Podcasts de historia

Historia británica

Historia británica

Oliver Cromwell

Oliver Cromwell fue un líder político y militar en la Inglaterra del siglo XVII que se desempeñó como Lord Protector, o jefe de estado, de la Commonwealth de Inglaterra, Escocia e Irlanda durante un período de cinco años hasta su muerte en 1658. Cromwell era conocido por ser despiadado en la batalla, y él ...Lee mas

La rivalidad de la vida real que inspiró a 'The Favourite'

En la pieza de época ganadora del Oscar La Favorita, dos damas de compañía ambiciosas e inteligentes de la Inglaterra de principios del siglo XVIII compiten por el favor —y los afectos románticos— de una reina Ana voluble e inestable. La película extravagante, cargada de blasfemias y oscuramente cómica no se apega al ...Lee mas

Gran Bretaña acepta devolver Hong Kong a China

En el Salón del Pueblo de Beijing, la primera ministra británica Margaret Thatcher y el primer ministro chino Zhao Ziyang firman un acuerdo que compromete a Gran Bretaña a devolver Hong Kong a China en 1997 a cambio de términos que garanticen una extensión de 50 años de su sistema capitalista. Hong Kong: a ...Lee mas

Eduardo VIII abdica

Después de gobernar durante menos de un año, Eduardo VIII se convierte en el primer monarca inglés en abdicar voluntariamente del trono. Eligió abdicar después de que el gobierno británico, el público y la Iglesia de Inglaterra condenaron su decisión de casarse con la divorciada estadounidense Wallis Warfield. ...Lee mas

7 hechos sorprendentes sobre los nacimientos reales

Cinco meses después de que el príncipe Harry y Meghan Markle, el duque y la duquesa de Sussex, se casaran en el castillo de Windsor, los observadores reales de todo el mundo se emocionaron con el anuncio de que la pareja esperaba un hijo en la primavera de 2019. El 6 de mayo de 2019, Meghan dio a luz a un ...Lee mas

El largo y gradual camino hacia la independencia de Canadá

A pesar de la confusión reciente, Canadá no quemó la Casa Blanca durante la Guerra de 1812; de hecho, ni siquiera era un país en 1812. Aunque el ataque británico se llevó a cabo en respuesta a un ataque estadounidense en York, Ontario, Canadá como sabemos que no existía en ese momento. Canadá ...Lee mas

Reina Elizabeth II

La reina Isabel II se ha desempeñado desde 1952 como monarca reinante del Reino Unido (Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte) y de muchos otros reinos y territorios, así como jefa de la Commonwealth, el grupo de 53 naciones soberanas que incluye a muchos ex británicos. ...Lee mas

¿Por qué fue tan mortal la batalla del Somme?

La Batalla del Somme fue una de las batallas más grandes de la Primera Guerra Mundial y una de las más sangrientas de toda la historia de la humanidad. Una combinación de un campo de batalla compacto, armamento moderno destructivo y varios fracasos de los líderes militares británicos llevaron a la masacre sin precedentes de olas ...Lee mas

Imbolc

Imbolc es una fiesta pagana que se celebra desde el 1 de febrero hasta la puesta del sol el 2 de febrero. Basado en una tradición celta, Imbolc estaba destinado a marcar el punto medio entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera en la Irlanda neolítica y Escocia. La fiesta es celebrada por wiccanos y ...Lee mas

Revolución gloriosa

La Revolución Gloriosa, también llamada "La Revolución de 1688" y "La Revolución Sin Sangre", tuvo lugar de 1688 a 1689 en Inglaterra. Implicó el derrocamiento del rey católico Jacobo II, quien fue reemplazado por su hija protestante María y su marido holandés, Guillermo de ...Lee mas

La pared de Hadrian

El Muro de Adriano son los restos de las fortificaciones de piedra construidas por el Imperio Romano tras la conquista de Gran Bretaña en el siglo II d.C. La estructura original se extendía más de 70 millas a través de la campiña del norte de Inglaterra desde el río Tyne, cerca de la ciudad de Newcastle. ...Lee mas

Declaración Balfour

La Declaración Balfour fue una carta escrita por el secretario de Relaciones Exteriores británico Arthur Balfour a Lionel Walter Rothschild, en la que expresó el apoyo del gobierno británico a una patria judía en Palestina. Los efectos a largo plazo de la Declaración Balfour y los británicos ...Lee mas

Parlamento británico

El Parlamento es el órgano legislativo del Reino Unido y la principal institución legislativa en la monarquía constitucional de Gran Bretaña. La historia del cuerpo legislativo, que se reúne en el Palacio de Westminster en Londres, muestra cómo evolucionó casi orgánicamente, en parte ...Lee mas

Torre de Londres

La Torre de Londres es una de las prisiones más antiguas y famosas del mundo, aunque su propósito original no era albergar a criminales. De hecho, la Torre, que en realidad es un complejo de varias torres y estructuras, fue construida a finales del siglo XI como fortaleza para ...Lee mas

¿Era el rey Arturo una persona real?

Todos hemos escuchado historias sobre el rey Arturo de Camelot, quien, según la leyenda medieval, dirigió las fuerzas británicas (incluidos sus confiables Caballeros de la Mesa Redonda) en la batalla contra los invasores sajones a principios del siglo VI. Pero, ¿era el Rey Arturo una persona real o simplemente un héroe? ...Lee mas

¿Quién fue el "rey que nunca fue"?

El príncipe Alberto Víctor, nieto de la reina Victoria, se convirtió en el segundo en la línea del trono británico en el momento de su nacimiento en 1864. Sin embargo, Eddy, como lo apodaron, murió a los 28 años, antes que su padre y su abuela, y nunca llegó a ser Rey. Desde su muerte, ha habido ...Lee mas

Los espantosos deportes de sangre de la Inglaterra de Shakespeare

Cerca del final de su obra clásica de 1606 Macbeth, William Shakespeare incluyó una escena en la que el personaje principal condenado dice que sus enemigos, “me han atado a una estaca; No puedo volar, / Pero, como un oso, debo luchar contra el campo ". La línea puede parecer intrascendente para los modernos ...Lee mas

¿Cómo obtuvo Big Ben su nombre?

El Big Ben es uno de los hitos más emblemáticos y mal identificados del mundo. El nombre inicialmente no se refería a la distintiva torre del reloj de 320 pies de altura en el lado norte de las Casas del Parlamento británico, rebautizada como Elizabeth Tower en honor a la reina Isabel II durante su ...Lee mas


Historia de la Columbia Británica

En el momento de su contacto inicial con los exploradores europeos blancos, los pueblos indios de la actual Columbia Británica eran unos 80.000. La costa estaba dominada por los pueblos Coast Salish, Nuu-chah-nulth (Nootka), Kwakiutl, Bella Coola, Tsimshian y Haida. Estos grupos habían desarrollado una economía basada en la utilización de los productos del mar y los enormes cedros que crecían en las montañas costeras. Expertos pescadores, utilizaban trampas, redes, anzuelos, lanzas e incluso un ingenioso arpón para cazar ballenas. Su ropa estaba hecha de pieles y corteza de cedro cubiertas por mantas bellamente estampadas tejidas con lana de cabras montesas. Las viviendas de los indios eran grandes edificios rectangulares de vigas y tablones de cedro, divididos en compartimentos para las familias. Las casas estaban ubicadas en grupos a lo largo de playas adecuadas para el desembarco de canoas y justo por encima de la marca de la marea alta. Estos pueblos ya eran comerciantes emprendedores de cobre, mantas, pieles de alce, pieles, conchas, aceite de pez vela y esclavos a lo largo de las rutas intertribales que iban de norte a sur hacia California y de este a oeste hacia el interior. También disfrutaron de una rica vida social basada en la ceremonia del potlatch, en la que familias rivales competían entre sí para dar mantas, comida, joyas y otros favores a los invitados, a menudo invitados desde cientos de millas de distancia, para conmemorar el nacimiento, la adolescencia, matrimonio o muerte de un miembro importante de la tribu.


Un nuevo imperio en India

Monumento en el campo de batalla de Plassey © Los conflictos anglo-franceses que comenzaron en la década de 1750 terminaron en 1763 con un predominio británico en el sureste y más significativamente en Bengala. Allí, el gobernante local tomó el asentamiento de la Compañía en Calcuta en 1756, solo para ser expulsado de él por las tropas británicas bajo el mando de Robert Clive, cuya victoria en Plassey al año siguiente permitió la instalación de un nuevo gobernante satélite británico. La influencia británica rápidamente dio paso al dominio absoluto sobre Bengala, concedido formalmente a Clive en 1765 por el todavía simbólicamente importante, aunque militarmente impotente, emperador mogol.

. los gobernadores de los asentamientos comerciales de la Compañía se convirtieron en gobernadores de provincias.

Lo que la opinión británica llegó a reconocer como un nuevo imperio británico en la India permaneció bajo la autoridad de la Compañía de las Indias Orientales, incluso si la importancia de las preocupaciones nacionales ahora involucradas significaba que la Compañía tenía que someterse a una supervisión cada vez más estrecha por parte del estado británico y a las investigaciones periódicas del parlamento. En la India, los gobernadores de los asentamientos comerciales de la Compañía se convirtieron en gobernadores de provincias y, aunque la Compañía de las Indias Orientales continuó comerciando, muchos de sus sirvientes se convirtieron en administradores de los nuevos regímenes británicos. Se crearon ejércitos enormes, compuestos en gran parte por cipayos indios pero con algunos regimientos británicos regulares. Estos ejércitos se utilizaron para defender los territorios de la Compañía, para coaccionar a los estados indios vecinos y para aplastar cualquier resistencia interna potencial.


Problemas en el paraiso

El 17 de septiembre de 1598, cinco barcos holandeses bajo el mando del vicealmirante Wybrandt van Warwijck llegaron a Mauricio, convirtiéndose en los primeros barcos holandeses en hacerlo. Este evento marcó el comienzo de la participación holandesa en la isla. Se reclamó como posesión holandesa y se le dio el nombre Mauricio, después de los holandeses Stadholder Maurits van Nassau. Durante los siguientes 40 años, Mauricio se utilizó como una estación refrescante para los holandeses de las Indias Orientales en sus viajes entre Europa y Asia Oriental.

Los rumores de una próxima ocupación inglesa de Mauricio y el deseo de aumentar la explotación del ébano hicieron que la Compañía Holandesa de las Indias Orientales (VOC) decidiera establecer un asentamiento en la isla. En 1638, los primeros colonos llegaron a Grand Port Bay e inmediatamente comenzaron a construir un fuerte, Frederik Hendrik. Asentar la isla y crear un negocio organizado de ébano resultó mucho más difícil de lo esperado, ya que los ciclones frecuentemente destruían el asentamiento, las plagas de ratas y langostas destruían cultivos, y los esclavos africanos y los convictos de Batavia, traídos para cortar el ébano, a menudo escapaban.

Debido a todos estos problemas, en 1658, apenas veinte años después del primer intento de colonización, la estación de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales en Mauricio fue cancelada. Sin embargo, la siempre presente competencia inglesa y francesa en el Océano Índico hizo que la VOC reconsiderara su decisión de abandonar la isla, y Mauricio fue reasentado en 1664. El segundo grupo de colonos tuvo los mismos problemas que sus predecesores. En cuestión de meses se quedaron sin provisiones y los cazadores regresaban con frecuencia del interior con las manos vacías. Además, varios colonos iniciaron un comercio ilícito de ébano con barcos ingleses anclados en las costas noroccidentales de Mauricio. Para empeorar las cosas, las revueltas de esclavos se estaban convirtiendo en algo común y las sequías y las epidemias complementaban las catástrofes causadas por los ciclones. Los colonos tenían poco respeto por sus diversos comandantes, y casi todos los días la gente bebía y festejaba. Finalmente, en 1707 se decidió evacuar la isla. Además de varias personas que huyeron al interior, los últimos colonos abandonaron Mauricio en 1710.


Historia de Europa

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Historia de Europa, historia de los pueblos y culturas europeos desde la prehistoria hasta la actualidad. Europa es un término más ambiguo que la mayoría de las expresiones geográficas. Su etimología es dudosa, al igual que la extensión física del área que designa. Sus fronteras occidentales parecen claramente definidas por su costa, sin embargo, la posición de las Islas Británicas sigue siendo equívoca. Para los forasteros, parecen claramente parte de Europa. Sin embargo, para muchos británicos y algunos irlandeses, "Europa" significa esencialmente Europa continental. Al sur, Europa termina en la costa norte del mar Mediterráneo. Sin embargo, para el Imperio Romano, esto fue mare nostrum (“Nuestro mar”), un mar interior más que una frontera. Incluso ahora, algunos se preguntan si Malta o Chipre son una isla europea. La mayor incertidumbre se encuentra en el este, donde las fronteras naturales son notoriamente esquivas. Si los Montes Urales marcan el límite oriental de Europa, ¿dónde se encuentra al sur de ellos? ¿Puede Astrakhan, por ejemplo, considerarse europeo? Las preguntas tienen más que un significado geográfico.

Estas cuestiones han adquirido una nueva importancia a medida que Europa se ha convertido en algo más que una expresión geográfica. Después de la Segunda Guerra Mundial, se escuchó mucho sobre "la idea europea". Esencialmente, esto significaba la idea de la unidad europea, al principio confinada a Europa occidental, pero a principios de la década de 1990 parecía capaz de abarcar también a Europa central y oriental.

La unidad en Europa es un ideal antiguo. En cierto sentido, fue implícitamente prefigurado por el Imperio Romano. En la Edad Media, fue encarnado imperfectamente primero por el imperio de Carlomagno y luego por el Sacro Imperio Romano y la Iglesia Católica Romana. Más tarde, varios teóricos políticos propusieron planes para la unión europea, y tanto Napoleón Bonaparte como Adolf Hitler intentaron unir Europa mediante la conquista.

Sin embargo, no fue hasta después de la Segunda Guerra Mundial que los estadistas europeos comenzaron a buscar formas de unir a Europa pacíficamente sobre la base de la igualdad en lugar de la dominación de una o más grandes potencias. Su motivo era cuádruple: evitar más guerras en Europa, en particular reconciliando a Francia y Alemania y ayudando a disuadir la agresión de otros para evitar el proteccionismo y las políticas de "empobrecer al vecino" que se habían practicado entre guerras para igualar las políticas. e influencia económica de las nuevas superpotencias del mundo, pero sobre una base civil y para comenzar a civilizar las relaciones internacionales mediante la introducción de reglas e instituciones comunes que identificarían y promoverían los intereses compartidos de Europa en lugar de los intereses nacionales de sus estados constituyentes.

Detrás de esta política está la convicción de que los europeos tienen más en común de lo que los divide, especialmente en el mundo moderno. En comparación con otros continentes, Europa occidental es pequeña e inmensamente variada, dividida por ríos y montañas y cortada por ensenadas y arroyos. También está densamente poblado, un mosaico de diferentes pueblos con una multiplicidad de idiomas. De manera muy amplia e inadecuada, sus pueblos pueden clasificarse en tipos nórdicos, alpinos o celtas y mediterráneos, y la mayor parte de sus lenguas pueden clasificarse como romances o germánicas. En este sentido, lo que los europeos comparten principalmente es su diversidad y puede ser esto lo que los ha hecho tan enérgicos y combativos. Aunque favorecidos de forma única por los suelos fértiles y los climas templados, durante mucho tiempo han demostrado ser belicosos. Las sucesivas oleadas de invasiones, principalmente del este, fueron seguidas por siglos de rivalidad y conflicto, tanto dentro de Europa como en el extranjero. Muchos de los campos de Europa han sido campos de batalla, y se ha dicho que muchas de las ciudades de Europa se construyeron sobre huesos.

Sin embargo, los europeos también han estado a la vanguardia del esfuerzo intelectual, social y económico. Como navegantes, exploradores y colonos, durante mucho tiempo dominaron gran parte del resto del mundo y dejaron en él la huella de sus valores, su tecnología, su política e incluso su vestimenta. También exportaron tanto nacionalismo como armamento.

Luego, en el siglo XX, Europa estuvo a punto de autodestruirse. La Primera Guerra Mundial costó más de 8 millones de vidas europeas, la Segunda Guerra Mundial más de 18 millones en batallas, bombardeos y genocidio nazi sistemático, por no hablar de los 30 millones que perecieron en otros lugares.

Además de los muertos, las guerras dejaron heridas duraderas, tanto psicológicas como físicas. Pero, mientras que la Primera Guerra Mundial exacerbó el nacionalismo y el extremismo ideológico en Europa, la Segunda Guerra Mundial tuvo casi el efecto contrario. El niño quemado teme que el fuego y Europa se hayan quemado gravemente. Cinco años después del final de la guerra, el canciller francés Robert Schuman, impulsado por Jean Monnet, propuso a Alemania el primer paso práctico hacia la unidad europea, y el canciller de Alemania Occidental Konrad Adenauer estuvo de acuerdo. Otros involucrados en ese primer paso fueron los estadistas Alcide De Gasperi y Paul-Henri Spaak. Todos excepto Monnet eran hombres de las fronteras lingüísticas y políticas de Europa: Schuman de Lorena, Adenauer de Renania, De Gasperi del norte de Italia, Spaak de Bélgica bilingüe. De este modo, la diversidad de Europa ayudó a fomentar su impulso de unidad.


Historia de Inglaterra

La arqueología muestra que la gente llegó al sur de Inglaterra mucho antes que el resto de las Islas Británicas, probablemente debido al clima amigable entre y durante las eras glaciales de hace mucho tiempo.

Julio César invadió lo que hoy es Inglaterra en el 55 y el 54 a. C., como parte de las Guerras de las Galias, y fue derrotado. El escribió en De Bello Gallico que había muchas tribus allí, muy similares a otras tribus celtas en Europa. Las monedas, y más tarde los historiadores romanos, nos han dado los nombres de algunos de los gobernantes de las tribus y lo que hicieron.

En el 43 d.C., Claudio invadió con éxito Inglaterra con 40.000 soldados desembarcando en Galia en Richborough, Kent.

Durante cientos de años, lo que hoy es Inglaterra fue una provincia romana, Britannia. Más tarde, los romanos abandonaron la provincia y dejaron al pueblo celta por su cuenta cuando el Imperio Romano comenzó a desmoronarse. La influencia de los romanos significó que el territorio de Inglaterra ya había experimentado la unidad antes de la llegada de los anglosajones.

El análisis de cuerpos humanos encontrados en un antiguo cementerio cerca de Abingdon, Inglaterra, muestra que los inmigrantes sajones y los británicos nativos vivían uno al lado del otro. [1]

La población romano-británica (los británicos) fue asimilada. El asentamiento (o invasión) de Inglaterra se llama Conquista sajona, o Conquista anglosajona o inglesa.

A partir del siglo IV d.C., muchos británicos partieron para cruzar el Canal de la Mancha desde Gales, Cornualles y el sur de Gran Bretaña, y comenzaron a asentarse en la parte occidental de la Galia (Armórica), donde comenzaron una nueva nación: Bretaña. Los británicos dieron a su nuevo país su nombre y la lengua bretona, brezhoneg, una lengua hermana del galés y de Cornualles. El nombre "Bretaña" (de "Pequeña Bretaña") surgió en este momento para diferenciar la nueva Gran Bretaña de "Gran Bretaña". Brezhoneg todavía se habla en Bretaña hoy.

Los vikingos editar

Después de un tiempo de redadas, los vikingos también comenzaron a establecerse en Inglaterra y comerciar, controlando finalmente un área llamada Danelaw desde finales del siglo IX. Un asentamiento vikingo estaba en York, llamado Jorvik por los vikingos. La regla vikinga dejó rastros en el idioma inglés: debido a que el inglés antiguo ya estaba relacionado con el nórdico antiguo, muchas palabras nórdicas comenzaron a usarse en inglés en este momento.

La derrota del rey Harold Godwinson en la batalla de Hastings en 1066 contra el duque Guillermo II de Normandía, más tarde llamado Guillermo I de Inglaterra, y la siguiente conquista normanda de Inglaterra provocaron cambios importantes en la historia de Gran Bretaña. William ordenó que se escribiera el Libro de Domesday. Esta fue una encuesta de toda la población, y sus tierras y propiedades, para ayudar en la recaudación de impuestos.

William también gobernó Normandía, entonces un poderoso ducado en Francia. William y sus nobles hablaron y celebraron la corte en anglo-normando, en Normandía y en Inglaterra. El uso del idioma anglo-normando por parte de la aristocracia se mantuvo durante siglos y tuvo una gran influencia en el desarrollo del inglés antiguo al inglés medio.

En Inglaterra, la Edad Media fue una época de guerra, guerra civil, rebeliones de vez en cuando y muchas conspiraciones entre los nobles y la realeza. Inglaterra tenía cereales, productos lácteos, carne de vacuno y cordero más que suficientes. La economía internacional de la nación se basaba en el comercio de la lana, donde la lana del norte de Inglaterra se vendía a los comerciantes textiles de Flandes para convertirla en tela. La política exterior medieval también estuvo determinada por las relaciones con el negocio de la tela flamenca. En el siglo XV se desarrolló un negocio de telas inglés, lo que permitió que los ingleses también se hicieran más ricos.

En el reinado de Enrique II, el rey recuperó algo de poder de la baronía y la Iglesia. El sucesor de Enrique, Ricardo I "el Corazón de León", participó en la Tercera Cruzada y defendió sus territorios franceses contra Felipe II de Francia. Su hermano menor Juan, que lo siguió como rey, no tuvo tanta suerte de perder Normandía y muchos otros territorios franceses. En 1215, los barones lideraron una rebelión armada y lo obligaron a firmar la Carta Magna, que ponía límites legales a los poderes personales del rey.

El reinado de Eduardo I (1272-1307) fue bastante exitoso. Edward fortaleció los poderes de su gobierno y convocó al primer Parlamento inglés. Conquistó Gales. Su hijo, Eduardo II, perdió la batalla de Bannockburn contra Escocia.

La peste negra, una epidemia que se extendió por toda Europa y partes de Asia, llegó a Inglaterra en 1349 y acabó con la vida de hasta un tercio de la población.

Eduardo III dio tierras a poderosas familias nobles, incluidas muchas personas de sangre real. Debido a que la tierra era como el poder en estos días, algunos hombres poderosos ahora podrían intentar reclamar la Corona.

Las Guerras de las Rosas terminaron con la victoria de Enrique Tudor, quien se convirtió en el rey Enrique VII de Inglaterra, en la Batalla de Bosworth Field en 1485, donde fue asesinado el rey de York, Ricardo III.

Su hijo, Enrique VIII, se separó de la Iglesia Católica Romana por una cuestión de su divorcio de Catalina de Aragón. Aunque su posición religiosa no era del todo protestante, esto llevó a la Iglesia de Inglaterra a separarse de la Iglesia Católica Romana. Siguió una época de grandes problemas religiosos y políticos y la Reforma inglesa.

Enrique VIII tuvo tres hijos, todos los cuales llevarían la corona. El primero en reinar fue Eduardo VI de Inglaterra. Aunque era inteligente, solo tenía diez años cuando asumió el trono en 1547.

Cuando Eduardo VI murió de tuberculosis en 1553, Mary I tomó el trono cuando la multitud la vitoreó en Londres, lo que la gente en ese momento dijo que era la mayor muestra de afecto por un monarca Tudor. María, una católica leal que había sido muy influenciada por el rey católico de España y emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Carlos V, trató de hacer que el país volviera al catolicismo. Esto llevó a 274 incendios de protestantes y mucho odio por parte de su gente. María perdió Calais, la última posesión inglesa en el continente, y se volvió aún más impopular (excepto entre los católicos) al final de su reinado.

El reinado de Isabel devolvió una especie de orden a Inglaterra en 1558. La cuestión religiosa que había dividido al país desde Enrique VIII fue eliminada por el Asentamiento Religioso Isabelino, que estableció la Iglesia de Inglaterra en la misma forma que tiene hoy. .

El comercio de esclavos que convirtió a Gran Bretaña en una gran potencia económica comenzó con Elizabeth, quien le dio permiso a John Hawkins para comenzar a comerciar en 1562.

El gobierno de Isabel fue más pacífico, aparte de la revuelta de los condes del norte en 1569, y pudo disminuir el poder de la antigua nobleza y expandir el poder de su gobierno. Uno de los eventos más famosos en la historia militar inglesa fue en 1588 cuando la Armada Española perdió contra la Armada inglesa, comandada por Sir Francis Drake. El gobierno de Isabel hizo mucho para fortalecer su gobierno y para que el derecho consuetudinario y la administración fueran más eficaces en toda Inglaterra.

En general, el período Tudor se considera importante, lo que lleva a muchas preguntas que tendrían que ser respondidas en el próximo siglo durante la Guerra Civil Inglesa. Se trataba de cuestiones de cuánto poder deberían tener el monarca y el Parlamento, y cuánto deberían controlar uno al otro.

Isabel murió sin hijos que pudieran tomar el trono después de ella. Su pariente protestante más cercano fue el rey de Escocia, James VI, de la casa de Stuart, por lo que se convirtió en James I de Inglaterra, el primer rey de toda la isla de Gran Bretaña, aunque gobernó Inglaterra y Escocia como países separados.

La Guerra Civil Inglesa comenzó en 1642, principalmente debido a los conflictos entre el hijo de James, Carlos I, y el Parlamento. La derrota del ejército realista por el Nuevo Ejército Modelo del Parlamento en la Batalla de Naseby en junio de 1645 destruyó la mayoría de las fuerzas del Rey. La captura y el juicio de Charles llevaron a su decapitación en enero de 1649 en Whitehall Gate en Londres. Se declaró una república y Oliver Cromwell se convirtió en Lord Protector en 1653. Después de su muerte, su hijo Richard Cromwell lo siguió en la oficina, pero pronto renunció. La monarquía fue devuelta en 1660, después de que Inglaterra viviera una época de anarquía, con el rey Carlos II nuevamente en Londres.

En 1665, Londres fue azotada por la peste, y luego, en 1666, la capital fue incendiada durante 5 días por el Gran Incendio, destruyendo alrededor de 15.000 edificios.

En 1689, el protestante holandés Guillermo de Orange, reemplazó al rey católico James II en lo que se llama la Revolución Gloriosa. Sin embargo, en Escocia e Irlanda, los católicos leales a Jacobo II no estaban tan contentos, y siguieron una serie de revueltas sangrientas. Estas rebeliones continuaron hasta mediados del siglo XVIII, cuando Charles Edward Stuart fue derrotado en la batalla de Culloden en 1746.

El Primer Acta de Unión convirtió a Escocia, Inglaterra y Gales en un solo país. La historia de Inglaterra después de esta Ley de 1707 es parte de la historia de Gran Bretaña.


Regla Britanica

Cuando se abolió la trata de esclavos en 1807, había alrededor de 100.000 esclavos en Berbice, Demerara y Esequibo. Después de la emancipación total en 1838, los libertos negros abandonaron las plantaciones para establecer sus propios asentamientos a lo largo de la llanura costera. Los plantadores luego importaron mano de obra de varias fuentes, las más productivas de las cuales fueron los trabajadores contratados de la India. Los trabajadores contratados que ganaron su libertad se establecieron en pueblos costeros cercanos a las fincas, un proceso que se estableció a fines del siglo XIX durante una grave depresión económica causada por la competencia con la producción europea de remolacha azucarera. La importación de trabajadores contratados de la India ejemplifica la conexión entre la historia de Guyana y la historia imperial británica de los otros países anglófonos de la región del Caribe.

El asentamiento procedió lentamente, pero se descubrió oro en 1879, y un auge en la década de 1890 ayudó a la colonia. El Distrito Noroeste, un área de 8,000 millas cuadradas (21,000 kilómetros cuadrados) que limita con Venezuela y que se organizó en 1889, fue la causa de una disputa en 1895, cuando Estados Unidos apoyó las reclamaciones de Venezuela sobre ese mineral y madera. -territorio rico. Venezuela revivió sus reclamos sobre la Guayana Británica en 1962, un tema que llegó a las Naciones Unidas para su mediación a principios de la década de 1980 pero que aún no se había resuelto a principios del siglo XXI.

Los británicos heredaron de los holandeses una estructura constitucional complicada. Los cambios en 1891 llevaron a un poder cada vez mayor en manos de los funcionarios electos localmente, pero las reformas de 1928 invirtieron todo el poder en el gobernador y la Oficina Colonial. En 1953 se introdujo una nueva constitución, con sufragio universal de adultos, una legislatura electa bicameral y un sistema ministerial.

De 1953 a 1966 la historia política de la colonia fue tormentosa. El primer gobierno electo, formado por el Partido Progresista del Pueblo (PPP) y dirigido por Cheddi Jagan, parecía tan procomunista que los británicos suspendieron la constitución en octubre de 1953 y enviaron tropas. La constitución no fue restaurada hasta 1957. El PPP se dividió en líneas étnicas, Jagan dirigió un partido predominantemente indoguyanés y Forbes Burnham dirigió un partido de descendientes de africanos, el Congreso Nacional del Pueblo (PNC). Las elecciones de 1957 y 1961 devolvieron el PPP con mayorías obreras. De 1961 a 1964 se produjeron graves disturbios, que implicaron un derramamiento de sangre entre grupos rivales afroguyaneses e indoguyaneses, y una larga huelga general llevó al regreso de las tropas británicas.


Historia de la comida británica

Gran Bretaña & # 8211 tres países muy diferentes, Inglaterra, Escocia y Gales, cada uno con una rica y variada historia y cultura. Quizás esto explique la diversidad de sus tradiciones culinarias.

La historia de Gran Bretaña ha jugado un papel importante en sus tradiciones, su cultura & # 8211 y su comida. Los romanos, por ejemplo, nos trajeron cerezas, ortigas (para ser utilizadas como ensalada), coles y guisantes, además de mejorar el cultivo de cultivos como el maíz. ¡Y nos trajeron vino! Los romanos fueron prolíficos constructores de carreteras; estas carreteras permitieron por primera vez el fácil transporte de productos por todo el país.

Los sajones eran excelentes agricultores y cultivaban una amplia variedad de hierbas. Estos no se usaron solo para dar sabor como lo son hoy, sino que se usaron a granel para rellenar guisos.

Los vikingos y los daneses nos trajeron las técnicas para ahumar y secar pescado & # 8211 incluso hoy en día las costas del noreste de Inglaterra y Escocia son los lugares para encontrar los mejores arenques & # 8211 Arbroath Smokies, por ejemplo. & # 8220Collops & # 8221 es una antigua palabra escandinava para trozos o rebanadas de carne, y un plato de Collops se sirve tradicionalmente en Burns Night (25 de enero) en Escocia. York Ham es un gran favorito entre las amas de casa británicas. Se dice que el primer York Ham fue ahumado con el aserrín de los robles utilizados en el edificio de York Minster.

¡Los normandos invadieron no solo nuestro país sino también nuestros hábitos alimenticios! Animaron a beber vino e incluso nos dieron palabras para alimentos comunes & # 8211 cordero (mouton) y ternera (boeuf) por ejemplo. En el siglo XII, los cruzados fueron los primeros británicos en probar naranjas y limones mientras estaban en Jaffa en 1191-2.

Gran Bretaña siempre ha sido una gran nación comercial. El azafrán fue introducido por primera vez en Cornualles por los fenicios en una fecha muy temprana cuando llegaron por primera vez a Gran Bretaña para comerciar con estaño. Derivado de los estigmas secos y en polvo del azafrán, el azafrán todavía se usa hoy en día en la cocina británica. La importación de alimentos y especias del extranjero ha influido mucho en la dieta británica. En la Edad Media, los ricos podían cocinar con especias y frutos secos de lugares tan lejanos como Asia. ¡Se ha dicho, sin embargo, que los pobres tenían suerte de comer!

En la época de los Tudor, comenzaron a llegar nuevos tipos de alimentos debido al aumento del comercio y al descubrimiento de nuevas tierras. Especias del Lejano Oriente, azúcar del Caribe, café y cacao de América del Sur y té de la India. Las papas de América comenzaron a cultivarse ampliamente. Las tortas Eccles evolucionaron a partir de los días puritanos cuando se prohibieron las tortas y bizcochos ricos.

Los pavos se criaron casi exclusivamente en Norfolk hasta el siglo XX. En el siglo XVII, los pavos fueron conducidos desde Norfolk a los mercados de Londres en grandes bandadas de 500 aves o más. A veces les vendaban los pies para protegerlos. A su llegada a Londres, hubo que engordarlos durante varios días antes del mercado.

El crecimiento del Imperio trajo nuevos gustos y sabores & # 8211 Kedgeree, por ejemplo, es una versión del plato indio Khichri y fue traído por primera vez a Gran Bretaña por miembros de la Compañía de las Indias Orientales. Ha sido un plato tradicional en la mesa del desayuno británico desde los siglos XVIII y XIX.

Hoy en día, puede probar cocinas de todo el mundo: china, india, italiana, francesa, estadounidense, española, tailandesa, etc., que reflejan la diversidad étnica de Gran Bretaña actual, así como la facilidad de viajar moderna. Algunos incluso dirían que & # 8216Curry & # 8217 es un plato tradicional británico & # 8211, ¡aunque se parece poco al curry que se encuentra en la India!

Entonces, ¿qué es la cocina británica? Rosbif y pudín de Yorkshire, bistec y pastel de riñón, bagatela & # 8211 estos son los platos que todo el mundo asocia con Gran Bretaña. But like the country of Britain which is constantly changing and evolving, so is British food, and whilst today these dishes are ‘traditionally British’, in the future perhaps dishes such as the British Curry will join them!

A rather appetising curry dish! Author: stu_spivack. Licensed under the Creative Commons Attribution-Share Alike 2.0 Generic license.


British History, 8: Government in the 18th C.

Prosperity and Growth: The Eighteenth Century was a very prosperous time for Britain and its overseas colonies. It was in this period that the United Kingdom of Great Britain (a country officially created in 1707 by the merger of the Scottish and English parliaments) became the dominant global maritime power. Britain gained this new power in part by fighting many wars against other European colonial powers, including Spain, the Netherlands, and especially France. The long-term rivalry with France continued until 1815, when British forces defeated Napoleon. Despite these wars, the eighteenth century was particularly prosperous for Britain’s colonies within the Atlantic coast’s temperate zone, which later became the first thirteen U.S. states. These colonies saw rapid growth in both population and economy, growing from about 250,000 inhabitants in 1700 to close to three million by the outbreak of the American Revolution in 1775–when Britain’s own population was only about nine million. This context of prosperity may help to explain why almost all politically active Americans remained loyal, patriotic British subjects until about 1765, when the Revolutionary period began.

Parliamentary Sovereignty: After the Glorious Revolution of 1689, the balance of power in England’s parliamentary monarchy tipped definitively away from the king and towards Parliament. While Parliament only gradually came to exercise the full powers it had acquired in 1689, by the mid-1700s there was no longer any doubt that Britain’s government was characterized by “Parliamentary sovereignty,” or the rule of Parliament. In practice this meant the rule of Parliament’s more powerful “lower” house, the House of Commons . In this system, both the House of Lords (the “upper” house of Parliament) and the king and the various agencies of the royal bureaucracy (Privy Council, Board of Trade, etc.) continued to play important roles. But real power–for example over both legislation and taxation–now lay with the House of Commons.

A Weakened but Enduring Monarchy: The nearly full power that Parliament had acquired by the mid-1700s was partially hidden from view, at least to later observers, because the broader political culture of the time still accorded great respect to the king. Thus the king remained the focus of personal loyalty and of national patriotism. People still considered themselves the king’s subjects. Similarly, institutions associated with national pride were (and are) still called ‘royal,’ such as the Royal Navy or the Royal Society (Britain’s premier scientific organization).

The Theory of Dual Sovereignty: King-in-Parliament. After 1689 the king or queen continued to play a role in law and politics, albeit a much reduced one. This role is usually explained by reference to the theory of dual or shared sovereignty. According to this idea, while the Glorious Revolution had made Parliament the dominant power in law-making, it still shared sovereignty with the king or queen, whose approval was needed for a piece of legislation to become law. Although the king or queen did not actually have to be present in Parliament to express his or her approval, all legitimate legislation, the statute law made by Parliament, was said to be made by the “king-in-Parliament.” Perhaps surprisingly from a modern perspective, this terminology continued to be used even after the early eighteenth century, when royal assent to Parliamentary legislation became virtually automatic. The last statute law passed by Parliament that was vetoed by a monarch was the Scottish Militia Bill of 1707, to which Queen Anne refused her assent. And even in this case, the Queen was not so much disagreeing with Parliament as reflecting a changed view of a rapidly evolving military situation: political support for the law had weakened by the time the Queen was supposed to approve. It should be noted however, that despite the monarchy’s loss of veto power over Parliament, most British officials continued to believe that the monarchy could veto the legislation made by the representative assemblies in the American colonies.

The Prime Minister: In the context of Parliamentary sovereignty, the leader of the dominant party within Parliament’s House of Commons gradually displaced the king to become the real head of Britain’s government in the sense of the person who did the most to shape national policies. Originally just one among many ‘Members of Parliament’ (or MPs), this leader soon acquired the new title of ‘Prime Minister.’ Between the two main parties that dominated Parliament throughout the eighteenth century, the more pro-Parliament “Whigs” and the more royalist “Tories,” the Whigs usually prevailed. This was the case between 1721 and 1742, when Robert Walpole, leader of the Whig party, became effectively the “first Prime Minister” (as he was called later). Four other Prime Ministers that were important in the period leading up to and during the American Revolution are listed below:

Newcastle (aka Thomas Pelham, Duke of Newcastle) (Whig), 1754-62. As Prime Minister during the French and Indian War (1754-63), Newcastle’s military strategies failed until he ceded control over the war effort to William Pitt, the Secretary of State for the Southern Department (1757-62). Pitt succeeded in part by more effectively eliciting the cooperation of the American colonists.

George Grenville (Whig), 1763-65: notable mainly for his sponsorship of the Stamp Act of 1765.

William Pitt (Whig), 1766-68. Famous for his successful leadership during the French and Indian War, Pitt was much less successful as Prime Minister (when he also became known by his new title, Lord Chatham). In colonial policy, Pitt followed the ideas of Charles Townshend, the Chancellor of the Exchequer (i.e., head of the Treasury) and former president of the Board of Trade. Together, they sponsored the Townshend Revenue Acts of 1767, which imposed duties on American imports of or trade in tea, paper, and other goods.

Lord (Frederick) North (Tory), 1770-82. Prime Minister during the years immediately before the American Revolution and for most of the war (which ended in 1783), Lord North believed that most of the colonial population was loyal and thus strong measures would bring the few rebels back into line. In response to early colonial resistance (as seen in the Boston Tea Party of 1773), he sponsored the punitive Coercive Acts of 1774, which were known in the colonies as the Intolerable Acts. Even long after hostilities broke out in 1775 he continued to believe that a strong military showing would quash the rebellion.


Blog Posts

Online talks: Spiritualism, Photography, and the Search for Ectoplasm / 30 June 2021

Spiritualism, Photography, and the Search for Ectoplasm. In this talk, award-winning photographer Shannon Taggart discusses the history of spirit photography and its influence on her own documentary work with the Lily Dale Spiritualist Assembly, recently published in her Fulgur Press book Séance. An artist based in…

Posted by Michael Pritchard on June 25, 2021 at 17:29

Online talk: Richard Neuhauss' Colour Photography: The Stuffed Parrot as the Test Object of the Lippmann Process / 22 July 2021

The Photographic Historical Society of Canada is presenting a talk which examines doctor of medicine and anthropologist Richard Neuhauss' (1855-1915) use of a stuffed superb parrot as the test object of the Lippmann process the photographic technology relying on standing waves for the rendition of colour, first disclosed in 1891 by Luxembourgian-French…

Posted by Michael Pritchard on June 24, 2021 at 19:30 — 1 Comment

Job: Lecturer in History of Photography / closes 12 July 2021

A lecturer in history of photography, full-time fixed term, is sought by Birkbeck’s History of Art Department during Professor Steve…

Posted by Michael Pritchard on June 24, 2021 at 6:00

Job: Publication Researcher - Black Women in Photography / deadline 12 July 2021

This opportunity is for a curatorial / academic researcher to project-manage the first dedicated publication to explore the legacy of Black women in photography active in Britain between the 1980s – 90s. This publication is based on an illustrated…

Posted by Michael Pritchard on June 19, 2021 at 11:03

Auction: The Herschel family collection of Sir John F. Herschel's publications / 14 July 2021

Christie's is to offer The Herschel family collection of 69 offprints, extracts and separate publications by Sir John F. Herschel, 1813-1850. It is estimated at £20,000-30,000.

The collection of 69 original works by Sir John Herschel, assembled by his son, William James Herschel (1833-1917) collection includes offprints…

Posted by Michael Pritchard on June 18, 2021 at 12:13

Searching Hugh Scott, portait and advertising photographer

I'm looking for information on my biological father Hugh Scott. I have two pieces of information, from the British Journal of Photography, on his photographic career - see below:

10 Sept 1937. In a report on the Professional Photographers’ Association exhibition of portraits in London: ‘Hugh Scott has some good large heads, mostly of sitters in theatrical character, though the make-ups, and particularly the wigs, are in some cases not so successful as the…

Posted by Russell Southwood on June 17, 2021 at 10:00 — 1 Comment

Symposium: opening up the press archive / Online, 2 July 2021

The Photo Morgue, The New York Times’ legendary photo archive, is so well known that ‘morgue’ has become a synonym for ‘press archive’. However, press photos in archives are far from dead. In this symposium we focus on the importance and use of press photo archives in researching the history of photojournalism.

The symposium will focus on the new field…

Posted by Michael Pritchard on June 14, 2021 at 17:46

Job: Jo Spence archive - archive researcher / closes 28 June 2021

Four Corners and Birkbeck invite applications for a part-time Archive Researcher, to document and undertake research at the Jo Spence Memorial Library Archive at Birkbeck and…


Ver el vídeo: La FORMACIÓN de INGLATERRA. The FORMATION of ENGLAND ft. History in a Nutshell (Diciembre 2021).