Podcasts de historia

Tercer viaje de Colón - Historia

Tercer viaje de Colón - Historia

Colón recibió instrucciones claras y asistencia para su tercer viaje. Estaba a las órdenes de Fernando e Isabel de trabajar por las conversiones de los habitantes locales de las islas. Para cumplir su misión, Colón llevó consigo a un sacerdote y a otros clérigos. Colón también fue enviado con soldados, agricultores y mineros de oro. 226 hombres partieron con Colón en su tercer viaje. La tripulación incluía a 10 asesinos indultados. "

El 30 de mayo de 1498 comenzó el tercer viaje de Colón. Colón exploró Trinidad, así como parte de Venezuela. Colón luego regresó a La Española, donde encontró a los colonos en estado de rebelión. A estas alturas ya había llegado a España la noticia de los problemas de la colonia. Los monarcas enviaron a un representante real para investigar lo que estaba pasando. Colón logró sofocar la mayor parte de la rebelión accediendo a algunas de las demandas de los rebeldes, mientras ahorcaba a las demás. Cuando llegó el investigador real, concluyó que Colón se excedió en su autoridad y ordenó que regresara a España encadenado. Cuando regresó a España, Fernando e Isabel ordenaron su liberación inmediata y convocaron a Colón a la corte real. En la corte, Fernando e Isabel aseguraron a Colón que su arresto se había realizado sin su conocimiento. Además, aseguraron a Colón que sus asuntos se resolverían a su satisfacción. Los monarcas finalmente decidieron permitir que Colón se quedara con sus títulos y su dinero. Sin embargo, ya no le permitieron gobernar ninguna colonia en el nuevo mundo.

.



TERCER VIAJE DE COLÓN

Historia de un viaje que hizo don Cristóbal Colón la tercera vez que llegó a las Indias, cuando descubrió tierra firme, y que envió a Sus Majestades desde la isla de La Española.

Príncipes más serenos, exaltados y poderosos, el Rey y la Reina, nuestros Soberanos. La Santísima Trinidad movió a Vuestras Altezas al estímulo de esta empresa a las Indias y de su infinita bondad me ha hecho su mensajero en ella como embajador para cuya empresa me acerqué a su presencia real, conmovido por la consideración de que estaba apelando a los más exaltados monarcas. en la cristiandad, que ejerció una influencia tan grande sobre la fe cristiana y su avance en el mundo: los que oyeron de ella lo consideraron imposible, porque pusieron todas sus esperanzas en los favores de la fortuna y depositaron su fe únicamente en oportunidad. Le di al tema seis o siete años de. gran ansiedad, explicando, lo mejor que pueda, cuán grande servicio podría hacerse a nuestro Señor, con esta empresa, al promulgar Su sagrado nombre y nuestra santa fe entre tantas naciones, una empresa tan exaltada en sí misma y tan calculada para realzar la gloria e inmortalizar el renombre de los más grandes soberanos. También era necesario referirse a la prosperidad temporal que se predijo en los escritos de tantos historiadores confiables y sabios, que relataban que en estos lugares se encontraban grandes riquezas.


Tercer viaje de Colón - Historia

El 30 de mayo de 1498, Cristóbal Colón partió de Sanl & uacutecar, España con seis barcos para su tercer viaje al Nuevo Mundo. Lo acompañaron Bartolom & eacute de Las Casas, quien luego publicaría transcripciones parciales de los registros de Colón.

Colón navegó a la isla portuguesa de Porto Santo, luego pasó un poco en Madeira con el capitán portugués Jo & atildeo Gon & ccedilalves da Camara. Llegó a Gomera en las Islas Canarias el 19 de junio. En este punto, la flota se dividió en dos escuadrones: tres barcos zarparon directamente hacia La Española con suministros para los colonos de allí, pero los otros tres, comandados por Colón, estaban en una misión de exploración. para encontrar tierras al sur de las islas conocidas en las Indias.

El almirante navegó primero a las islas de Cabo Verde, donde no tuvo éxito en sus intentos de obtener ganado. Navegó hacia el suroeste desde Cabo Verde el 4 de julio, pero para el 13 habían recorrido sólo 120 leguas. Después de estar a la deriva ocho días en la depresión, los vientos regresaron el 22 y Colón puso rumbo al oeste. En la mañana del 31 de julio, el agua escaseaba, por lo que el almirante decidió dirigirse directamente a Dominica, la isla que había descubierto en su segundo viaje. Después de cambiar de rumbo de norte a este, avistó una isla al mediodía de ese día. Debido a que la isla tenía tres colinas, Colón la llamó Trinidad, en honor a la Santísima Trinidad.

La flota obtuvo agua en la costa sur de Trinidad y vio la costa de América del Sur. Colón exploró las aguas entre América del Sur y Trinidad del 4 al 12 de agosto. Exploró el continente de América del Sur, incluido el río Orinoco.

Colón notó el volumen de agua traído al mar por el río Orinoco frente a Trinidad. Llamó al lugar Boca del Drago, por la forma en que se batían las aguas. Se dio cuenta de que el enorme volumen de agua dulce era evidencia de un continente, más que de una isla. Colón aterrizó, su tripulación fueron los primeros europeos registrados en pisar suelo sudamericano. Los nativos eran amistosos y con mucho gusto intercambiaban perlas por baratijas europeas.

Unos días después, el almirante, zarpando de nuevo, llegó a la Isla de Margarita, donde encontró a los indígenas pescando perlas, de las cuales obtuvo tres sacos mediante trueque.

La salud de Colón era mala en ese momento, y ahora ordenó a la flota que navegara hacia La Española con rumbo noroeste por norte. Llegaron al sur de La Española el 19 de agosto de 1498.

Colón regresó a La Española el 19 de agosto y descubrió que muchos de los colonos españoles de la nueva colonia estaban descontentos por la falta de riquezas fáciles disponibles. Durante su ausencia, su hermano Bartolomé abandonó a Isabel y estableció su cuartel general en Santo Domingo. Bartolomé tuvo que enfrentarse a varios levantamientos indios, que dominó en parte por la fuerza y ​​en parte por una sabia contemporización.

Varios colonos y frailes que regresaron presionaron contra Colón en la corte española, acusándolo de mala administración. El rey y la reina enviaron al administrador real Francisco de Bobadilla en 1500, quien llegó el 23 de agosto de 1498.

Se ordenó al almirante que entregara a Bobadilla los fuertes y todos los bienes públicos de la isla. Después de cinco años, la capacidad administrativa de Colón había resultado insatisfactoria. La autoridad virreinal de Colón fue suspendida indefinidamente, y el cargo se redujo a un mero título y finalmente cayó en desuso.

A los pocos días del desembarco de Bobadilla, Diego y Bartolomé Colón y más tarde el propio Cristóbal, fueron encarcelados y encadenados. Bobadilla los acusó de ser sujetos rebeldes y se apoderó de su propiedad privada para pagar sus deudas personales. A principios de octubre de 1500, los tres hermanos, todavía encadenados, fueron embarcados y enviados a España, llegando a Cádiz a finales de mes. Su trato a bordo parece haber sido considerado. Villejo, el comandante, se ofreció a quitarle las esposas de las manos a Colón y liberarlo de las cadenas, una oferta, sin embargo, que Colón se negó a aceptar.

La noticia de la llegada de Colón como prisionero fue recibida con asombro por los monarcas, quienes vieron que Bobadilla había abusado de la confianza depositada en él. El pueblo también vio la injusticia, y se hizo todo lo posible para aliviar a Colón de su humillante condición y asegurarle el favor real, es decir, todo menos para reinstalarlo como Gobernador de Indias.

Aunque recuperó su libertad, no recuperó su prestigio y perdió su gobernación. Como insulto adicional, los portugueses habían ganado la carrera hacia las Indias: Vasco da Gama regresó en septiembre de 1499 de un viaje a la India, después de haber navegado hacia el este alrededor de África.


El tercer viaje & # 8211 1498

El 30 de mayo th En 1498, Colón salió del puerto de Sanlúcar en el sur de España con seis barcos, con destino al Nuevo Mundo en su tercer viaje. Después de hacer escala en las islas de Porto Santo y Madeira, la flota llegó a Gomera en las Islas Canarias el 19 de junio. En este punto, la flota se dividió en dos escuadrones: tres barcos navegaron directamente hacia La Española con suministros para los colonos allí, pero el otro. tres, comandados por el propio Colón, estaban en una misión de exploración, tratando de encontrar tierras al sur de las islas conocidas en las Indias. El Almirante navegó primero a las Islas de Cabo Verde, donde no tuvo éxito en sus intentos de obtener ganado. Navegó hacia el suroeste desde Cabo Verde el 4 de julio, pero para el 13 habían recorrido sólo 120 leguas. En este punto, la flota se encontraba en calma en el Doldrums, un área frente a la costa de África ecuatorial notoria por su falta de vientos.

Después de estar a la deriva ocho días en calma y calor, los vientos regresaron el 22 y Colón puso rumbo al oeste. En la mañana del 31 de julio, el agua escaseaba, por lo que el almirante decidió dirigirse directamente a Dominica, la isla que había descubierto en su segundo viaje. Después de cambiar de rumbo de norte a este, la flota avistó una isla en el oeste al mediodía de ese mismo día. Debido a que la isla tenía tres colinas, Colón la llamó Trinidad, en honor a la Santísima Trinidad. (Colón era muy devotamente religioso). La flota obtuvo agua en la costa sur de Trinidad, y en el proceso avistó la costa de América del Sur, los primeros europeos en ver ese continente. Entre América del Sur y Trinidad se encuentra el Golfo de Paria, que Colón exploró entre el 4 y el 12 de agosto. En la mañana del 13, la flota zarpó del Golfo de Paria en su entrada norte y navegó hacia el oeste a lo largo del continente durante los siguientes tres días, llegando a la isla de Margarita.

La salud de Colón era mala en este momento, y ahora ordenó a la flota navegar hacia La Española en rumbo noroeste por norte. Llegaron al sur de La Española el 19 de agosto de 1498. Al llegar a la nueva ciudad de Santo Domingo, Colón descubrió que colonos descontentos habían organizado una revuelta contra su gobierno. Colón no pudo sofocar la revuelta y finalmente aceptó la paz en términos humillantes. Pero los descontentos continuaron quejándose, y la cantidad de oro recibida del Nuevo Mundo continuó siendo decepcionantemente pequeña, tanto para los colonos como para los soberanos. En consecuencia, Fernando e Isabel nombraron comisario real a Francisco de Bobadilla, con poderes superiores a los del propio Colón. Cuando Bobadilla llegó a Santo Domingo, inmediatamente hizo arrestar a Colón, y en octubre de 1500 el Almirante fue enviado a España con grilletes.

Sued-Badillo, J. (Ed.). (2003). Historia General del Caribe de la UNESCO, Volumen 1: Sociedades Autóctonas. Londres: Palgrave MacMillan.


Tercer viaje de Colón - Historia

Como la mayoría de los hombres eruditos de su tiempo, Colón sabía que el mundo era redondo y compartía la teoría de que un barco eventualmente podría llegar al Lejano Oriente desde la dirección opuesta. Los cartógrafos no tenían conocimiento de América del Norte y del Sur ni del Océano Pacífico. Sí aceptaron la ubicación errónea de Marco Polo para Japón - 2.400 km (1.500 millas) al este de China - y la subestimación de Ptolomeo de la circunferencia de la Tierra y la sobreestimación del tamaño de la masa continental euroasiática. Colón creía que Japón estaba a unos 4.800 km (3.000 millas) al oeste de Portugal, una distancia que se podía navegar en los barcos existentes. Comprometido como comprador de azúcar en las islas portuguesas frente a la costa occidental de África por una empresa mercantil genovesa, conoció a pilotos y navegantes que creían en la existencia de islas más al oeste.

Así, Colón fue uno de los muchos que creían que se podía llegar a tierra navegando hacia el oeste. Su singularidad radicaba más bien en la persistencia de su sueño y su determinación de realizar esta `` Empresa de Indias '', como llamó a su plan.

En la década de 1400, los musulmanes que controlaban las principales rutas terrestres hacia Oriente le negaron los pasajes al este al oeste cristiano. Los bandidos, el calor del desierto y las tormentas de arena, así como otros peligros, eventualmente hicieron que las rutas terrestres alternativas de Europa fueran demasiado peligrosas y costosas. Una nueva ruta, por mar, fue el desafío.

Durante una década, Colón se acercó al rey portugués y a los monarcas españoles para obtener una subvención para explorar posibles rutas comerciales hacia el oeste.

Al contrario de muchas historias, la reina Isabel no tuvo que empeñar sus joyas para financiar la expedición.

A finales del siglo XIII, los reinos cristianos españoles de Castilla y Aragón habían reconquistado la mayor parte del territorio controlado por los musulmanes. En 1479 los dos reinos se unieron como consecuencia del matrimonio de Fernando II de Aragón e Isabel de Castilla. El último reino musulmán, Granada, fue reconquistado en 1492.

Después de rechazarlo muchas veces, Rey fernando y Reina isabel reconsiderado mientras Colón se preparaba para llevar su empresa a Francia. Colón prometió traer oro, especias y sedas del Lejano Oriente, difundir el cristianismo y dirigir una expedición a China. Contrariamente a la creencia popular, la Reina no tuvo que vender joyas para financiar la exhibición.

El viaje fue financiado en parte por un sindicato de siete nobles banqueros genoveses residentes en Sevilla (el grupo estaba vinculado a Am rico Vespucci, quien gestionaba fondos pertenecientes a Lorenzo di Pier Francesco de Medici ). La familia de los constructores navales de Palos, los Pinzons, además de cumplir una obligación de la ciudad con la corona al proporcionar dos barcos, también fueron obligados por Colón a aportar una octava parte.

1er viaje
Solo 90 hombres hicieron el primer viaje de descubrimiento desde Palos España. Los barcos eran bastante pequeños para los estándares modernos: no más largos que una cancha de tenis y menos de 30 pies de ancho. los Santa Maria tenía 40 hombres a bordo, el Pinta, 26, y el Nina, 24. El Nina Fue capitaneado por Martín Alonzo Pinzón. los Pinta, a fue capitaneado por el hermano de Pinzón, Vicente Yáñez. El buque insignia de Colón, el Santa Maria, era una gran nao con un casco redondo en comparación con las carabelas de construcción ligera con cascos estrechos. El Santa María fue lento y difícil de manejar durante el largo viaje por el océano.

A primera hora de la mañana del 12 de octubre se avistó tierra, y un grupo de desembarco llegó a una isla de las Bahamas y la llamó San Salvador. Habían pasado treinta y tres días desde que los tres barcos habían zarpado de las Islas Canarias, frente a la costa atlántica de África. Los nativos debieron haberse sorprendido al saber que su isla ahora pertenecía a España. Durante las próximas semanas también se realizaron desembarcos en Cuba, denominados Juana por Columbus, y Española, ahora conocida como Hispaniola y compartida por República Dominicana y Haití.

Martín Pinzón no quiso reconocer la autoridad de Colón durante el famoso viaje. El 21 de noviembre de 1492 abandonó a Colón frente a Cuba, con la esperanza de ser el primero en descubrir la imaginaria isla dorada de Osabeque. Fue el primero en descubrir Haití (Hispaniola), y el río donde desembarcó (ahora Porto Caballo) fue llamado en su honor el río de Martín Alonso. De allí se llevó a cuatro hombres y dos niñas, con la intención de robarlos como esclavos, pero Colón lo obligó a devolverlos a sus hogares, a quien se reunió en la costa de Haití el 6 de enero de 1493.

Los barcos de Colón cubrían aproximadamente 150 millas por día. Sus instintos marineros eran extraordinarios. Columbus, se basó en el "cálculo de los muertos", que utilizó no solo instrumentos de navegación, sino también experiencia, intuición, observaciones y conjeturas para determinar las posiciones de sus barcos.

Cristóbal Colón partió de España el 25 de septiembre de 1493, en su segundo viaje al Nuevo Mundo. 17 embarcaciones variadas y más de 1200 hombres formaron "La Gran Flota" en un intento por establecer una colonia española permanente. Su destino era La Navidad, frente a la costa norte de Haití, donde, durante su primer viaje, había dejado a 39 hombres en una fortaleza construida con los restos del Santa María. Al llegar casi dos meses después, el 28 de noviembre de 1493, Colón encontró la fortaleza improvisada quemada y todos sus hombres muertos, probablemente asesinados por los feroces indios caribes que a menudo asaltaban los asentamientos costeros.

Durante su segundo viajeLos indios de Española (Haití) le dijeron a Colón que los negros habían estado en la isla antes de su llegada.
& quotHabía llegado a La Española personas que tenían la punta de sus lanzas hechas de un metal al que llaman quanin, del cual había enviado muestras a los soberanos para que las analizaran, cuando se encontró que de 32 partes, 18 eran de oro, seis de plata y ocho de cobre. & quot
Estas lanzas, enviadas de regreso a España en un barco correo, eran idénticas a la proporción que entonces se forjaba en Guinea Africana.

3er viaje:
Colón salió del puerto de Sanlúcar en el sur de España el 30 de mayo de 1498 con seis barcos. Saliendo de las Islas Canarias el 19 de junio, la flota se dividió en dos escuadrones: tres barcos para navegar directamente hacia La Española con suministros para los colonos, y los otros tres para explorar más al sur. La flota estuvo en calma durante ocho días, en una zona frente a la costa de África ecuatorial, conocida por la falta de vientos, y llegó a las Indias Occidentales con escasez de agua dulce. Después de cambiar de rumbo de norte a este, la flota avistó una isla en el oeste al mediodía de ese mismo día. Debido a que la isla tenía tres colinas, Colón la llamó Trinidad, en honor a la Santísima Trinidad.

La tripulación se convirtió en los primeros europeos en ver el continente de América del Sur mientras obtenían agua en la costa sur de Trinidad en el Golfo de Paria. Esto incluyó a las primeras mujeres colonas, a quienes se le permitió a Colón reclutar a razón de una mujer por cada diez emigrantes. Algunos miembros de su tripulación desembarcaron y encontraron nativos que usaban coloridos pañuelos de algodón tejido simétricamente en el mismo estilo que los moros habían traído a Europa desde África Occidental. También notaron que las mujeres casadas usaban bragas de algodón (bragas), también una probable influencia musulmana de África Occidental.

Además, Colón modificó su creencia en una tierra redonda cuando sus lecturas de navegación detectaron el bulto en la tierra en el ecuador. Propuso que la tierra tenía la forma de una pera con una elevación "como el pecho de una mujer" sobre la que descansaba el "Paraíso Terrestre" o Jardín del Edén, al que ningún hombre podía navegar sin el permiso de Dios.

"Dios me hizo el mensajero del cielo nuevo y la tierra nueva de los que habló en el Apocalipsis de San Juan [Rev. 21: 1] después de haber hablado de ello por boca de Isaías y él me mostró el lugar donde encontrarlo. & Quot Colón 1500

Después de un corto tiempo explorando la costa, Colón zarpó hacia La Española con rumbo noroeste por norte. Las llegadas a la nueva ciudad de Santo Domingo el 19 de agosto de 1498 encontraron abierta hostilidad hacia el gobierno continuo de Colón. Finalmente, la disputa se resolvió cuando Fernando e Isabela designaron a Francisco de Bobadilla como comisionado real, con poderes superiores a los del propio Colón. La primera orden del día de Bobadilla fue enviar al almirante y a sus dos hermanos Bartolomé y Diego de regreso a España con grilletes en octubre de 1500.

La niñaOriginalmente con aparejo latino, fue montada a escuadra por Colón durante una escala en Canarias en el primer viaje. los Libro de Armadas en el Archivo Generale de Indias en Sevilla mencionó que el barco llevaba 10 cañones giratorios de retrocarga, llamados bombardas. La Niña hizo 4 viajes más al nuevo mundo después del viaje de 1492/93. El Capitán original, durante el primer viaje, fue Vicente Yáñez Pinzón, pero después de la pérdida del Santa María, Colón se convirtió en el capitán. Vicente Yáñez luego descubrió el Amazonas en un viaje independiente. Su nombre de pila era 'Santa Clara' pero siempre se llamó 'Nina', en honor a su amo-dueño Juan Nino de Moguer. Ella estaba con Colón en su segundo y tercer viaje, y llevó algo de carga a Espagnola / Hispagnola en otras dos ocasiones. En 1499, se vendió la carabela histórica.

La pinta Hizo varios viajes más a través del Atlántico hasta 1500. Vicente Yáñez Pinzón comandó la Pinta cuando ella fue el buque insignia para el descubrimiento del río Amazonas. En julio de 1500, la Pinta fue atrapada por un huracán y se hundió en las cercanías de las Islas Turcas y Caicos.. En 1978 La primera expedición seria para localizar la Pinta fue realizada por Carribean Venture, Inc. en las Islas Turcas y Caicos, pero la información engañosa y la falta de dinero pusieron fin a la expedición antes de que se descubriera el naufragio.

http://www.shipsofdiscovery.org/
información sobre los barcos de muchos de los exploradores del mundo desde un punto de vista arqueológico.

Regreso de las Carabelas
Por Antonio Lobo Antunes (Traducido por Gregory Rabassa) Podría decirse que es el autor vivo más grande de Portugal, que escribe utilizando collages narrativos y juxaposiciones. Aquí el famoso Vasco de Gama y su tripulación atracan en la Lisboa moderna 'El regreso de las carabelas' Revisado por Alan Kaufman en sfgate


El tercer viaje

Después de una tercera terrible experiencia en el segundo viaje, Colón redujo el número de flota en el tercer viaje realizado el 30 de mayo de 1498. El número de barcos involucrados fue de seis. Llegó a Canarias en junio de donde partió el 19. El grupo se dividió en dos: el primer subgrupo debía navegar a La Española para llevar los suministros a sus primeros colonos y los otros tres para explorar más al sur. El último grupo experimentó apiñamientos con la depresión en la región ecuatorial de África. Posteriormente llegaron a las Indias Occidentales desde donde descubrieron Trinidad, nombrada así porque estaba compuesta por tres cerros. También se convirtieron en los primeros europeos en descubrir el continente de América del Sur. Este equipo incluía mujeres colonialistas que fueron reclutadas en una proporción de una mujer de cada diez personas.
La experiencia de Colón adquirida en estos viajes modificó su interpretación de la forma de la tierra a una forma de pera. Había descubierto el bulto en el ecuador. Consideró este bulto como "Paraíso terrestre" también conocido como el Jardín del Edén bajo la guardia de Dios. Colón se dirigió de regreso a Santo Domingo, La Española, el 19 de agosto de 1498, donde su gobierno continuo le valió la hostilidad con los nativos. La disputa entre la administración de Colón y los lugareños fue resuelta por Francisco de Bobadilla, quien fue enviado por el rey Fernando como comisionado. Bobadilla envió a Colón y a algunos de sus hombres de regreso a España.


El espíritu católico de Cristóbal Colón

Cuando se puso el sol, el himno Salve Regina sonó a través del Atlántico. Noventa hombres se pararon en las cubiertas de tres barcos, guiados en oración por Cristóbal Colón, el capitán extranjero en el que habían llegado a confiar. Habían mantenido el mismo ritual de oraciones vespertinas desde que salieron de España meses atrás, pero esta noche era diferente. Mañana sería la fiesta de Nuestra Señora del Pilar, la gran patrona de España. Colón les había prometido a sus hombres que si no hubieran visto tierra para el día de su fiesta, ordenaría a los barcos que regresaran, una promesa que tenía la intención de cumplir. Sabía que Nuestra Señora no abandonaría la empresa por la que había trabajado tan duro. Las señales de que estaban cerca de la tierra aumentaban día a día.

Mientras Colón subía los escalones de su cabaña, su mirada se posó instintivamente en el horizonte occidental. A lo lejos, vio una luz, como una vela que subía y bajaba sobre las olas. Rápidamente, llamó a otro hombre, quien confirmó el avistamiento. Se alertó a las tripulaciones de los tres barcos, cada hombre estaba en cubierta, buscando señales de tierra cercana. A las 2 a.m., salió el grito, "¡Tierra!" ¡Tierra! La emoción de la tripulación fue tal que apenas notaron las muchas horas que tomó navegar por el traicionero arrecife que rodeaba su nuevo destino. Cuando Colón se arrodilló en la playa para dar gracias, la siguiente oración salió de sus labios:

“Oh Señor, Dios eterno y omnipotente, por tu santa palabra has creado los cielos, la tierra y el mar bendito y glorificado sea tu nombre alabado sea tu majestad, que has dignado que, por medio de tu indigno siervo, Tu sagrado nombre debe ser reconocido y dado a conocer en esta nueva parte del mundo. & # 8221 1

El buque insignia de Colón en el primer viaje fue Santa María de la Inmaculada Concepción (Santa María de la Inmaculada Concepción).

San Salvador

La oración anterior, recitada en latín y la primera hablada en las Américas, fue seguida por el canto del Credo, el Te Deum y muchas otras oraciones en acción de gracias. Mientras se desplegaban los estandartes, el almirante proclamó solemnemente: “En el nombre de Nuestro Señor Jesucristo…” Procedió a reclamar la nueva tierra para sus soberanos, no sin antes reclamarla para su Divino Maestro, dándole el nombre de San Salvador. (Santo Salvador).

Los detalles en el relato anterior de la primera llegada a tierra de los europeos en las Américas son bastante desconocidos en los tiempos modernos. Los historiadores se han apartado típicamente de los aspectos católicos de los viajes de Colón, ya sea haciendo mención de pasada o ignorándolos por completo. Sin embargo, una lectura de los escritos del propio Colón, junto con los testimonios de sus contemporáneos, muestra que el espíritu católico impregnaba todos los aspectos de la vida y era fundamental para la misión de exploración.

Si bien un recuento detallado de los eventos de 1492 y posteriores está mucho más allá del alcance de este artículo, examinaremos las inspiraciones católicas para el descubrimiento, que son esenciales para comprender al mismo Colón. Contrariamente a la opinión de muchos historiadores modernos, y lejos de ser una aberración menor, la fe católica militante de Colón fue la fuente de su grandeza e influyó en todas sus acciones.

Piedad católica

Toda la evidencia muestra que Colón fue un hombre de profunda devoción que tomó su fe extremadamente en serio. Uno de sus contemporáneos, Bartolomé de las Casas, lo describió como un hombre de rectitud y profunda piedad:

“Observó los ayunos de la iglesia con más fidelidad, confesó e hizo comunión a menudo, leyó el Oficio Divino como un clérigo, odiaba la blasfemia y los juramentos profanos, y era más devoto de Nuestra Señora y del seráfico padre San Francisco ... & # 8221 2

Estas dos devociones tuvieron muchas manifestaciones. El nombre completo del buque insignia de Colón en el primer viaje fue Santa María de la Inmaculada Concepción (Santa María de la Inmaculada Concepción). Durante el regreso del primer viaje, cuando los barcos estaban en peligro de hundirse, Colón y sus hombres prometieron una peregrinación a la primera iglesia mariana a la que llegaron, que cumplieron en las Azores dos semanas después. A su regreso a España, Colón hizo una peregrinación al monasterio de Nuestra Señora de Guadalupe en Extremadura como acto solemne de acción de gracias.

Como franciscano de la Tercera Orden, a menudo se veía a Colón vistiendo el hábito franciscano.

Como franciscano de la Tercera Orden, a menudo se veía a Colón vistiendo el hábito franciscano, especialmente cuando estaba en presencia del clero o la nobleza. Su estrecha asociación personal con los franciscanos fue fundamental para asegurar contactos en la corte real y proporcionó un estímulo muy necesario cuando parecía que la empresa nunca obtendría el apoyo que necesitaba. Su hijo Diego permaneció al cuidado de los franciscanos en el monasterio de La Rábida cerca de Palos durante el primer viaje, donde los frailes se hicieron cargo de su educación. A su regreso a España, Colón pasó el verano de 1493 en La Rábida, preparándose espiritualmente para el segundo viaje más tarde ese año.

Después de la muerte de Colón, su segundo hijo Fernando escribiría sobre la piedad de su padre:

“En materia de religión era tan estricto que por ayunar y decir todos los oficios canónicos podría haber sido tomado por miembro de una orden religiosa. Y cuando tenía que escribir cualquier cosa, no probaba el bolígrafo sin antes escribir estas palabras, "Jesús cum Maria sit nobis en via. & # 8221 3

Esta inscripción se encuentra en la mayoría de las cartas de Colón que aún se conservan. El significado literal, “Que Jesús con María nos acompañe en el camino” es una oración apropiada para un explorador, y con razón podría considerarse su lema.

Celo misionero

Los eruditos se han apresurado a señalar la influencia de Marco Polo Libro de las maravillas del mundo sobre Colón y sus contemporáneos, y con razón. Sin embargo, el capítulo que más influyó en el propio Colón fue la introducción. En él, leemos sobre el padre y el tío de Polo, Niccolò y Maffeo Polo, que viajaron a Oriente cuando Marco aún era un bebé. Sus extensos viajes finalmente los pusieron en contacto con Kublai Khan, al que se hace referencia en el libro como el Gran Khan.

El Gran Khan les preguntó sobre la vida en Europa Occidental y la fe católica, en la que se interesó. A su partida, les confió una carta al Papa solicitando a 100 misioneros que instruyan a su reino en la fe católica, junto con el aceite de la lámpara del Santo Sepulcro en Jerusalén. Cuando los Polos regresaron a Occidente en 1268, descubrieron que el Papa Clemente IV había muerto y el largo interregno que siguió impidió que se cumplieran las solicitudes del Khan. 4

En sus peticiones a Fernando e Isabel durante un período de 7 años, fue el deseo de Colón de cumplir con la solicitud del Gran Khan lo que finalmente persuadió a los soberanos de aprobar el viaje. A bordo de su buque insignia había una carta para el Gran Khan del rey y la reina, y Colón hizo todo lo posible para entregarla. En el prólogo del informe sobre el primer viaje, Colón aborda directamente esta misión evangelística:

“Le había dado [un informe] a Sus Altezas sobre las tierras de la India y sobre un príncipe que se llama 'Gran Khan'. . cómo había enviado a Roma para pedir hombres instruidos en nuestra Santa Fe para que pudieran instruirlo en ella, sin embargo, el Santo Padre nunca había accedido a su solicitud, y por lo tanto, tantas personas se perdieron, cayeron en la idolatría y aceptaron falsas y religiones nocivas y Sus Altezas, como cristianos y príncipes católicos, amantes y promotores de la santa fe cristiana. . . Pensé en enviarme a mí, Cristóbal Colón. . . para ver cómo se puede llevar a cabo su conversión a nuestra Santa Fe ". 5

"Él era extremadamente celoso por el honor y la gloria de Dios; anhelaba profundamente la evangelización de estos pueblos y el plantar y florecer en todas partes la fe de la gente en Jesucristo".

Sin embargo, la misión de completar la solicitud de misioneros del Khan era solo un aspecto del deseo de Colón de difundir el Evangelio. Como escribió Bartolomé de las Casas, "Él era extremadamente celoso por el honor y la gloria de Dios; anhelaba profundamente la evangelización de estos pueblos y el plantar y florecer en todas partes la fe de la gente en Jesucristo". 6

Tras su primer encuentro con los nativos en San Salvador, Colón concluye: “Reconocí que eran personas que estarían mejor liberadas [del error] y convertidas a nuestra Santa Fe por amor que por la fuerza”. 7

En seis ocasiones distintas, Colón escribió al Santo Padre solicitando el envío de misioneros a las islas recientemente descubiertas, petición que fue atendida. El 6 de enero de 1494, fiesta de la Epifanía, la primera misa en las Américas fue ofrecida por un benedictino que había acompañado el segundo viaje.

Cinco siglos después del hecho, el jesuita estadounidense P. John Hardon comentaría: “Una cosa es decir que Colón descubrió América. Es otra cosa darse cuenta de que abrió la puerta a la difusión más fenomenal del cristianismo desde la época de San Pablo ”. 8

Espíritu cruzado

Surge una pregunta del lector moderno: "¿Qué pasa con la búsqueda del oro?" As Columbus makes clear in his log, the finding of gold, spices, and other valuables is central to his mission, but not for the reason most are taught.

On December 26, 1492, Columbus had established a makeshift settlement named La Navidad on the north end of the island of Hispaniola from the wreckage of the Santa Maria, run aground on a reef. Seeing the hand of Divine Providence, he then proceeded to write of his desired result:

“I hope to God that when I come back here from Castile. . . I will find a barrel of gold, for which these people have traded, and that they will have found the gold mine, and the spices, and in such quantities that within three years the Sovereigns will prepare for and undertake the reconquest of the Holy Land. I have already petitioned Your Highnesses to see that all the profits of my enterprise should be spent on the conquest of Jerusalem, and Your Highnesses smiled and said that. . . even without the expedition they had the inclination to do it.” 9

Now that Spain was finally free from Muslim domination (Jan. 2, 1492), the great desire to take the fight to the enemy and complete the liberation of the Holy Land could finally be completed. By sailing west, Columbus was aiming to outflank Islam, gaining access to the riches of the East so as to finance the retaking of Jerusalem. Since the fall of Constantinople in 1453, while Columbus was still a child, calls had come from all corners of Europe to renew the Crusade. Columbus saw himself as the instrument to fulfill the longed-for end.

In a letter to Pope Alexander VI, Columbus reiterates the seriousness of his intentions:

“The enterprise must be undertaken in order to spend any profits therein for the redemption of the Sepulcher and the Temple Mount unto Holy Church.” 10

Historian George Grant succinctly concludes, “Clearly, the motivations of Columbus were shaped by the eons long conflict between Christendom and Islam. The evidence is inescapable. He sailed, not to discover a new world, but to find a way to recover the old one.” 11

Our Great Debt to Columbus

The events of 1492 and afterward could have transpired far differently. The richest nation in the world at the time was China, followed by the Islamic caliphates which stretched from Morocco to the edges of the Far East. Why didn’t the Chinese expand their empire to the east across the Pacific? Why was it not a Muslim who established lasting contact between the continents? For that matter, why was it not an Indian who discovered Europe?

Modern historians are at a loss to answer these questions, and conclude that it was simply by chance that events unfolded as they did. This hardly explains the fact that Spain was the poorest nation in Western Europe at the time, bankrupt from its completion of the Reconquista. Yet not only did Spain successfully go about colonizing and evangelizing the Americas, it also kept the Muslims out of the Americas. Had Islam spread to the Americas in place of Christianity, what we know today as the United States could very well have been the United Emirates.

Columbus believed he was specially chosen by God to bring the Gospel to a people who were living in darkness and the shadow of death. He believed his given name, Christopher, signified the mission he was destined to carry out, as his son Fernando would later explain: “Just as Saint Christopher bore Christ over the waters, so too was he to bear the light of the Gospel over the vast oceans.” 12

In conclusion, spreading the Catholic faith and acquiring riches so as to finance the retaking of Jerusalem from the Muslims were at the heart of Columbus’ mission. Any hopes of personal rewards or honors were secondary. In writing the royal treasurer of Spain at the completion of the first journey, he gives the reason all people, present and future, should celebrate what would come to be known as Columbus Day:

“And now ought the King, Queen, Princes, and all their dominions, as well as the whole of Christians, to give thanks to our Savior Jesus Christ who has granted us such a victory and great success. Let processions be ordered, let solemn festivals be celebrated, let the temples be filled with boughs and flowers. Let Christ rejoice upon earth as he does in heaven, to witness the coming salvation of so many people, heretofore given over to perdition. Let us rejoice for the exaltation of our faith, as well as for the augmentation of our temporal prosperity, in which not only Spain but all Christendom shall participate.” 13

Five Myths About Christopher Columbus

1. MYTH: Columbus was sailing to prove the world was round.

FACT: Every educated person at the end of the fifteenth century knew the earth was a sphere, a fact known since antiquity. What was in dispute was the earth’s circumference, which Columbus underestimated by one-fourth.

2. MYTH: Queen Isabella sold her crown jewels to finance the first journey.

FACT: The royal treasury of Spain was depleted after the completion of the conquest of Granada early in 1492. However, Luis de Santangel, the royal treasurer, was able to secure funding by reaching out to the Crusading societies throughout the Mediterranean, as well as other financial backers from Spain and elsewhere. The crown put up very little to finance the journey.

3. MYTH: There was a priest on board the Santa Maria in 1492.

FACT: Because of the dangers involved, there were no priests or friars on the first voyage, despite the deep piety of Columbus. Many of the paintings of the first landfall in the new world on San Salvador show a priest with Columbus—contrary to the facts. There were five priests on the second voyage: Benedictine Father Buil the Jeronymite Father Ramon Pane and three Franciscans.

4. MYTH: Columbus introduced slavery to the New World.

FACT: Slavery was already widespread among the native Indians when Columbus arrived. Columbus was insistent on the fair treatment of the Indians, a policy which gained him many enemies as governor of Hispaniola. Bartolome de las Casas, a Spanish friar who worked for the protection of the Indians, is quick to excoriate his fellow Spaniards in their grave abuses, but is filled with nothing but respect and admiration for Columbus. The mass subjugation and importation of Africans to the Americas did not begin until a generation after Columbus’ death.

5. MYTH: Columbus died a pauper, in chains, in a Spanish prison.

FACT: Despite the fact that the Spanish crown retracted some of the privileges promised to Columbus, he was relatively wealthy at the time of his death. Although he returned to Spain in chains in 1500 after his third voyage, the King and Queen apologized for the misunderstanding and had them removed.

On May 20, 1506, the Vigil of the Ascension, Christopher Columbus lay on his deathbed in his apartment at Valladolid, surrounded by his fellow Franciscans and his sons. As the friars chanted Compline, his last words echoed those of Christ on the cross: In manus tuas, Domine, commendo spiritum meum. (Into your hands, O Lord, I commend my spirit.)

In manus tuas, Domine, commendo spiritum meum.
Into your hands, O Lord, I commend my spirit.


Christopher’s First Voyage

Christopher undertook his first voyage in 1492 to find the new route to the West. He took three ships with him- Santa Maria, Nina, and Pinta. These ships were owned by Juan de la Cosa, Martín Alonso Pinzón and Vicente Yáñez Pinzón. Columbus stopped at the Canary Islands to refill the crew’s supplies for the voyage and repair the ships.

What happened on Christopher Columbus’ first voyage?

After leaving the Canary Islands, Christopher and his crew set out to carry on their westbound journey. It took them five weeks to sail across the sea, something Columbus had not anticipated. Within a few days of sailing, Pinta broke down and was abandoned.

The ship was soon repaired and joined the expedition. Columbus’s compass had stopped working when they were at sea. After travelling for endless days and nights, one of the crew members, Rodrigo de Triana saw land.

Christopher First Voyage

Where did Columbus land first?

Christopher named the island San Salvador and even befriended the indigenous people living there. On the coast of Hispaniola, Santa Maria ran aground and was abandoned. The crew of Santa Maria was left behind at La Navidad.

It is said that Columbus discovered large quantities of gold at Hispaniola. During his expedition, Columbus faced a lot of hardships. On their way back to Spain, the crew members of Nina and Pinta struggled to sail past the strong winds and storm. The vessels got separated from each other but reached Spain individually.

The first ambitious Voyages of Christopher Columbus was completed in 1493. The news of his achievements spread in Spain in like wildfire. He came to be hailed as a hero in Spain. He explained what all he saw and the gold he discovered. Columbus had given a detailed description of his exciting voyage to the royal court in Madrid.


Which countries did Columbus visited on his third voyage?

For the first two weeks of August 1498, Colón y su small fleet explored the Gulf of Paria, which separates Trinidad from mainland South America. In the process of this exploration, they descubierto the Island of Margarita as well as several smaller islands. They also descubierto the mouth of the Orinoco River.

One may also ask, what were the 4 voyages of Christopher Columbus? Beginning in 1492, Cristobal colon took FOUR voyages to the New World: 1st voyage, 1492-1493, he DISCOVERED land 3rd voyage, 1498-1500, he faced doldrums, rebellion, and was ARRESTED 4th voyage, 1502-1504, he survived another hurricane, explored Panama, and was SHIPWRECKED on Jamaica for a year.

In this regard, where did Columbus land on his second voyage?

Columbus left from Cádiz in España for his second voyage (1493-1496) on September 24, 1493, with 17 ships and about 1200 men. His aim was to conquer the Taíno tribe and colonise the region. On October 13, the ships left the Canary Islands, following a more southerly course than on his first voyage.

Where did Columbus land on his first voyage?

Colón reports on his first voyage, 1493. On August 3, 1492, Colón set sail from Spain to find an all-water route to Asia. On October 12, more than two months later, Colón landed on an island en el Bahamas that he called San Salvador the natives called it Guanahani.


Ver el vídeo: El Tercer viaje de Colón a las américas. (Diciembre 2021).