a. C. y # 8212 mármol de Parian, escrito ca. 260 a. C.
    • 1335/4 a. C. y # 8212 Douris de Samos (Nuevo Jacoby 76 F 41a), escribiendo ca. 260 a. C. (?)
    • 1184/3 AEC y # 8212 Eratóstenes (Nuevo Jacoby 241 F 1d), escribiendo ca. 240 y # 8211200 AEC (?)
    • 1290/89 AEC y # 8212 Eretes (Nuevo Jacoby 242 F 1), fecha incierta antes del 100 a. C.

    Más de eso la próxima vez. En la parte 2 veremos qué tipo de conexiones podemos establecer entre la evidencia documental griega de la Edad del Bronce Final y la era clásica, y en la parte 3 pasaremos a la evidencia de la Edad del Bronce.


    Mapa de los Estados de la Guerra de Troya, c. 1200 a. C. - Historia

    La Ilíada y la Odisea: antecedentes históricos

    Estas historias épicas tratan sobre los antiguos griegos micénicos o de la Edad del Bronce, que florecieron aproximadamente entre el 1600 y el 1100 a. C. Este es aproximadamente Aproximadamente en la época en que Moisés condujo a los israelitas desde Egipto hasta la época en que David gobernó una nación judía unida, según la mayoría de los relatos, Moisés condujo a los judíos fuera de Egipto y Troya cayó en algún lugar alrededor de 1300-1200 a. C. (Vea nuestra línea de tiempo)

    Estos "griegos" son relativamente tardíos en el área que ahora llamamos "Grecia" y probablemente se originaron en el este del Mar Negro, alrededor del área que ahora se llama el Cáucaso (entre los mares Negro y Caspio, donde se encuentran Rusia, Turquía y el norte de Irán). La historia de Prometeo, encadenado al monte Caucus, muestra fuertes conexiones entre su cultura original y la de los sumerios, etc. Estas personas probablemente también invadieron la India, hacia el este / sur aproximadamente al mismo tiempo (discuta la mitología de Pramantha / Prometheus) . Así que estos pueblos micénicos fueron influenciados por otras grandes civilizaciones e influyeron en ellas incluso antes de que existiera la historia escrita (o, para el caso, la escritura). VER MAPAS A CONTINUACIÓN

    Antes de que los micénicos llegaran a la región, las culturas griegas adoraban a antiguas diosas de la fertilidad probablemente relacionadas con Ishtar, Afrodita, incluso Atenea y Hera, y parecen haber vivido un estilo de vida agrícola bastante pacífico (asumimos esto porque las excavaciones arqueológicas muestran estos pre-micénicos la gente vivía sin armas militares ni fortificaciones, hasta que fueron invadidos por los micanos).

    A diferencia de "los lugareños", las leyendas griegas que leemos celebran la guerra, esta es la literatura de conquistadores militares, por lo que el pueblo micénico tenía tanto en común con, digamos, los vikingos posteriores como con los griegos filosóficos posteriores, `` civilizados '': esta es una cultura de asaltantes de saqueadores y saqueadores. Desde esta perspectiva, La Ilíada es una obra de propaganda militar que justifica el control micénico del paso marítimo más valioso de la época (el Bósforo), y La odisea justifica colonizar Italia y Sicilia hacia Occidente.

    Entonces, como las escrituras hebreas, o nuestros propios & quot; occidentales & quot (vaqueros / nosotros contra indios / ellos) - estas leyendas griegas justifican la invasión y dominación de los habitantes & quot nativos & quot anteriores.

    Estos griegos antiguos (e incluso clásicos) se ven mejor como un cultura en lugar de como un pueblo unificado o una & quot; nación & quot. Cuando hablamos de "los antiguos griegos", es de la misma manera que vemos la "cultura occidental" como una referencia a Europa, Gran Bretaña, Estados Unidos, Canadá, Australia. Aquiles es un rey por derecho propio, al igual que Odiseo, Menaleo, Agamenón, etc., y Aquiles hace todo lo posible para señalar que Agamenón es no su rey Agamenón es simplemente el comandante de una federación de ciudades-estado independientes. Esta distinción es importante para comprender la Ilíada: Aquiles, con razón, se ve a sí mismo como el igual de Agamenón.

    Se cree que Troya cayó alrededor de 1184 a. C. y La Ilíada y la Odisea no se escribieron hasta el 800-700 a. C., por lo que, aunque se basan en eventos históricos vagamente reales y personajes históricos reales, son eventos que ocurrieron cientos de años antes de que el autor viviera, son historia que se ha transformado en mitología. Todavía decimos que fueron escritas por el poeta ciego Homer, pero eso es tanto mito como las historias mismas, realmente no hay razón para creer que un hombre llamado Homer alguna vez haya escrito alguna de estas historias, o que sea ciego. Podemos suponer que esta es una recopilación de varios cuentos orales y que gran parte de la narración describe cómo era la vida y la guerra griegas en 750 a. C., no en 1184 a. C.

    Interneceno Ilíada, Othering Odisea:

    La Ilíada: La Ilíada cuenta el capítulo final de la historia de dos importantes alianzas "griegas" de la Edad del Bronce que luchan entre sí. Termina cuando los aqueos (gente principalmente de lo que ahora llamamos Grecia) saquean Troya / Ilium (ubicada en la actual Turquía). Es una epopeya larga y serpenteante, pero eso ante todo gira en torno a la lucha del & quot; Aquiles semejante a un dios & quot; para enfrentarse a su arrogancia y humanizarse.

    Tanto en alcance como en tipo, considere la guerra de Troya como similar a la de las diferentes facciones europeas en la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial, o entre el Norte y el Sur en la Guerra Civil Estadounidense: este fue un evento seminal que dio forma a la historia y un intra-guerra cultural: una guerra librada entre personas de la misma cultura básica aunque los dos lados están protegidos por dioses diferentes, todos los dioses pertenecen al mismo panteón básico o familia de lo que ahora llamamos "dioses griegos".

    La odisea, por el contrario, se desarrolla principalmente fuera de esa cultura común y describe el contacto con culturas mediterráneas premicénicas. La historia se centra en la lucha de Ulises y su familia por recuperarse de las secuelas de la guerra de Troya y, principalmente, en la lucha de Ulises por volver a casa. Entonces La Ilíada describe el choque entre dos grupos igualmente brillantes y hermosos de "griegos", y La odisea describe el contacto con el "Otro", representado como monstruos y brujas.

    Estamos interesados ​​en parte en cuán familiares y & quot; normales & quot se sienten estas historias, cómo poco exótico lo son, porque son los fundamento de cómo la cultura occidental piensa en la narración y cómo esta narración a su vez moldeó nuestra concepción de lo que significa ser un ser humano. Mientras que los judíos le dieron a la cultura occidental su base religiosa, los griegos nos dieron nuestra cultura, las partes de nuestras vidas que ni siquiera notamos porque es el mismo aire que respiramos: nuestro sentido de heroísmo, del individuo, de la relación de los individuos. a los demás, o nuestro propio medio de expresar nuestras emociones y la forma en que contamos historias. Las historias judías abrieron nuestra forma de conceptualizar a Dios, pero los griegos nos dieron nuestra forma de pensar sobre nosotros mismos como seres humanos. La palabra para esto es & quothumanism & quot o humanismo griego.

    Mapa que incluye Asia Occidental y el Mar Negro:

    Aquí se encuentra un resumen de sus viajes. Sin embargo, TENGA EN CUENTA que los eruditos realmente no conocen la ruta real de Ulises, si alguna vez hubo un Ulises y cuotas actuales, etc., así que tome estos mapas con un grano de sal.


    Las mujeres y la guerra de Troya

    Pregunta: ¿Estuvo Atenea involucrada en la guerra de Troya? ¿Cuál fue su participación?

    Respuesta: Ante todo, los antiguos griegos creían que la sabiduría,
    incluido el espionaje y la estrategia, fueron claves para la victoria en la guerra. Dado que Atenea fue
    la diosa de la sabiduría estuvo involucrada por los griegos en todas las guerras. en segundo lugar
    la guerra de Troya fue concebida originalmente por los griegos como un intento de arrebatar
    una Helena robada de París. Paris pudo robar a Helen con la ayuda de
    un soborno de Afrodita para que París la declarara la más bella.
    Hera y Atenea estaban indignadas de que Afrodita hiciera un truco tan astuto.
    Como resultado, animaron a los griegos a recuperar a Helen. Como resultado, el
    La guerra de Troya se convirtió en un desafío del orgullo y la sabiduría contra el sexo y la lujuria.

    Pregunta: Destino de las mujeres troyanas tras la derrota

    Respuesta: Algunos escaparon. Algunos murieron. Muchos fueron esclavizados. No todo
    seguía siendo un esclavo. Andrómaca se convirtió en reina.

    Pregunta: ¿Qué tres diosas participaron en el inicio del troyano?
    ¿Guerra?

    Respuesta: Hera, Atenea y Afrodita lucharon por la manzana dorada de
    Eris, la diosa de la discordia.


    Comienza el largo asedio

    Las primeras batallas de la Guerra de Troya

    Antes de que el ejército griego desembarcara de los barcos, Menelao y Ulises fueron al encuentro del rey Príamo para buscar un arreglo diplomático del asunto, a fin de evitar un conflicto militar.

    Mientras que el anciano rey veía favorablemente el regreso de Helena y el oro espartano para evitar el enfrentamiento con los poderosos griegos en el campo de batalla, sus 50 hijos no sucumbirían a la amenaza de guerra, optando por estar al lado de su hermano Paris.

    Al no tener otra opción, los griegos decidieron aterrizar e iniciar la Guerra de Troya. Pero, una seria complicación les impidió desembarcar: un oráculo había predicho que el primer guerrero en pisar suelo troyano, sería la primera víctima de la guerra de Troya. Como resultado, ninguno de los soldados griegos estaba dispuesto a bajar del barco y chocar contra el suelo de Troya.

    Guerreros griegos de la guerra de Troya

    Astuto Ulises, viendo a los impetuosos y valientes Protesilaus deseoso de empezar a pelear, dio la orden de saltar, mientras entre tanto arrojaba su escudo al suelo y saltaba, evitando así tocar físicamente el suelo él mismo. Protesilaus siguió su ejemplo, saltando a tierra y lanzándose a la batalla.

    Sin embargo, para su gran desgracia, Héctor, príncipe de Troya e hijo de Príamo, rápidamente lo vio, empujó su espada contra él y lo hirió fatalmente. De esta manera, la profecía se cumplió, convirtiendo a Protesilao en el primer griego en morir en la Guerra de Troya.

    En lugar de montar un ataque directo contra la formidable fortaleza de Troya, los griegos optaron por destruir los pueblos y ciudades circundantes que pertenecían a la región más amplia de Troya. frigia. Troya dependía de estos asentamientos para su suministro de provisiones y ayuda.

    En el curso de su campaña para aislar a Troya, los griegos cometieron muchas atrocidades: no solo saquearon las ciudades de todo lo que pudieron conseguir, sino que también violaron y esclavizaron a todas las mujeres.


    Antigua Grecia 2000 a. C. - 146 a. C.

    Esta línea de tiempo ofrece una lista cronológica de los principales eventos de la historia de la Antigua Grecia 2000 a. C. - 146 a. C.

    Tenga en cuenta: hemos optado por utilizar BCE (antes de la era común) en lugar de BC (antes de Cristo)

    Publicado 6 de septiembre de 2015 a las 10:20 pm - Actualizado - 8 de mayo de 2020 a las 1:01 pm

    Referencia de Harvard para esta página:

    Heather Y Wheeler. (2015 - 2020). Antigua Grecia 2000 a. C. - 146 a. C. Disponible: https://www.totallytimelines.com/ancient-greece-2000-bce-146-bce. Último acceso el 15 de junio de 2021


    El culto de Helen

    Más bien en desacuerdo con su posición en la literatura griega, Helena fue adorada como divina en ciertos sitios griegos. Los eruditos están ampliamente de acuerdo en que Helen debe haber sido primero una diosa y luego una figura humana semidivina. Puede ser que los mitos de sus secuestros fueran una explicación de las ausencias temporales de la diosa y de sus lugares de culto.

    Hidria de figuras rojas atribuida al pintor Syriskos. Fabricado en Attica, Grecia, c. 480 a. C., encontrado en Vulci. / Museo Británico, Creative Commons

    Rhodes y Attica tenían cultos a Helen. Sin embargo, fue en Esparta donde fue más popular como figura religiosa, vista como un símbolo de la transición de la adolescencia a la novia (partenos para ninfa). Helen también representó a la mujer adulta casada (gynê) y la figura de una hermana (adelphê). En Rodas, Helena se asoció con la fertilidad, los árboles y la vegetación, mientras que en Esparta representó los aspectos del deseo erótico y la belleza que Afrodita representaba de manera similar.

    Uno de los santuarios más antiguos dedicados a Helen estaba en Therapne, cerca de Esparta. Allí representó a la mujer adulta casada, y el sitio tenía un templo donde se hacían ofrendas en nombre de Helena para que ella otorgara cualidades seductoras a los fieles. Herodoto registra en su Historias (6.61) que la tercera esposa del rey Ariston cambió milagrosamente de un estado de gran fealdad a una belleza desbocada gracias a la intervención divina de Helena en Therapne. Según el historiador y geógrafo griego del siglo II d.C. Pausanias en su Descripción de Grecia (3.19.9), los lugareños creían que Menelao y Helena fueron enterrados en Therapne. Su tumba fue construida c. 700 a. C. cerca de un palacio micénico del siglo XV a. C. Las excavaciones han revelado que el sitio recibió ofrendas dedicatorias a la pareja y estuvo en uso hasta el siglo I a. C.


    La antigua ciudad de Troya estaba ubicada a lo largo de la costa noroeste de Asia Menor, en lo que hoy es Turquía. Ocupó una posición estratégica en los Dardanelos, un estrecho canal de agua que conecta el Mar Egeo con el Mar Negro, a través del Mar de Mármara. Esta fue una de las rutas comerciales más importantes del mundo antiguo, y la ubicación de Troya permitió que la ciudad y sus habitantes prosperaran, especialmente durante la Edad del Bronce. Durante los últimos dos siglos, Troya se ha convertido en uno de los sitios arqueológicos más famosos del mundo. Sin embargo, a pesar de su fama, tanto en la literatura como en nuestra imaginación, sigue siendo un lugar envuelto en mitos y leyendas, como casi ningún otro.

    La historia de la guerra de Troya es quizás la historia más famosa de la mitología griega antigua. Durante casi 3.000 años, la legendaria disputa entre griegos y troyanos ha cautivado al público. La tradición sostiene que la guerra tuvo lugar durante la era micénica, hacia el final del segundo milenio a.C., una época de héroes y guerreros legendarios. Los combatientes de ambos bandos, incluidos Aquiles, Ulises, Ajax, Agamenón, Héctor y Eneas, siguen siendo nombres familiares incluso hoy. La guerra de Troya y sus acontecimientos proporcionan el trasfondo de dos poemas épicos, el Ilíada y el Odisea, que supuestamente fueron compuestos por el poeta Homero alrededor del siglo VIII a.C. Pero estos son solo dos ejemplos de las muchas obras de la literatura antigua que narran los acontecimientos de la guerra.

    El mítico conflicto tuvo lugar fuera de los muros de Troya, una antigua ciudad en la costa de Asia Menor. Pero las semillas de la guerra se sembraron lejos de allí, en la ciudad de Esparta en el continente griego. Según la leyenda, el príncipe troyano París visitó Esparta, que en ese momento estaba gobernada por el rey Menelao. Se decía que Helena, la esposa de Menelao, era la mujer más bella del mundo. Cuando París partió de Grecia, se fue con Helen a su lado, enfureciendo al líder espartano. Menelao no solo era un rey formidable por derecho propio, sino que su hermano Agamenón era el rey de Micenas y el gobernante más poderoso de Grecia. Agamenón reunió un ejército enorme y zarpó a través del mar Egeo con más de 1.000 barcos, decidido a recuperar a Helena de Troya.

    Durante muchos años, los griegos acamparon fuera de las murallas de Troya, pero no pudieron penetrar sus poderosas defensas. Hacia el décimo año, muchos de los soldados griegos ansiaban volver a ver su tierra natal. Así, el astuto Odiseo finalmente ideó un plan para poner fin a la guerra de una vez por todas. Los griegos construyeron un caballo de madera gigante y lo llenaron en secreto con un contingente de sus mejores luchadores. Dejaron el caballo en la playa y navegaron durante la noche, fingiendo que finalmente se habían rendido y regresado a casa. Cuando los troyanos se despertaron a la mañana siguiente, se sorprendieron al ver que todo lo que quedaba del campamento griego era el gran caballo de madera. Creyendo que se trataba de un regalo votivo a los dioses, ofrecido por los griegos para asegurar su paso seguro a casa, los troyanos llevaron el artilugio dentro de las murallas de la ciudad y celebraron su reñida victoria. Esa noche, los guerreros griegos que estaban ocultos en el vientre del caballo descendieron sigilosamente y abrieron las puertas de Troya a la armada de barcos griegos que regresaba. Los troyanos no podían hacer nada mientras los griegos corrían por sus calles y saqueaban la ciudad. Los griegos mataron y esclavizaron a casi toda la población troyana, con algunas excepciones notables. Uno de ellos fue un troyano llamado Eneas, que pudo escapar de la ciudad con un pequeño grupo de amigos y familiares. En el Eneida, el poeta romano Virgilio relata cómo Eneas se instaló en Italia. Allí, sus descendientes finalmente fundaron Roma.

    ¿Es la historia de la guerra de Troya solo un mito o fue un hecho histórico real? ¿Había realmente una ciudad llamada Troya? ¿Homero basó sus poemas en hechos reales, cuyos detalles le habían transmitido generaciones de griegos? Estas son las preguntas que los historiadores han reflexionado durante miles de años.

    Para los antiguos griegos, la Guerra de Troya fue un hecho histórico real librado por sus heroicos antepasados. Pero hasta hace 150 años, muchos historiadores modernos dudaban de su autenticidad, considerándola una historia de ficción, aunque entretenida, creada por escritores antiguos. No había ninguna prueba definitiva de que existiera la ciudad de Troya. Todo eso comenzó a cambiar a mediados del siglo XIX, cuando un arqueólogo aficionado llamado Frank Calvert comenzó a investigar una colina de 30 metros de altura cerca de la costa noroeste de Turquía llamada Hisarlik (“Lugar de fortalezas”). Gran parte de la topografía parecía coincidir con las descripciones de Homero, y Calvert se convenció de que la legendaria ciudad de Troya estaba enterrada debajo de la colina. Calvert unió fuerzas con el empresario alemán Heinrich Schliemann, y en la década de 1870 comenzaron las primeras excavaciones a gran escala del sitio. Pronto desenterrarían una extraordinaria ciudad antigua perdida con una historia de 4.000 años. Se convertiría en uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes de todos los tiempos.

    Durante el último siglo y medio, se han llevado a cabo alrededor de 50 campañas arqueológicas en Troya. Liderados por algunos de los eruditos más renombrados del campo de la arqueología, incluidos William Dörpfield, Carl Blegen, Manfred Korfmann y C. Brian Rose, han continuado descubriendo la historia oculta del sitio.Estas excavaciones han revelado una imagen arqueológica increíblemente rica pero compleja. . La colina de Hisarlik ha sido construida, borrada y reconstruida de nuevo en un ciclo continuo que duró milenios. Por lo tanto, no podemos hablar con precisión de Troya como una sola ciudad. En cambio, las ruinas de Troya en realidad comprenden hasta nueve asentamientos diferentes apilados uno encima del otro, que datan del 3000 a. C. hasta el año 500 d.C., un amplio espectro que va desde la Edad del Bronce hasta el período romano tardío. Estos se identifican con frecuencia como Troy I-Troy IX. En el mapa interactivo de la página de inicio, los niveles están representados por diferentes colores. Haga clic en las capas para vislumbrar varias características arqueológicas pertenecientes a cada período de tiempo y sea testigo de cómo el sitio cambió y evolucionó en las épocas posteriores.

    ¿Hubo una verdadera guerra de Troya? Este es uno de los temas más discutidos en la arqueología de la Edad del Bronce. Si bien no hay pruebas concluyentes de que la guerra de Troya realmente tuvo lugar, existen algunas pistas intrigantes de que partes de la historia pueden haberse basado, al menos parcialmente, en hechos reales. Puede que la mejor evidencia no se encuentre en la propia Troya, sino en documentos históricos hititas. Durante el segundo milenio a.C., los hititas gobernaron un poderoso imperio que se extendió por gran parte de la Turquía moderna. Durante el siglo pasado, los arqueólogos han descubierto cientos de tablillas de arcilla en la capital hitita de Hattusa que registran asuntos gubernamentales y administrativos oficiales. Varias tablillas, que datan de entre 1400 y 1200 a.C., mencionan un lugar llamado Wilusa, ubicado en el oeste de Anatolia. La mayoría de los eruditos creen ahora que esto es una referencia directa a Troya. "Wilusa" es muy similar a la palabra griega "Ilios" o "Ilion", que es lo que Homero realmente llama Troya (la "w" había desaparecido del griego en la época de Homero). De hecho, el Ilíada toma su nombre de esta palabra. También se registra que uno de los reyes de Wilusa tenía el nombre de Alaksandu. Homero a veces se refiere al príncipe troyano Paris como Alexandros, otro sorprendente paralelo. Los documentos hititas también mencionan a un grupo de personas llamadas Ahhiyawans que venían del otro lado del mar Egeo y que con frecuencia estaban en conflicto con las ciudades a lo largo de la costa de Anatolia. Muchos lingüistas creen que la palabra "Ahhiyawans" se refiere a la palabra griega "aqueos", que es lo que Homero llama a los griegos ("griego" no era un término utilizado en ese momento). Si bien esta evidencia está lejos de ser concluyente, al menos sugiere que durante la supuesta época de la Guerra de Troya, los griegos tenían presencia militar en el oeste de Anatolia, que existía allí una ciudad llamada Troya y que uno de sus gobernantes reales se llamaba Alexandros. .

    Casi inmediatamente después del redescubrimiento de Troy, los arqueólogos han estado buscando evidencia de la ciudad de Homero dentro de sus muros. En su afán por localizarlo, Schliemann, lamentablemente, destruyó gran parte de la arqueología del sitio. Suponiendo que lo que buscaba estaba en el fondo de las muchas capas del asentamiento, Schliemann excavó entre 30 y 40 pies de importantes escombros históricos en su búsqueda. Cuando llegó a la capa de Troya II, creyó que por fin había encontrado la Troya de Homero, como lo demuestra una exquisita colección de artefactos de oro, plata y bronce. Llamó a esto "El tesoro de Príamo", en honor al mítico rey de Troya. Sin embargo, Troy II y el tesoro datan de alrededor del 2400 a.C., más de 1000 años antes de los supuestos eventos de la Guerra de Troya.

    Si de hecho hay un nivel correspondiente a la Guerra de Troya y la legendaria ciudad de Homero, algunos estudiosos creen que debería estar asociado con Troya VI o Troya VIIa. Durante este período florecieron los habitantes de Troya. The city was surrounded by a circuit of monumental defensive walls worthy of the Homeric descriptions as “well-walled” and “strong-built.” Recent archaeological work has also shown that the settlement was not confined to the hilltop citadel, but spread along the low-lying plains as well. Some estimates suggest the city extended over an area of around 50 acres at this time, and might have had a population of 7,000 people. There are even signs that it was suddenly and catastrophically destroyed. Could this be tangible evidence of the Trojan War? It is a matter of much debate, and we will probably never have a definitive answer. Nonetheless, while its associations with Homer, the Trojan War, and the Heroic Age are exciting to imagine, over the past two centuries the archaeology of Troy has revealed it truly to be one of the most important and intriguing sites of its time.


    Barcos antiguos: los barcos de la antigüedad

    Illustrations of Themes from Classical Greek Literature


    It is fortunate for sake of Greek history that verbal descriptions of Bronze Age ships from ancient Greece abound in the stories of Homer. However the identity of Homer is not entirely certain and the stories which make up the Iliad and the Odyssey may be the products of a long oral tradition of story telling in the ancient Greek culture which were not committed to written text until as late as the 6th Century BCE, however it is Homer who is criedited to have committed these stories to their first written copies. Under such circumstances errors and anachronisms might be expected to abound in accounts of events that took place during the Trojan war as much as 600 years earlier. For the practical historian it is noteworthy that in practice the ships described in Homer appear to be carefully delineated from those of the period in which the texts were actually written. For example Homer never speaks of a ship of the Trojan war using a ram, although the ram was a prominent feature of post 8th century BCE Greek galleys, nor does he describe multi-banked galleys, which are found in Greek ship iconography after the 8th century BCE and before the Homeric poems were written. We can assume that Homer was familiar with these elements of ship technology but did not mention these features as part of the configuration of the ships that were used during the Trojan Wars and its' period of Greek history.


    Ship image from a late Geometric Krater circa 760-750 BC restored in Photoshop

    The true advantage that we have is that the artisans of the ancient Greek culture often illustrated events similar to those that are described in the stories written by the Greek poets. Similar themes to those in the classical Greek Poems were frequently painted on Vases and other ceramics starting as early as the Geometric period 1600 BCE.

    Later illustrations on Attic vases reflected classical Greek Literary and mythological themes. Attic vases were containers and can be thought of in many respects to be the first commercial packaging with pictures on them. The artisans would take a utilitarian item and decorate them with aspects of story lines from Greek culture. For simple artistic reason s few utilitarian items are richer in their content than the Greek attic vases.

    This decorative tradition was begun in the area of Aegean Sea with the Minoan potters as early as 1700BCE. It should be noted that the iconography of daily life was painted on pottery and recorded as decorum in the culture long before written records of the same activities began to occur as classical Greek literature and poetry. This trend of the artisans illustrating aspects of the Greek culture in which they lived in non textual Iconographies prior to the introduction of formal writing systems is true for cultures other that the Agean as well as the early Agean Cultures. These illustrations within their archeoloical context give archeologists and investigators the advantage of being able to see and understand aspects of the culture of ancient Greece which are not clearly delineated in the written records of the Greek culture.

    Someone in their wisdom has said a picture is worth a thousand words. In the case of the prehistoric cultures of the Aegean Sea we often have a visual record that tells a story, all you have to do is read the writing on the wall or pottery so to speak, in order to see various aspects of the story of these prehistoric Agean cultures.

    The ships found in Homer are usually described as fast and hollow, which means without a deck or open, long, narrow, low and light, with black painted hulls. There were no accommodations for living in them and they were built to be hauled onto a beach at night so that the crews could camp on the shore. Speed and flexibility were the premium with these boats. Gear was stowed under vestigial decks at the stem and the stern. These are also features that were also common to later Greek warships, most notably the trieres or trireme.

    The key to the speed of and ability to navigate these ships were the crews. Men on oars were the mechanism for maneuverability and the wind in their sails was the primary motor for long distance travel.

    Phoenician Coin

    Homer classifies his ships into a number of well-defined types that have no exact parallel in the ships of the 8th century. There are, for example, small twenty oared galleys used for transport, exploration or dispatch duties. The fifty oared pentecontor (25 oars per side) which was used as a troop carrier, and the larger 100 oared vessels (50) per side) which were used as heavy transports. He does not anywhere in his writing mention the thirty-oared triacontor, which was in common use in the eight century BC.


    A Greek war ship from the time of the Persian wars Circa 600 BCE

    Amphora

    Pottery of the Cyclidic culture from Thera 1600 BCE demonstrates the extensive use of iconography for decorative purposes within the Aegean Cultures. These types of features were traditionally used on pottery of the Aegean cultures, though they varied in style and proficiency of execution, for the next 1400 years. The images in this iconography gives us clues to cultural exchanges that occurred which would be unavailable through the written records. Much of the Iconography suggests several cultural influences and where written records are not available are the only means to do analysis of the social dynamics of the ancient world.

    Where shipbuilding is discussed in Homer, most obviously in the famous passage from Calypso's island, Homer speaks in technological terms such as keels, stem and sternposts, frames, planks, gunwales, cross beams and through beams fastened with treenails and mortise and tendon joints fabricated from a variety of preferred woods including oak, poplar, pine and fir. These methods of construction were certainly common in the eight century and had probably developed from similar methods used in the previous millennium. One of the best records of ship iconography from this historic era are those recorded by the Egyptians during the Invasion of the Sea peoples into Egypt during approximately the same time period of 1200 BCE.

    An overview of iconography from the eastern Mediterranean would suggest that the ship building technologies were know and shared between cultures. The Egyptians were known to have sought the support of ship builders and traded for timbers for ship building from Byblos as early as the construction of the Pyramid complex of the Pharaoh Sahure 2450 BCE.

    This would explain the projecting forefoot, not at this stage a ram, which is characteristic of the limited iconography for this period, particularly the Pylos vase and the Gazi Larnax as having derived from Egyptian ships which prominently featured these characteristics as early as 1250 BCE.

    Illustration of Ships form the time of the Iliad, see similar images on Greek attic pottery at the Perseus Project

    The oars in Homeric galleys were rowed against thole pins and held in place by a leather strap. Only one steering oar was used , again this is consistent with the twelfth century Mycenaean iconography, and also with the ships illustrated in Thera Frescos from the 16 th Century BCE. Twin steering oars were standard by the 6th century. Where sails are described the mast was usually dismountable and was set in the tabernacle above the keel and held in place by two forestays and one backstay without shrouds. A single loose-footed square sail was used made up of patches of linen. Standing rigging included braces to the yardarm, sheets, and brailing lines. Homeric ships were also expected to carry lines and stone anchors, and they may have been equipped with bilge drain plugs to facilitate and drying out the boats after beaching.


    Phoenician Ship From 800 BCE Stone Relief Sculpture

    The Argo

    Argo was the name of a Greek navigation system.

    The Argo was built near Pelion Mount most possibly at Pagasses. The story of the Argos is pure high adventure. The men who took part in the expedition were called Argonautae or Minyas, and the journey was the Argonautica Expedition or the Argonautica.

    The shape of the ship was oblong and this is the reason for giving her the name "the long vessel", as well. It was the first long vessel as, until that time, the Greeks had been using mostly small round-shaped ships. Some sources say that the Argo was a fifty-oared ship while some others say that there were thirty oars on each side. Hence, they estimate that the Argo's length must have been between 22 or 25 meters. The wood that was used was probably oak and pine. The Argo was equipped with all those implements and tacking necessary for the management and guiding of the ship. It was a hard constructed ship, able to sail in open seas and stand up well to the blows of huge waves.

    Although the Argo - and most prehistoric Hellenic ships - had no engine, she had a great advantage compared to the ships of today. The ship would not need a port to call at. Because of her low draught she could be hauled ashore at the convenience of the crew as weather or other circumstances may have demanded.

    Because she had to be hauled up the beach in order to avoid possible destruction by a sea-storm, the Argo did not have a deck as its additional weight would render her hauling more difficult or impossible. The ability to haul ashore was a great advantage of the prehistoric Hellenic vessels, which made possible the accomplishment of those amazing and incredible explorations made at that time.

    At the prow of the ship Athena fitted in a "speaking" timber from the oak of Dodona, which would advise the Argonauts on the right course. In fact, that "speaking " timber ("Koraki" in the Hellenic nautical terminology) operated like a compass, and it corresponded to the North while the steering oar ("Diaki" in the Hellenic nautical terminology) to the South. The imaginary line between the steering oar and the "speaking" timber extended towards a certain point of the horizon-which was determined by the positions of stars (I.E. the Pole Star)- enabled the Captain to trace the course of the ship approximately

    Fortunately for the person interested in this period of Greek history even quite small boats represent a considerable expenditure of labor and wealth and required a high degree of organization to navigate and operate. Boats therefore were usually valuable and prized objects in the societies that produced them. Boats are also relatively large structures. Indeed they are still probably the largest moving objects made by man and for this reason alone ships and boats have imposed themselves on the imaginations of artists and story tellers from the earliest times to the present day. We are fortunate to have pictures of ships appear in many forms and in many different places.

    The formulation of crews to man the ships represented a major commitment and effort to create team work, all involved knowing they were dependent on one another for the ultimate success of the voyages.

    Where societies were particularly reliant on ships for trade and war the ship became an important part of the culture, perhaps a dominant part as in the case of the Egyptians, Phoenicians, Greeks and the Vikings. Traditionally and by definition the seafaring boat and ship has been identified with trading enterprises and exploratory adventures into the unknown and in some cultures it was associated with the ultimate voyage from life to death, which is why boats find their way into Egyptian pyramids and the graves of Saxon and Viking nobles. From antiquity to the Renaissance the ship became the vehicle for exploration and discovery into Africa and the Known World. In this role, too, ships and boats have appealed to the artist and cultural historian.

    Fortunately representations of ships are widespread throughout recorded history. How accurate these pictures are is another matter, depending on the cultural attitudes and technical competence of the artists. Ship iconography as found on artifacts is beset with distortions however the images remain from antiquity giving us critical and credible clues to the use and evolution of ships and boats in various cultures.

    Fortunately modern archeology is allowing us to fill in some of the blanks as deep water finds are revealing additional information on ship building technologies and trade associations.


    Ver el vídeo: Documental: La Guerra de Troya- part - 17 (Enero 2022).