Podcasts de historia

Clima: 1337

Clima: 1337

Una niña llamada Mary Richards, a quien se pensaba que era notablemente hermosa cuando salió del asilo, y que no tenía ni diez años de edad, asistía a un marco de dibujo, debajo del cual, y aproximadamente a un pie del piso, había un eje horizontal, junto a que se voltearon los marcos de arriba. Sucedió una noche, cuando su delantal fue atrapado por el eje. En un instante, una fuerza irresistible atrajo a la pobre niña y la arrojó al suelo. ¡Ella profirió los gritos más desgarradores! Blincoe corrió hacia ella, un espectador angustiado e indefenso de una escena de horror. La vio girar una y otra vez con el eje: escuchó los huesos de sus brazos, piernas, muslos, etc., romperse sucesivamente en pedazos, aplastarse, aparentemente, en átomos, mientras la maquinaria la hacía girar y apretaba cada vez más su cuerpo. Dentro de la obra, su sangre se esparció por el marco y se derramó por el suelo, su cabeza parecía hecha pedazos; por fin, su cuerpo destrozado se atascó tan rápido, entre los pozos y el suelo, que el agua estaba baja y el ruedas fuera del engranaje, detuvo el eje principal. Cuando la sacaron, todos los huesos se encontraron rotos, su cabeza terriblemente aplastada. Se la llevaron sin vida.


Granizo mata a 1.000 soldados ingleses en Francia

En el llamado & # x201CBlack Monday & # x201D en 1360, una tormenta de granizo mata a unos 1.000 soldados ingleses en Chartres, Francia. La tormenta y la devastación que causó también jugaron un papel en la Guerra de los Cien Años & # x2019 entre Inglaterra y Francia.

La Guerra de los Cien Años comenzó en 1337 en 1359, el rey Eduardo III de Inglaterra estaba intentando activamente conquistar Francia. En octubre, llevó una fuerza masiva a través del Canal de la Mancha hasta Calais. Los franceses se negaron a participar en luchas directas y se quedaron detrás de muros protectores durante todo el invierno, mientras Edward saqueaba el campo.

En abril de 1360, las fuerzas de Edward & # x2019 quemaron los suburbios de París y comenzaron a moverse hacia Chartres. Mientras estaban acampados en las afueras de la ciudad, se materializó una tormenta repentina. Cayó un rayo, matando a varias personas, y el granizo comenzó a apedrear a los soldados, esparciendo a los caballos. Uno lo describió como & # x201Ca día horrible, lleno de mística y heno, de modo que los hombres se tiñeron a caballo [sic]. & # X201D Dos de los líderes ingleses murieron y el pánico se apoderó de las tropas, que no tenían refugio del tormenta.

Las grandes pérdidas sufridas por los ingleses fueron vistas por muchos como una señal de Dios. El rey Eduardo estaba convencido de negociar la paz con los franceses. El 8 de mayo de 1360, se firmó el Tratado de Bretigny, que marcó el final de la primera fase de la Guerra de los Cien Años & # x2019. Edward acordó renunciar a todos los reclamos al trono de Francia, aunque se le dio el control de la tierra en el norte del país. La lucha se reanudó nueve años después, cuando el rey de Francia declaró la guerra, alegando que Eduardo no había cumplido el tratado. La última fase de la Guerra de los Cien Años & # x2019 no terminó hasta 1453.


Contenido

Historia temprana y fundación Editar

Los aborígenes australianos han vivido en el área de Melbourne durante al menos 40.000 años. [23] Cuando llegaron los colonos europeos en el siglo XIX, al menos 20.000 personas Kulin de tres grupos lingüísticos distintos: el wurundjeri, el bunurong y el wathaurong, residían en la zona. [24] [25] Era un lugar de encuentro importante para los clanes de la alianza de la nación Kulin y una fuente vital de alimentos y agua. [26] [27] En junio de 2021, los límites entre la tierra de dos de los grupos de propietarios tradicionales, los Wurundjeri y Bunurong, se acordaron después de haber sido establecidos por el Victoria Aboriginal Heritage Council. La frontera atraviesa la ciudad de oeste a este, con el CBD, Richmond y Hawthorn incluidos en la tierra de Wurundjeri, y Albert Park, St Kilda y Caulfield en la tierra de Bunurong. [28]

El primer asentamiento británico en Victoria, entonces parte de la colonia penal de Nueva Gales del Sur, fue establecido por el coronel David Collins en octubre de 1803, en la bahía de Sullivan, cerca de la actual Sorrento. Al año siguiente, debido a una aparente falta de recursos, estos colonos se trasladaron a la Tierra de Van Diemen (actual Tasmania) y fundaron la ciudad de Hobart. Pasarían 30 años antes de que se intentara otro acuerdo. [29]

En mayo y junio de 1835, John Batman, un miembro destacado de la Asociación Port Phillip en Van Diemen's Land, exploró el área de Melbourne y luego afirmó haber negociado una compra de 600,000 acres (2,400 km 2) con ocho ancianos Wurundjeri. [26] [27] Batman seleccionó un sitio en la orilla norte del río Yarra, declarando que "este será el lugar para una aldea" antes de regresar a la Tierra de Van Diemen. [30] En agosto de 1835, otro grupo de colonos vandemonianos llegó al área y estableció un asentamiento en el sitio del actual Museo de Inmigración de Melbourne. Batman y su grupo llegaron al mes siguiente y los dos grupos finalmente acordaron compartir el asentamiento, inicialmente conocido por el nombre nativo de Dootigala. [31] [32]

El Tratado de Batman con los aborígenes fue anulado por Richard Bourke, el gobernador de Nueva Gales del Sur (que en ese momento gobernaba todo el este de Australia continental), con una compensación pagada a los miembros de la asociación. [26] En 1836, Bourke declaró la ciudad capital administrativa del distrito de Port Phillip de Nueva Gales del Sur, y encargó el primer plan para su trazado urbano, Hoddle Grid, en 1837. [33] Conocida brevemente como Batmania, [34 ] el asentamiento fue nombrado Melbourne el 10 de abril de 1837 por el gobernador Richard Bourke [35] en honor al primer ministro británico, William Lamb, segundo vizconde de Melbourne, cuya sede era Melbourne Hall en la ciudad comercial de Melbourne, Derbyshire. Ese año, la oficina general de correos del asentamiento abrió oficialmente con ese nombre. [36]

Entre 1836 y 1842, los colonos europeos despojaron en gran parte a los grupos aborígenes victorianos de sus tierras. [37] En enero de 1844, se decía que había 675 aborígenes residentes en campos miserables en Melbourne. [38] La Oficina Colonial Británica nombró cinco Protectores Aborígenes para los Aborígenes de Victoria, en 1839, sin embargo, su trabajo fue anulado por una política de tierras que favoreció a los ocupantes ilegales que tomaron posesión de las tierras aborígenes. [39] En 1845, menos de 240 europeos ricos poseían todas las licencias pastorales emitidas entonces en Victoria y se convirtieron en una poderosa fuerza política y económica en Victoria para las generaciones venideras. [40]

Cartas de patente de la reina Victoria, emitidas el 25 de junio de 1847, declararon a Melbourne ciudad. [15] El 1 de julio de 1851, el distrito de Port Phillip se separó de Nueva Gales del Sur para convertirse en la colonia de Victoria, con Melbourne como su capital. [41]

Fiebre del oro victoriana

El descubrimiento de oro en Victoria a mediados de 1851 provocó una fiebre del oro, y Melbourne, el principal puerto de la colonia, experimentó un rápido crecimiento. En unos meses, la población de la ciudad casi se había duplicado de 25.000 a 40.000 habitantes. [42] Se produjo un crecimiento exponencial, y en 1865 Melbourne había superado a Sydney como la ciudad más poblada de Australia. [43]

Una afluencia de migrantes intercoloniales e internacionales, particularmente de Europa y China, vio el establecimiento de barrios marginales, incluido Chinatown y una "ciudad de tiendas" temporal en las orillas del sur del Yarra. A raíz de la Rebelión de Eureka de 1854, el apoyo público masivo a la difícil situación de los mineros dio como resultado importantes cambios políticos en la colonia, incluidas mejoras en las condiciones de trabajo en la minería, la agricultura, la fabricación y otras industrias locales. Al menos veinte nacionalidades participaron en la rebelión, lo que da algunos indicios de los flujos migratorios en ese momento. [44]

Con la riqueza proveniente de la fiebre del oro y la consiguiente necesidad de edificios públicos, pronto comenzó un programa de gran construcción cívica. Las décadas de 1850 y 1860 vieron el comienzo de la Casa del Parlamento, el Edificio del Tesoro, la Antigua cárcel de Melbourne, Victoria Barracks, la Biblioteca Estatal, la Universidad de Melbourne, la Oficina General de Correos, la Aduana, el Ayuntamiento de Melbourne, la catedral de San Patricio, aunque muchos permanecieron incompleto durante décadas, y algunos aún no están terminados a partir de 2018 [actualización].

El diseño de los suburbios interiores en un patrón de cuadrícula de una milla, atravesado por amplios bulevares radiales y parques que rodean la ciudad central, se estableció en gran medida [ ¿por quién? ] en las décadas de 1850 y 1860. Estas áreas se llenaron rápidamente con las ubicuas casas adosadas, así como con casas unifamiliares y grandes mansiones, mientras que algunas de las carreteras principales se desarrollaron como calles comerciales. Melbourne se convirtió rápidamente en un importante centro financiero, hogar de varios bancos, la Royal Mint y (en 1861) la primera bolsa de valores de Australia. [45] En 1855, el Melbourne Cricket Club aseguró la posesión de su ahora famoso campo, el MCG. Los miembros del Melbourne Football Club codificaron el fútbol australiano en 1859, [46] y en 1861, se llevó a cabo la primera carrera de la Copa de Melbourne. Melbourne adquirió su primer monumento público, la estatua de Burke and Wills, en 1864.

Con la fiebre del oro en gran parte terminada en 1860, Melbourne continuó creciendo gracias a la continua extracción de oro, como el principal puerto para exportar los productos agrícolas de Victoria (especialmente lana) y con un sector manufacturero en desarrollo protegido por altos aranceles. Una extensa red de ferrocarriles radiales se extendió por el campo desde finales de la década de 1850. La construcción comenzó en otros edificios públicos importantes en las décadas de 1860 y 1870, como el Tribunal Supremo, la Casa de Gobierno y el Mercado de la Reina Victoria. La ciudad central se llenó de tiendas y oficinas, talleres y almacenes. Los grandes bancos y hoteles daban a las calles principales, con hermosas casas adosadas en el extremo este de Collins Street, que contrastaban con pequeñas cabañas en los callejones dentro de las cuadras. La población aborigen siguió disminuyendo, con una disminución total estimada del 80% en 1863, debido principalmente a enfermedades introducidas (en particular la viruela [24]), la violencia fronteriza y el despojo de sus tierras.

Auge y caída de la tierra Editar

La década de 1880 vio un crecimiento extraordinario: la confianza del consumidor, el fácil acceso al crédito y los fuertes aumentos en los precios de la tierra llevaron a una enorme cantidad de construcción. Durante este "boom terrestre", se dice que Melbourne se convirtió en la ciudad más rica del mundo, [16] y la segunda más grande (después de Londres) del Imperio Británico. [47]

La década comenzó con la Exposición Internacional de Melbourne en 1880, que se llevó a cabo en el gran edificio de exposiciones construido a tal efecto. Ese año se estableció una central telefónica y se sentaron las bases de St. Paul's. En 1881, se instaló luz eléctrica en el mercado oriental, y en 1882 estaba en funcionamiento una estación generadora capaz de suministrar 2000 lámparas incandescentes. [48] El sistema de teleférico de Melbourne se inauguró en 1885 y se convirtió en uno de los sistemas más extensos del mundo en 1890. .

En 1885, el periodista inglés George Augustus Henry Sala acuñó la frase "Marvelous Melbourne", que se mantuvo durante mucho tiempo en el siglo XX y ha llegado a referirse a la opulencia y la energía de la década de 1880, [49] durante ese tiempo los grandes edificios comerciales, grand hoteles, bancos, palacios de café, viviendas en terrazas y mansiones palaciegas proliferaron en la ciudad. [50] El establecimiento de una instalación hidráulica en 1887 permitió la fabricación local de ascensores, lo que resultó en la primera construcción de edificios de gran altura [51] como el edificio APA de 12 pisos, entre los edificios comerciales más altos del mundo una vez finalizado en 1889. [50] Este período también vio la expansión de una importante red de transporte ferroviario radial. [52]

El auge terrestre de Melbourne alcanzó su punto máximo en 1888, [50] el año en que fue sede de la Exposición del Centenario. Un impulso descarado que había tipificado a Melbourne durante este tiempo terminó a principios de la década de 1890 con una grave depresión económica, que envió a las industrias financieras y inmobiliarias locales a un período de caos. [50] [53] Dieciséis pequeños "bancos de tierras" y sociedades de construcción colapsaron, y 133 sociedades limitadas entraron en liquidación. La crisis financiera de Melbourne fue un factor que contribuyó a la depresión económica australiana de la década de 1890 y a la crisis bancaria australiana de 1893. Los efectos de la depresión en la ciudad fueron profundos, prácticamente sin nuevas construcciones hasta finales de la década de 1890. [54] [55]

De facto capital de Australia Editar

En el momento de la federación de Australia, el 1 de enero de 1901, Melbourne se convirtió en la sede del gobierno de la Commonwealth federada de Australia. El primer parlamento federal se reunió el 9 de mayo de 1901 en el Palacio Real de Exposiciones, y posteriormente se trasladó a la Casa del Parlamento de Victoria, donde se instaló hasta que se trasladó a Canberra en 1927. El Gobernador General de Australia residió en la Casa de Gobierno de Melbourne hasta 1930, y muchas instituciones nacionales importantes permanecieron en Melbourne hasta bien entrado el siglo XX. [56] [ necesita cotización para verificar ]

Período de posguerra Editar

En los años inmediatamente posteriores a la Segunda Guerra Mundial, Melbourne se expandió rápidamente, su crecimiento impulsado por la inmigración de posguerra a Australia, principalmente desde el sur de Europa y el Mediterráneo. [57] Si bien el "Paris End" de Collins Street inició las tiendas boutique de Melbourne y la cultura de los cafés al aire libre, [58] el centro de la ciudad fue visto por muchos como obsoleto, el dominio lúgubre de los trabajadores de oficina, algo expresado por John Brack en su famoso cuadro Collins St., 5 pm (1955). [59] Hasta el siglo XXI, Melbourne se consideraba el "corazón industrial" de Australia. [60]

Los límites de altura en el CBD se levantaron en 1958, después de la construcción de ICI House, transformando el horizonte de la ciudad con la introducción de rascacielos. Luego, la expansión suburbana se intensificó, atendida por nuevos centros comerciales cubiertos que comenzaron con el centro comercial Chadstone. [61] El período de posguerra también vio una importante renovación del CBD y St Kilda Road que modernizó significativamente la ciudad. [62] Las nuevas regulaciones contra incendios y la remodelación hicieron que la mayoría de los edificios más altos del CBD de antes de la guerra fueran demolidos o retenidos parcialmente a través de una política de fachada. Muchas de las mansiones suburbanas más grandes de la era del boom también fueron demolidas o subdivididas.

Para contrarrestar la tendencia hacia el crecimiento residencial suburbano de baja densidad, el gobierno inició una serie de controvertidos proyectos de vivienda pública en el centro de la ciudad por parte de la Comisión de Vivienda de Victoria, que resultó en la demolición de muchos vecindarios y la proliferación de torres de gran altura. [63] En años posteriores, con el rápido aumento de la propiedad de vehículos motorizados, la inversión en el desarrollo de autopistas y autopistas aceleró en gran medida la expansión suburbana hacia el exterior y la disminución de la población del centro de la ciudad. El gobierno de Bolte buscó acelerar rápidamente la modernización de Melbourne. Los principales proyectos viales, incluida la remodelación de St Kilda Junction, el ensanchamiento de Hoddle Street y luego el extenso Plan de Transporte de Melbourne de 1969 cambiaron la faz de la ciudad en un entorno dominado por los automóviles. [64]

Los auges financieros y mineros de Australia durante 1969 y 1970 dieron como resultado el establecimiento de las sedes de muchas empresas importantes (BHP Billiton y Rio Tinto, entre otras) en la ciudad. La entonces floreciente economía de Nauru dio como resultado varias inversiones ambiciosas en Melbourne, como Nauru House. [65] Melbourne siguió siendo el principal centro comercial y financiero de Australia hasta finales de la década de 1970, cuando comenzó a perder esta primacía frente a Sydney. [66]

Melbourne experimentó una recesión económica entre 1989 y 1992, tras el colapso de varias instituciones financieras locales. En 1992, el recién elegido gobierno de Kennett inició una campaña para reactivar la economía con una agresiva campaña de desarrollo de obras públicas junto con la promoción de la ciudad como destino turístico con un enfoque en los grandes eventos y el turismo deportivo. [67] Durante este período, el Gran Premio de Australia se trasladó a Melbourne desde Adelaide. Los principales proyectos incluyeron la construcción de una nueva instalación para el Museo de Melbourne, Federation Square, el Centro de Convenciones y Exposiciones de Melbourne, el Crown Casino y la autopista de peaje CityLink. Otras estrategias incluyeron la privatización de algunos de los servicios de Melbourne, incluida la energía y el transporte público, y una reducción de la financiación de servicios públicos como la salud, la educación y la infraestructura de transporte público. [68]

Melbourne contemporánea Editar

Desde mediados de la década de 1990, Melbourne ha mantenido un crecimiento significativo de la población y el empleo. Ha habido una inversión internacional sustancial en las industrias y el mercado inmobiliario de la ciudad. Se ha producido una importante renovación urbana del centro de la ciudad en áreas como Southbank, Port Melbourne, Melbourne Docklands y, más recientemente, South Wharf. Melbourne registró el aumento de población y la tasa de crecimiento económico más altos de todas las ciudades capitales de Australia entre 2001 y 2004. [69]

A partir de 2006, el crecimiento de la ciudad se extendió a "cuñas verdes" y más allá del límite de crecimiento urbano de la ciudad. Las predicciones de que la población de la ciudad llegaría a los 5 millones de personas empujaron al gobierno estatal a revisar el límite de crecimiento en 2008 como parte de su estrategia Melbourne @ Five Million. [70] En 2009, Melbourne se vio menos afectada por la crisis financiera de finales de la década de 2000 en comparación con otras ciudades australianas. En ese momento, se crearon más puestos de trabajo nuevos en Melbourne que en cualquier otra ciudad australiana, casi tantos como las siguientes dos ciudades de más rápido crecimiento, Brisbane y Perth, combinadas, [71] y el mercado inmobiliario de Melbourne siguió teniendo un precio elevado [72], lo que resultó en precios de las propiedades históricamente altos y aumentos generalizados de los alquileres. [73] En 2020, Melbourne fue clasificada como una ciudad Alfa por la Globalization and World Cities Research Network. [74] De todas las principales ciudades australianas, Melbourne ha sido la más afectada por la pandemia de COVID-19. [75]


¿Ya tienes una cuenta? Firme aquí.

Tom Allensworth,
Fundador de AVSIM Online

AVSIM es un servicio gratuito para la comunidad de simulación de vuelo. El personal de AVSIM está compuesto en su totalidad por voluntarios y todos los fondos donados a AVSIM van directamente a apoyar a la comunidad. Su donación aquí ayuda a pagar nuestros costos de ancho de banda, fondos de emergencia y otros costos generales que surgen de vez en cuando. ¡Gracias por tu apoyo!

Objetivos de donación

Haga una donación a nuestro objetivo general anual de recaudación de fondos. Esta donación mantiene nuestras puertas abiertas y le brinda servicio 24 x 7 x 365. Su donación aquí ayuda a pagar nuestros costos de ancho de banda, fondos de emergencia y otros costos generales que surgen de vez en cuando. Restablecemos esta meta cada año nuevo para la meta del año siguiente.


El asedio se aprieta

Shrewsbury trasladó la mayor parte de sus fuerzas a la orilla norte y construyó una gran fortaleza alrededor de la Iglesia de St. Laurent al oeste de la ciudad. Se construyeron fortalezas adicionales en la Ile de Charlemagne en el río y alrededor de la Iglesia de St. Prive al sur. A continuación, el comandante inglés construyó una serie de tres fuertes que se extendían hacia el noreste y estaban conectados por una zanja defensiva.

Al carecer de hombres suficientes para rodear completamente la ciudad, estableció dos fuertes al este de Orleans, St. Loup y St. Jean le Blanc, con el objetivo de bloquear la entrada de suministros a la ciudad. Como la línea inglesa era porosa, esto nunca se logró por completo.


5) Dinero y estatus

La preocupación por su estatus en la ciudad podría ser otra cosa que mantenga despiertos a los londinenses medievales por la noche. Desde aproximadamente 1330, con el patrocinio de la reina Felipe (esposa de Eduardo III), Inglaterra desarrolló su propia industria textil cuando la reina alentó a los tejedores de Flandes a que vinieran a Londres y establecieran una tienda. La ropa de buena calidad producida en casa era ahora asequible, e incluso los londinenses comunes compraban y usaban ropa fina.

Los ciudadanos a menudo se sentían tentados a emular a los cortesanos, con sus coloridos rasos, perlas y finas pieles. La ropa nueva que llevaban los londinenses hacía difícil distinguir a un ciudadano común de un señor: si pasaba un caballero, esperaba que la 'gente común' dejara lugar para que él y los hombres se quitaran las gorras, pero ahora no parecía más grandioso. o mejor vestidos que muchos comerciantes, sus posiciones relativas en la jerarquía social eran borrosas. Claramente, esta situación tenía que corregirse.

En 1337 surgieron reglamentos que luego se conocerían como Leyes Suntuarias. Ampliadas en 1363, las leyes se aplicaban originalmente solo en Londres y regulaban quién podía usar qué tipo de ropa, joyas y estilos particulares de ropa, para evitar que la gente común se vistiera como señores y damas. Aquellos que poseían tierras siempre fueron considerados de un estatus más alto que aquellos con una riqueza comparable atada al comercio. Por lo tanto, un comerciante que poseía bienes por valor de 500 libras esterlinas se consideraba el igual social de un escudero o caballero que valía solo 100 libras esterlinas. Estas personas y sus familias podían usar telas por un valor de £ 3 por rollo o rollo de tela, pero no joyas ni piedras preciosas, oro, plata, bordados o seda, ni pieles excepto de cordero, conejo, gato o zorro.

El Parlamento pensó que estas reglas eran una idea tan buena que se volvieron a publicar para incluir los medios de transporte (a pie, en burro o a caballo y, de ser así, en qué tipo de caballo) y con qué frecuencia se podía comer carne durante la semana. . Las leyes se actualizaban continuamente a medida que cambiaban las modas, debido a la “vestimenta escandalosa y excesiva de muchas personas por encima de su patrimonio y grado”. En otras palabras, la gente humilde se estaba poniendo por encima de sí misma.


La próxima gran hambruna

Este mes, hace setecientos años, la gente del norte de Europa vio un cometa en el cielo y temió lo peor. Ya se estaban quedando sin comida. Había llovido demasiado en 1315, a veces todos los días durante semanas seguidas. El trigo, la cebada y la avena se pudrieron en los campos y estaba demasiado húmedo para hacer heno. Luego, después de un invierno inusualmente frío, las lluvias comenzaron de nuevo y la cosecha de 1316 también fracasó. Las uvas de los viñedos estaban cubiertas de un mildiú difuso y, un observador escribió, "no había vino en todo el reino de Francia". Tampoco había mucho pan. El historiador William Chester Jordan, en su libro “La Gran Hambruna”, relata cómo los parisinos primero pusieron al volante y luego exiliaron a un grupo de panaderos a los que acusaron de apuntalar sus panes con desperdicios. En todo el continente, también había una grave escasez de sal, que se utilizaba para hacer queso y conservar alimentos, ya que no había suficiente sol para secar las salinas en las costas del Báltico y del Mar del Norte. En 1317 volvieron las lluvias. Las tormentas arrastraron no solo el grano recién plantado, que ya era escaso porque los agricultores habían comenzado a comer su semilla de maíz para sobrevivir, sino también la capa superficial del suelo y los diques. Las ovejas y el ganado, parados en pastos fríos y fangosos, comenzaron a morir de infección. La gente también murió de desnutrición y enfermedades.

En algunas regiones de Europa, la Gran Hambruna de 1315-17 mató a una décima parte de la población, rompiendo las normas sociales y las economías locales. Las aldeas fueron abandonadas, las casas religiosas se dispersaron y los señores feudales menores empeñaron sus tierras a quien pudiera pagar. Los campesinos y los pobres urbanos se vieron obligados a valerse por sí mismos. Y, sin embargo, la Gran Hambruna no es tan conocida como podría ser William Rosen, el autor de "El tercer jinete", la llama "la historia del hambre se olvidó". En parte, esto se debe a lo que siguió: la Peste Negra, que llegó a Europa en 1347 y mató a un tercio de la población y la Guerra de los Cien Años, que se libró entre 1337 y 1453, y fue un trabajo tan brutal como sonidos. Sin embargo, esas catástrofes afectaron a una población que había quedado físicamente débil y dividida por la hambruna, lo que, a su vez, aumentó el daño que causaron. Al menos, los tiempos difíciles de hace siete siglos demuestran que el hambre tiene costos tanto morales como políticos.

Otra razón por la que se ha pasado por alto la Gran Hambruna es que sus orígenes parecían tan prosaicos, en comparación con las luchas dinásticas de la época. Es una historia sobre el clima. La hambruna, como señala Rosen, ocurrió casi precisamente en el punto divisorio entre lo que se conoce como el Período Cálido Medieval (PMM), que fue de tres siglos de clima bastante templado en Europa, y la Pequeña Edad de Hielo, que duró hasta aproximadamente 1850. Pero incluso hace solo medio siglo, algunos historiadores trataban la lluvia como algo secundario a la hambruna. Para ellos, el problema era que la población de Europa había crecido demasiado rápido y los campesinos cultivaban irresponsablemente tierras tan marginales que la más mínima alteración podía ser desastrosa. La hambruna fue un problema maltusiano, como lo vieron esos historiadores, o una de las prácticas agrícolas, no principalmente un desastre relacionado con el clima.

Más recientemente, los políticos que piensan que preocuparse por el cambio climático es una pérdida de tiempo han señalado este período como prueba de que no hay nada extraño en que las cosas se pongan un poco más cálidas de vez en cuando. El M.W.P. Es una obsesión particular del senador James Inhofe, de Oklahoma, presidente del Comité de Medio Ambiente y Obras Públicas, quien ha dicho que los científicos lo han ignorado en su intento de perpetrar el “engaño” del cambio climático. Un problema con esa posición es que, si bien partes de Europa fueron más cálidas durante el PMP, el mundo en su conjunto no lo fue. Por esta razón, algunos científicos prefieren llamarlo Anomalía Climática Medieval. Y hoy, al parecer, el mundo en su conjunto es más cálido.

Una de las ideas más importantes de estudios recientes es que, cuando el clima cambia, puede hacerlo de manera rápida e implacable. Es posible, en la vida humana, ver subir el nivel del mar y romper las barreras de hielo y, cuando lo hacen, no se puede dar por sentado nada de lo que suceda a continuación. El registro climático está lleno de desastres repentinos. Los estudios también han aclarado algunos de los mecanismos de la relación entre el clima y el tiempo a corto plazo un informe de 2010 sobre el M.W.P., publicado en la revista Dinámica climática, examinó las conexiones entre la lluvia en Europa, la temperatura de la piscina cálida del Indo-Pacífico y los niveles de inundación del Nilo. La Gran Hambruna parece un ejemplo del siglo XIV de lo que ahora llamamos clima extremo. También estamos aprendiendo cómo, en nuestro propio tiempo, las temperaturas cambiantes del océano pueden causar cambios en El Niño, el nombre que se le da a una colección de patrones climáticos que se originan en el Pacífico y se extienden por todo el mundo. clima extrañamente cálido en el noreste este invierno. Hemos construido ciudades y economías sobre la base de suposiciones sobre las estaciones que pueden resultar inestables. Los mejores modelos que tenemos ahora proyectan que, como consecuencia del cambio climático, la frecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos, desde supertormentas hasta sequías, aumentará drásticamente.

Una perspectiva particularmente alarmante es el fracaso sostenido del monzón del sur de Asia. El suministro de alimentos para más de mil millones de personas depende de las lluvias de la temporada de los monzones. Los modelos sugieren que, en el próximo siglo, los monzones serán cada vez más erráticos y extremos. Un monzón fallido puede significar que la lluvia no ha llegado o que ha llegado en el lugar equivocado durante la cantidad de tiempo equivocada. En los últimos años, India ha experimentado sequías pero también inundaciones, como la que causó estragos en Chennai en diciembre. El año pasado, en un informe sobre posibles fallas de los monzones, los Economista señaló que "inmensas lluvias torrenciales en Uttarakhand mataron a más de 6.000 personas en 2013". Y el aire contaminado y cargado de partículas de la India puede hacer que la lluvia caiga con más fuerza.

Al comienzo de la Gran Hambruna, cuando los campesinos midieron por primera vez sus campos en ruinas, muchos de ellos pensaron que estaban solos, que el desastre se limitaba a su área. Sin embargo, pronto, cuando los viajeros regresaban o pasaban ejércitos hambrientos, y cuando los propios campesinos iban al mercado y veían cómo subían los precios, se enteraron de la magnitud de la situación. "El mundo entero estaba preocupado", escribió un cronista en Salzburgo. Muchos campesinos tomaron la carretera, uniéndose a una migración a las ciudades, solo para morir allí y ser enterrados en fosas comunes. En París, los sacerdotes conducían a los fieles descalzos en procesiones destinadas a mostrar contrición. Setecientos años después, científicos armados con modelos climáticos se reunieron con políticos en la misma ciudad. No necesitaban estar atentos a las señales ni preguntarse, como en los días del cometa de 1315-16. Sabían lo que se avecinaba. ♦


Edmond Halley (1656-1742)

Edmund Halley © Halley fue un astrónomo y matemático inglés que fue el primero en calcular la órbita del cometa que más tarde recibió su nombre.

Edmond (a veces Edmund) Halley nació el 8 de noviembre de 1656 en el extremo este de Londres. Mientras estaba en la Universidad de Oxford, Halley conoció a John Flamsteed, el astrónomo real. Influenciado por el proyecto de Flamsteed para compilar un catálogo de estrellas del norte, Halley propuso hacer lo mismo para el hemisferio sur. Con este fin, en 1676 viajó a la isla de Santa Helena, en el Atlántico sur. Cuando regresó a casa en enero de 1678, había registrado las longitudes y latitudes celestes de 341 estrellas y había observado un tránsito de Mercurio a través del disco del Sol. El catálogo de estrellas de Halley de 1678 fue el primero en contener ubicaciones determinadas telescópicamente de estrellas del sur y ese mismo año fue elegido miembro de la Royal Society.

Junto con el inventor y microscopista Robert Hooke, Sir Christopher Wren y Sir Isaac Newton, Halley estaba tratando de desarrollar una explicación mecánica para el movimiento planetario. Aunque se habían logrado avances, Hooke y Halley no pudieron deducir una órbita teórica que coincidiera con los movimientos planetarios observados. Sin embargo, Newton ya estaba allí. La órbita sería una elipse, y Newton amplió sus estudios sobre mecánica celeste en su famosa obra de 1687, 'Philosophiae Naturalis Principia Mathematica', que Halley le había persuadido de publicar.

En 1704, Halley fue nombrado profesor de geometría saviliano en la Universidad de Oxford, pero continuó su trabajo en astronomía. En 1705, publicó 'Una sinopsis de la astronomía de los cometas', en la que describió las órbitas parabólicas de 24 cometas que se habían observado desde 1337 hasta 1698. Demostró que los tres cometas históricos de 1531, 1607 y 1682 eran tan similares en características que deben haber sido retornos sucesivos del mismo objeto - ahora conocido como el cometa Halley - y predijo con precisión su regreso en 1758. En 1716, ideó un método para observar los tránsitos de Venus a través del disco del sol con el fin de determinar con precisión la distancia de la Tierra al Sol. En 1720, Halley sucedió a Flamsteed como astrónomo real en Greenwich, cargo que ocupó hasta su muerte el 14 de enero de 1742.


Clima: 1337 - Historia

Thomas Gale Moore
Institución Hoover
Universidad Stanford

¿El clima cálido genera pereza, indolencia y pobreza? ¡La historia dice que no! Durante los dos períodos cálidos que se muestran en el gráfico, la humanidad prosperó, mientras que durante el frío los humanos sufrieron. Sin embargo, las transiciones fueron a menudo difíciles, especialmente para las personas que vivían en áreas afectadas negativamente.

La última Edad de Hielo persistió durante unos 100.000 años, durante los cuales el progreso humano fue increíblemente lento: algunas mejoras en las herramientas de caza y algunos bocetos de cuevas, eso es todo. Sin embargo, durante los últimos 12 milenios de calidez interglacial, el hombre moderno ha avanzado rápidamente. A medida que el clima se volvió más hospitalario, la agricultura se desarrolló en todas partes: en el Medio Oriente, China, América del Norte y del Sur y África, un evento de inestimable importancia.

La domesticación de plantas y animales permitió una explosión demográfica y la fundación de ciudades. Una gran comunidad asentada podía permitirse el lujo de contar con especialistas que fabricaran herramientas agrícolas, elaboraban vasijas y comerciaban no solo con los lugareños sino también con forasteros. El arte y la ciencia florecieron porque aquellos con riqueza podían permitirse el lujo de mantener individuos que crearían cerámica, textiles e instrumentos musicales elaborados y que podrían registrar eclipses y movimientos de estrellas.

En Europa y el Cercano Oriente, el primer período cálido produjo una revolución tecnológica: el uso del bronce, la fermentación del vino y la invención de la escritura. Con un clima más benigno y tormentas menos severas, la región báltica envió ámbar a lo largo de la costa atlántica hasta el Mediterráneo. Durante la Edad del Bronce tardía, los glaciares alpinos se redujeron a una quinta parte de su envergadura del siglo XIX, lo que permitió a los comerciantes transportar mercancías a través del paso del Brennero, la puerta de entrada entre el norte y el sur de Europa.

Cold, wet, and stormy weather returned from 550 A.D. until around 800. Trade within Europe dwindled or disappeared as the mountain passes became choked with ice and snow. From the ninth century, when the climate was still quite cool, to the eleventh, which was somewhat warmer, medieval Europe was almost totally agricultural. The few cities that survived consisted mainly of religious seats with their clerics and lay attendants.

The three centuries beginning with the eleventh, during which the climate became distinctly more benign, witnessed a profound revolution which, by the late 1200s had transformed the landscape into an economy filled with merchants, vibrant towns and great fairs. Crop failures became less frequent new territories were brought under control. With a more clement climate and a more reliable food supply, the population mushroomed.

The historian Charles Van Doren claimed that: "the . three centuries, from about 1000 to about 1300, became one of the most optimistic, prosperous, and progressive periods in European history." All across Europe, the population went on an unparalleled building spree, erecting at huge cost spectacular cathedrals and public edifices. Ponderous Romanesque churches gave way to soaring Gothic cathedrals. Virtually all the magnificent religious shrines that we visit in awe today were started by the optimistic populations of the eleventh through the thirteenth centuries, although many remained unfinished for centuries.

Throughout the continent, economic activity blossomed. Banking, insurance, and finance developed a money economy became well entrenched manufacturing of textiles expanded to levels never seen before. Farmers in medieval England launched a thriving wine industry. Good wines demand warm springs free of frosts, substantial summer warmth and sunshine without too much rain, and sunny days in the fall. Winters cannot dip below zero Fahrenheit for any significant period. The northern limit for grapes during the Middle Ages was about 300 miles above the current commercial wine areas in France and Germany.

The medieval warm period, which started a century earlier in Asia, benefited the rest of the globe as well. From the ninth through the thirteenth centuries, farming spread into northern portions of Russia. In the Far East, Chinese and Japanese farmers migrated north into Manchuria, the Amur Valley and northern Japan. The Vikings founded colonies in Iceland and Greenland, then actually green. Scandinavian seafarers discovered "Vinland" along the East Coast of North America.

During the Northern Sung Dynasty (961 A.D. to 1127), one of the warmest times, real earnings in China reached a level not seen again until late in the twentieth century. The wealth of those centuries gave rise to a great flowering of art, writing, science, and the highest rate of technological advance in Chinese history. Chinese landscape painting with its exquisite detail and color achieved its apotheosis.

Over roughly the same period, the peoples of the Indian subcontinent also prospered. Society was rich enough to create impressive temples, beautiful sculpture, and elaborate carvings. Seafaring empires thrived in Java and Sumatra. In the early twelfth century, the predecessors of the Cambodians, the Khmers, built the magnificent temple of Angkor Wat. In the eleventh century Burmese civilization reached a pinnacle with the construction of thousands of temples in its capital, Pagan.

In the ninth century, the indigenous peoples of North America pushed their agriculture northward up the Mississippi, Missouri, and Illinois river basins. By 1000 they were farming in southwestern and western Wisconsin and eastern Minnesota. The Anasazi civilization of Mesa Verde flourished the Mexicans began constructing their pyramids.

The end of the medieval warmth and the start of the Mini Ice Age brought hardship around the world. The poorer climate in Europe after the thirteenth century halted the economic boom of the High Middle Ages. Innovation slowed sharply. Except for military advances, technological improvements ceased for the next 150 years. The economic slump of 1337 brought on the collapse of the great Italian bank, Scali, leading to one of the first recorded major financial crises. Construction on churches and cathedrals stopped. The Mini Ice Age cut off the colonists in Greenland, leading to their eventual demise.

At its coldest, the Mini Ice Age devastated the fishing industry as cod disappeared from the North Atlantic. Besides forcing the Anasazis out of their pueblos, the poor weather reduced incomes in China, raised food prices, and killed the orange trees in Kiangsi province.

If the climate is to become warmer or colder, let's hope for the warmer world. Humans would be better off with higher temperatures. History shows that people did well during the hottest periods and poorly during the coldest. If the climate becomes warmer, we should welcome the shift.

Ammerman, Albert J. and L.L. Cavalli-Sforza. [1984]. The Neolithic Transition and the Genetics of Populations in Europe, Princeton, NJ: Princeton University Press..

Carruth, Gorton. [1993]. The Encyclopedia of World Facts and Dates, New York: Harper Collins.

Chao, Kang [1986]. Man and Land in Chinese History: An Economic Analysis, Stanford CA: Stanford University Press.

Claiborne, Robert [1970]. Climate, Man, and History, New York: W. W. Norton.

Deland, Antoinette [1987]. Fielding's Far East, New York: Fielding Travel Books.

Donkin, R. A. [1973]. "Changes in the Early Middle Ages," Chapter 3 in H. C. Darby, ed. A New Historical Geography of England, Cambridge: University Press.

Gimpel, Jean [1983]. The Cathedral Builders, trans. by Teresa Waugh, London: Pimlico edition.

Gore, Albert, [1992]. Earth in the Balance, Boston : Houghton Mifflin.

Lamb, Hubert H. [1977]. Climatic History and the Future, Princeton: Princeton University Press, Vol. 2 1985.

Lamb, Hubert H. [1982]. Climate, History and the Modern World, New York: Methuen.

Langer, William L. [1968]. An Encyclopedia of World History: Ancient, Medieval, and Modern Chronologically Arranged, 4th edition, Boston: Houghton Mifflin.

McNeill, William H. [1963]. The Rise of the West: A History of the Human Community, Chicago: The University of Chicago Press.

Pirenne, Henri [n.d., c. 1938]. Economic and Social History of Medieval Europe, New York: Harcourt, Brace and Co.

Van Doren, Charles [1991]. A History of Knowledge: Past, Present, and Future, New York: Ballantine Books.


Weather : 1337 - History

By Reginald Stanley. Posted March 1, 2019, 11:39 PM.

Across much of Southern California, February 2019 was both considerably wet and significantly colder than average. It was the coldest and wettest February in the region in at least 20 years.

In Temecula, where temperature records date back to 1999, February 2019 was not only the coldest February on record, but also the coldest calendar month - a record previously held by January 2007, where an average month temperature of 49.2 degrees was observed in Temecula. Last month eclipsed that record with an average month temperature of 49.0 degrees in Temecula (the nineteen-year average is 54 degrees). This was largely caused by a long-running trend of cool, rainy days the region experienced during most of the month, which suppressed daily high temperatures. In Temecula, the average high temperature for the month of February is typically around 69 degrees. In 2019, the average high temperature for the month of February in Temecula was only 60.3 degrees - a difference of nearly 9 degrees. Average low temperatures were colder than normal as well, though not as significantly.

Trends were similar at other WeatherCurrents stations in February 2019. WeatherCurrents' station in Murrieta, operating since 2003, the old record of coldest month held by December 2007 was also broken last month. The coldest monthly average temperatures in the WeatherCurrents network were observed in Anza and Pinon Hills, where February 2019 averaged 39.6 degrees and 38.7 degrees, respectively. Even to the northwest, Simi Valley also observed their coldest month. In Downtown Los Angeles, where records date back to 1877, February 2019 was the coldest February since 1962 and also tied with 1891 for eighth-coldest February of all-time. February 2019 also marked a first for Downtown Los Angeles, where the temperature did not reach or exceed 70 degrees at any time during the month - the first such occurrence for February in Downtown Los Angeles in 132 years of historical climate records.

A major role in the region's cold February was held by a series of particularly wet storms that targeted Southern California during most of the month. An impressive 8.69 inches was recorded in Temecula during the month of February this year, making it the wettest February on record there and third-wettest month of all-time, behind January 2005 and December 2010. Out of 28 days this February, measurable precipitation was recorded on 18 of them in Temecula. Temecula's February 2019 total also stands in stark contrast to the previous February, in 2018 - when a mere 0.46 inches was recorded in Temecula for the entire month. Totals were less impressive in nearby Murrieta, where February 2005 was much wetter. The highest February totals were noted in De Luz with 10.18 inches, Fallbrook with 9.12 inches, Lake Elsinore with 9.74 inches, and Hemet with 9.03 inches.

Following a brief, mild drying-out period at the end of the month, a pattern change to wetter weather is taking place. A warm Pacific storm of moderate strength will bring rain to the region Saturday, with snow levels starting high around 9,000 feet above sea level, later falling to 7,000 feet on Sunday. Additional storms are possible next week, which may further drench an already rain-soaked region.


Ver el vídeo: Zombie Tsunami,Plants vs Zombies,PvZ 2,PvZ HD,Zombie Catchers,Stupid Zombies,Zombie Run 2,PvZ Heroes (Diciembre 2021).