Podcasts de historia

Elección presidencial de 1876

Elección presidencial de 1876

En 1876, Rutherford Hayes fue nominado como candidato presidencial republicano. El partido se había visto afectado por los escándalos durante la presidencia de Ulysses S. Grant (1869-77) y se sintió atraído por el historial limpio de Hayes en el gobierno. Su oponente del Partido Demócrata, Samuel Tilden, también tenía un historial impresionante, y durante las elecciones, el republicano que apoyaba a Thomas Nast, produjo una serie de caricaturas atacándolo. Esto ayudó a socavar la campaña de los demócratas, pero los primeros resultados sugirieron una victoria de Tilden y el primer presidente demócrata desde la Guerra Civil estadounidense. Cuando se contaron los votos, Tilden (4.284.757) había ganado el 51% de los votos, contra el 48% de Hayes (4.033.950).

Después de la elección, el Partido Republicano cuestionó la validez de la votación en Carolina del Sur, Florida y Luisiana. Estos tres estados del sur todavía estaban bajo ocupación militar de posguerra, y durante los días siguientes se descalificaron los votos a favor de Tilden, desplazando la mayoría a Hayes. Los miembros del Partido Demócrata estaban furiosos y muchos se negaron a aceptar las nuevas cifras de votantes. Florida envió dos conjuntos rivales de electores al colegio electoral y dejó que el Congreso decidiera quién debería convertirse en presidente.

El Congreso mismo estaba dividido con el Senado controlado por republicanos y la Cámara de Representantes por los demócratas. En un intento por solucionar el problema, ambas cámaras acordaron la creación de una Comisión Electoral especial de 15 senadores, representantes y magistrados de la Corte Suprema. En un intento de producir una decisión no partidista, se acordó nombrar a siete republicanos, siete demócratas y un juez independiente para la comisión. Sin embargo, en el último momento a la justicia independiente se le ofreció un escaño en el Senado de Illinois y fue reemplazada por un partidario del Partido Republicano.

Durante la investigación de la comisión, algunos votantes afirmaron haber sido intimidados físicamente durante las elecciones. El comité también descubrió varios casos de fraude, incluidos intentos de destruir papeletas. Sin embargo, al final de la investigación, todos los miembros de la comisión votaron en línea con el partido y Rutherford Hayes recibió los votos electorales de los tres estados. Por lo tanto, Hayes fue elegido con 185 votos electorales frente a los 184 de Tilden.

Los líderes del Partido Demócrata continuaron cuestionando el resultado de las elecciones. Se llevaron a cabo más negociaciones y finalmente se acordó que Samuel Tilden aceptaría el resultado a cambio de que las tropas federales fueran retiradas de los estados del sur. Esta decisión permitió a los blancos recuperar el control político del Sur que habían perdido al final de la Guerra Civil estadounidense. En la mayoría de estos estados se reintrodujeron los códigos negros y un gran porcentaje de afroamericanos perdió el derecho a votar en elecciones futuras.


Elecciones presidenciales de Estados Unidos de 1876

Nuestros editores revisarán lo que ha enviado y determinarán si deben revisar el artículo.

Elecciones presidenciales de Estados Unidos de 1876, impugnó las elecciones presidenciales estadounidenses celebradas el 7 de noviembre de 1876, en las que el republicano Rutherford B. Hayes derrotó al demócrata Samuel J. Tilden. Tilden lideró a Hayes por más de 260.000 votos populares, y los resultados preliminares mostraron a Tilden con 184 votos electorales (uno menos de la mayoría necesaria para ganar la elección) frente a los 165 de Hayes, con los 19 votos electorales de tres estados (Florida, Louisiana y South Carolina) y un elector de Oregon (originalmente otorgado a Tilden) todavía en duda. El Congreso de Estados Unidos creó posteriormente una Comisión Electoral, que a principios de marzo de 1877 había resuelto todos los votos electorales en disputa a favor de Hayes, dándole una victoria del colegio electoral de 185-184.


Datos clave e información del amplificador

NOMINACIÓN DEL PARTIDO REPUBLICANO

  • En 1875, se asumió ampliamente que el entonces presidente en ejercicio, Ulysses S. Grant, se postularía para su tercer mandato como presidente. Casi lo hizo, pero la Cámara declaró el límite de dos mandatos presidenciales para evitar una dictadura.
  • La Convención Nacional Republicana finalmente eligió al gobernador reformista del estado de Ohio, Rutherford B. Hayes, como su nominado, con William A. Wheeler nominado como vicepresidente.

NOMINACIÓN DE PARTIDO DEMOCRÁTICO

  • La convención demócrata se celebró en St. Louis, Missouri, en junio de 1876, y pidieron reformas inmediatas a los escándalos que habían estallado durante el mandato del presidente republicano Ulysses Grant.
  • Samuel J. Tilden ganó por abrumadora mayoría y se convirtió en el candidato presidencial demócrata. Thomas Hendricks estuvo a su lado, siendo nominado a vicepresidente.

NOMINACIÓN DE FIESTA GREENBACK

  • En 1874, el sector agrícola organizó el Greenback Party en Indianápolis, Indiana. El partido instó al gobierno federal a perseguir la emisión masiva de papel moneda denominados billetes verdes para inflar la economía.
  • La convención de Greenback nominó a Peter Cooper para presidente y al senador Newton Booth para vicepresidente. Después de declinar el puesto, Newton Booth fue reemplazado por Samuel Fenton Cary para el candidato a vicepresidente.

NOMINACIÓN DE FIESTA DE PROHIBICIÓN

  • La Fiesta de la Prohibición se estableció en 1869 en oposición a la venta y consumo de bebidas alcohólicas.
  • El partido creía que esto era una parte integral del movimiento de templanza.
  • Su convención de 1876 nominó a Green Clay Smith para presidente y Gideon T. Stewart para vicepresidente.

NOMINACIÓN DEL PARTIDO NACIONAL AMERICANO

  • Establecido como una continuación del Partido Anti-Masónico de 1872, el pequeño Partido Nacional Estadounidense celebró su convención en 1875 en Pensilvania. James B. Walker fue nominado por unanimidad para presidente y Donald Kirkpatrick para vicepresidente.

CAMPAÑA DE ELECCIONES GENERALES

  • Samuel Tilden se postuló como candidato a la reforma contra la corrupción y las deficiencias de la administración anterior de Grant. Era bien conocido por enjuiciar a los políticos de la maquinaria en Nueva York, y fue responsable de enviar a la cárcel al jefe político William M. Tweed.
  • Rutherford Hayes no era muy conocido fuera del estado de Ohio. Sin embargo, habiendo servido en la guerra civil, era bastante comercial para los veteranos.
  • Tanto el partido demócrata como el republicano llevaron a cabo campañas confusas. El lado demócrata atacó la corrupción del gobierno liderado por los republicanos, y el lado republicano planteó los problemas relacionados con la Guerra Civil, alegando que todos los rebeldes de esa guerra eran demócratas.
  • Los demócratas se basaron en una estrategia que utilizaba los Camisas Rojas y la Liga Blanca, que eran grupos paramilitares que reprimían activamente la participación de los republicanos blancos y negros.

CONTROVERSIAS ELECTORALES Y EL COMPROMISO DE 1877

  • Los resultados de las elecciones en cada estado estuvieron marcados por el fraude electoral y las amenazas de violencia contra los votantes reublicanos. El diseño de las papeletas también favoreció injustamente a los demócratas, cuyas papeletas estaban impresas con el símbolo republicano.
  • En el estado de Oregon, se disputó el voto de un solo elector. Los votos estatales claramente favorecieron a Hayes, pero el gobernador demócrata del estado, La Fayette Grover, afirmó que un elector no era elegible y lo reemplazó con un elector demócrata. Los otros electores republicanos rechazaron esta acción y otorgaron todos los votos a Hayes.
  • Con Hayes liderando la mayoría de los votos, los demócratas gritaron fraude. La emoción por estos eventos políticos invadió el país.
  • El Congreso de los Estados Unidos finalmente enfrentó una crisis constitucional en sus manos. Decidieron formar una Comisión Electoral para zanjar el resultado. Esta comisión decidió no cuestionar ningún resultado que fuera lícito a primera vista, dando todos los votos electorales disputados a Hayes.
  • Los miembros del Congreso de los Estados Unidos acordaron el Compromiso de 1877 para resolver fácilmente la crisis. Este acuerdo implicó ceder el asiento presidencial a Hayes a cambio de que el gobierno de Estados Unidos retirara sus tropas, cuyo apoyo fue fundamental para los estados republicanos de Carolina del Sur, Florida y Luisiana.
  • Rutherford Hayes fue inaugurado sin disturbios el 5 de marzo de 1877.

RESULTADOS

  • Las elecciones presidenciales de 1876 serían las últimas que se celebrarían antes del final de la era de la Reconstrucción. La Reconstrucción buscó proteger los derechos de los votantes afroamericanos en el sur que generalmente votaban a candidatos republicanos.

Elección de 1876 hojas de trabajo

Este es un paquete fantástico que incluye todo lo que necesita saber sobre la elección de 1876 en 20 páginas detalladas. Estos son Elección de 1876 hojas de trabajo listas para usar que son perfectas para enseñar a los estudiantes sobre la elección en 1876 entre los candidatos presidenciales estadounidenses Rutherford B. Hayes, un republicano, y Samuel J. Tilden, un demócrata, que fue una de las elecciones más notorias en Historia americana. La disputa entre quién era el legítimo ganador terminó con el Compromiso de 1877, en el que los demócratas cedieron a la elección de Hayes a cambio de la retirada de las tropas republicanas del sur.

Lista completa de hojas de trabajo incluidas

  • Elección de los hechos de 1876
  • Debate presidencial
  • Solo hechos
  • Más preguntas por favor
  • Dos (in) famosas elecciones
  • ¿Derramar más té?
  • 1876 ​​Nominación
  • Editorial Caricatura
  • Vota sabiamente
  • ¿Qué pasa en 1876?
  • Esa elección contenciosa

Vincular / citar esta página

Si hace referencia al contenido de esta página en su propio sitio web, utilice el código a continuación para citar esta página como fuente original.

Usar con cualquier plan de estudios

Estas hojas de trabajo se han diseñado específicamente para su uso con cualquier plan de estudios internacional. Puede usar estas hojas de trabajo tal como están o editarlas con Presentaciones de Google para que sean más específicas para sus propios niveles de habilidad de los estudiantes y los estándares del plan de estudios.


La elección presidencial más fea y polémica de la historia

Samuel Jones Tilden, candidato presidencial demócrata, 1876. Foto: Wikipedia

Para Rutherford B. Hayes, la noche de las elecciones del 7 de noviembre de 1876 se perfilaba como la pesadilla de cualquier candidato presidencial. Aunque las primeras devoluciones llegaban por telégrafo, los periódicos anunciaban que su oponente, el demócrata Samuel J. Tilden, había ganado. Hayes, un republicano, de hecho perdería el voto popular por más de un cuarto de millón, pero no tenía forma de saberlo mientras preparaba su discurso de concesión. Se fue a la cama con un hombre sombrío y consoló a su esposa, Lucy Webb. & # 8220 Pronto caímos en un sueño reparador & # 8221 Hayes escribió en su diario, & # 8220 y el asunto parecía terminado. & # 8221

Pero la elección presidencial más fea, polémica y controvertida de la historia de Estados Unidos estaba lejos de terminar. A lo largo de la campaña, la oposición de Tilden lo había llamado de todo, desde un sobornador hasta un ladrón y un borracho sifilítico. La sospecha de fraude electoral en los estados controlados por los republicanos era desenfrenada, y los demócratas supremacistas blancos fuertemente armados y merodeadores habían sondeado en el sur, impidiendo que incontables negros votaran. Como resultado, se consideró que Florida, Luisiana y Carolina del Sur estaban demasiado cerca para llamar, y con esos estados aún en cuestión, Tilden quedó a un voto electoral menos de los 185 requeridos por la Constitución para ganar las elecciones. Con 165 votos electorales contados para Hayes, todo lo que tenía que hacer era capturar los 20 votos electorales combinados de esos tres estados en disputa, y ganaría la presidencia. La crisis subsiguiente tardó meses en desarrollarse, comenzando con amenazas de otra guerra civil y terminando con un acuerdo informal entre bastidores & # 8212 el Compromiso de 1877 & # 8212 que le dio a Hayes la presidencia a cambio de la remoción de las tropas federales del Sur. poner fin de manera efectiva a la Reconstrucción.

Un cartel de 1876 que protestaba contra la corrupción electoral de Luisiana. Foto: Wikipedia

Para Samuel Tilden, la noche del 7 de noviembre de 1876 fue motivo de celebración. Estaba en camino de ganar la mayoría absoluta de los votos emitidos (obtendría el 51,5 por ciento frente a Hayes y el 48 por ciento) y dio nuevas esperanzas a los demócratas, que habían sido excluidos en gran medida del proceso político en los años posteriores a la Guerra Civil. .

Nacido en 1814 en el estado de Nueva York, Tilden estudió en Yale y en la Universidad de Nueva York. Después de ser admitido en el colegio de abogados en 1841, se hizo rico como abogado corporativo, representando compañías ferroviarias y realizando inversiones inmobiliarias. Después de la Guerra Civil, entabló una relación con William M. & # 8220Boss & # 8221 Tweed, el director de Tammany Hall, la máquina política demócrata que dominó la política de Nueva York en el siglo XIX. Pero cuando Tilden ingresó a la Asamblea del Estado de Nueva York en 1872, se ganó la reputación de sofocar la corrupción, lo que lo puso en desacuerdo con la máquina. Se convirtió en gobernador del estado de Nueva York en 1874 y se ganó una reputación nacional por su participación en la eliminación del fraude masivo en la construcción y reparación del sistema de canales del estado. Sus esfuerzos le valieron la nominación presidencial del Partido Demócrata.

Tilden fue atacado por todo, desde su mala salud crónica y sus conexiones con la industria ferroviaria, ampliamente considerada como plagada de corrupción corporativa en ese momento. Sesenta y dos años y soltero de toda la vida, fue respetado por su compromiso con la reforma política, aunque considerado aburrido. Con los cargos de corrupción que plagan a los asociados del presidente en ejercicio, Ulysses S. Grant, la candidatura de Tilden & # 8217 no podría haber sido mejor momento para que los demócratas recuperen el poder nacional.

Rutherford B. Hayes, candidato presidencial republicano, 1876. Foto: Wikipedia

Aunque capturó el voto popular, los estados recientemente & # 8220reconstruidos & # 8221 de Luisiana, Florida y Carolina del Sur, todavía bajo ocupación federal, estaban en juego. El Partido Republicano, que controlaba las juntas de escrutinio, rápidamente desafió la legitimidad de esos estados & # 8217 votos, y en un recuento, supuestamente supervisado por agentes personales que fueron enviados a estos estados por el presidente Grant (junto con las tropas federales), muchos de Tilden & Los votos de # 8217 comenzaron a ser descalificados por & # 8220 irregularidades & # 8221 no especificadas. # 8221 Los demócratas no tenían dudas de que los republicanos estaban llenando las urnas y afirmaban que había lugares donde el número de votos excedía a la población. La más atroz fue la supuesta oferta de Louisiana & # 8217 por parte de la junta electoral controlada por los republicanos: por la suma de $ 1,000,000, certificaría que el voto había sido para los demócratas. El Comité Nacional Demócrata rechazó la oferta, pero se reportaron informes similares de corrupción, en ambos lados, en Florida y Carolina del Sur.

Después de que los tres estados en disputa presentaran dos juegos de boletas electorales (una para cada candidato), el Congreso estableció una comisión electoral en enero de 1877, compuesta por cinco senadores, cinco jueces de la Corte Suprema y cinco miembros de la Cámara de Representantes. La comisión, siete republicanos, siete demócratas y un independiente, escuchó argumentos de abogados que representaban tanto a Hayes como a Tilden. El juez asociado Joseph P. Bradley de Nueva Jersey surgió como el voto decisivo en la decisión de nombrar al próximo presidente de los Estados Unidos.

El juez asociado Joseph P. Bradley, el voto decisivo de la Comisión Electoral, cambió de opinión en el último momento. Foto: Wikipedia

La noche anterior a la emisión de los votos, los demócratas visitaron a Bradley, quien leyó su opinión e indicó que los tres votos electorales de Florida se otorgarían a Tilden, lo que le daría lo suficiente para ganar. Pero más tarde esa noche, después de que los representantes demócratas se marcharon de la casa de Bradley, el senador republicano Frederick T. Frelinghuysen de Nueva Jersey y George M. Robeson, secretario de la Marina, llegaron para cabildear en el último momento. Ayudados por Mary Hornblower Bradley, la esposa del juez, los dos republicanos lograron convencer a Bradley de que una presidencia demócrata sería un & # 8220 desastre nacional & # 8221.

Sin embargo, los demócratas no terminaron de luchar. La Constitución requería que se nombrara un presidente antes del 4 de marzo, de lo contrario se producía un interregno, que abría numerosas posibilidades de maniobra y caos. Los demócratas amenazaron con un obstruccionismo, lo que retrasaría la finalización del proceso electoral y pondría al gobierno en aguas desconocidas. La amenaza llevó a los republicanos a la mesa de negociaciones y, durante los dos días y las noches siguientes, representantes de ambos partidos llegaron a un acuerdo. El llamado Compromiso de 1877 eliminaría a las tropas federales del Sur, un tema de campaña importante para los demócratas, a cambio de la caída del obstruccionismo.

El compromiso permitió a los demócratas establecer un & # 8220Sólido Sur & # 8221. Con el gobierno federal abandonando la región, los estados eran libres de establecer leyes Jim Crow, que privaban legalmente de sus derechos a los ciudadanos negros. Frederick Douglass observó que los libertos fueron entregados rápidamente a la & # 8220 ira de nuestros enfurecidos antiguos maestros & # 8221. Como resultado, la elección presidencial de 1876 sentó las bases para el panorama político estadounidense, así como las relaciones raciales, para la próximos 100 años.

Mientras que Hayes y los republicanos supuestamente reclamaron el derecho a la victoria, Tilden demostró ser un luchador tímido y desanimó a su partido a desafiar la decisión de la comisión. En cambio, pasó más de un mes preparando un informe sobre la historia de los conteos electorales & # 8212 que, al final, no tuvo ningún efecto en el resultado.

& # 8220 Puedo retirarme a la vida pública con la conciencia de que recibiré de la posteridad el mérito de haber sido elegido para el puesto más alto en el don del pueblo & # 8221 Tilden dijo después de su derrota, & # 8220 sin ninguna de las preocupaciones. y responsabilidades de la oficina. & # 8221

De hecho, su salud le falló poco después de las elecciones. Murió en 1886 como un hombre rico, dejando $ 3 millones para la Biblioteca Pública de Nueva York.

Artículos: & # 160 & # 8221 La elección que se escapó, & # 8221 por Louis W. Koenig, Herencia americana, Octubre de 1960. & # 8220Samuel J. Tilden, El hombre que debería haber sido presidente, & # 8221 Grandes vidas en la historia, 9 de febrero de 2010, & # 160http: //greatlivesinhistory.blogspot.com/2010/02/february-9-samuel-j-tilden-man-who.html & # 160 & # 8221Volusion Confusion: Tilden-Hayes, & # 8221 Bajo el sol, 20 de noviembre de 2000, & # 160http: //www.historyhouse.com/uts/tilden_hayes/

Libros: Roy Morris, El fraude del siglo: Rutherford B. Hayes, Samuel Tilden y la elección robada de 1876, Simon & amp Schuster, 2003. John Bigelow y Nikki Oldaker, La vida de Samuel J. Tilden, Show Biz East Productions, 2009.


¿Cuál fue el impacto del compromiso de 1877?

El costo del compromiso

Con el Compromiso de 1877, los demócratas del sur concedieron la presidencia, pero restablecieron efectivamente el gobierno local y el control racial. Mientras tanto, los republicanos “estaban abandonando la causa del negro a cambio de la posesión pacífica de la Presidencia” [13].

Aunque el apoyo federal a la Reconstrucción había terminado efectivamente bajo el presidente Grant, el Compromiso de 1877 marcó oficialmente el final de la era de la Reconstrucción, un regreso a la autonomía (también conocida como supremacía blanca) y la revocación de los derechos de los negros en el sur.

Las consecuencias económicas y sociales del Compromiso de 1877 no se harán evidentes de inmediato.

Pero los efectos han sido tan duraderos que Estados Unidos todavía los enfrenta como nación hasta el día de hoy.

Raza en la América posterior a la reconstrucción

Los negros en Estados Unidos fueron considerados "libres" desde la época de la Proclamación de Emancipación en 1863. Sin embargo, nunca habían conocido verdaderamente la verdadera igualdad legal, en gran parte debido a los efectos del Compromiso de 1877 y el fin de la Reconstrucción.

La era solo tuvo 12 años para tener un impacto antes de que se interrumpiera con el Compromiso de 1877, y no fue suficiente tiempo.

Una de las condiciones del Compromiso fue que el gobierno federal se mantuviera al margen de las relaciones raciales en el Sur. Y eso fue lo que hicieron, durante 80 años.

Durante este tiempo, la segregación racial y la discriminación se codificaron bajo las leyes de Jim Crow y se entrelazaron estrechamente con la trama de la vida sureña. Pero, en 1957, en un esfuerzo por integrar las escuelas del sur, el presidente Dwight D. Eisenhower hizo algo sin precedentes: envió tropas federales al sur, rompiendo la promesa hecha durante el Compromiso de 1877 de que el gobierno federal se mantendría al margen de las relaciones raciales.

Con el apoyo federal, se logró la eliminación de la segregación, pero ciertamente se encontró con la resistencia de los sureños partidarios de la segregación acérrimos; un buen ejemplo es que el gobernador de Arkansas hizo todo lo posible por cerrar todas las escuelas en Little Rock durante todo un año, solo para evitar que los estudiantes negros asistan a escuelas blancas [14].

Poco más de 100 años después de la Proclamación de Emancipación, el 2 de julio de 1964 se aprobó la Ley de Derechos Civiles, y los afroamericanos finalmente obtuvieron plena igualdad legal ante la ley.


Una comisión sin precedentes

La comisión electoral llevó a cabo un tribunal al estilo de una corte en la sala de la Corte Suprema en febrero de 1877. Aunque los demócratas se opusieron al conteo de votos presentado por las juntas electorales republicanas de los estados del sur, sus colegas republicanos los superaron en número por uno y fueron anulados sistemáticamente. . Cada estado en disputa se decidió a favor de Hayes. Sin embargo, los demócratas se negaron a aceptar los resultados y se filibuscaron en la Cámara de Representantes a medida que aumentaba el miedo a los disturbios civiles en todo el país.

Se necesitaría un acuerdo secreto, y un compromiso político trascendental, para resolver las elecciones. Durante una serie de reuniones secretas, los legisladores demócratas del sur prometieron cancelar el obstruccionismo y conceder las elecciones a cambio de poner fin a la Reconstrucción. Aunque los términos del acuerdo informal siguen siendo desconocidos, se cree que incluyó el retiro de todas las fuerzas federales de la ex Confederación, el aumento de los fondos federales para los estados del sur, la construcción de un ferrocarril transcontinental a través del sur y el nombramiento de un sur. Demócrata al gabinete de Hayes.

En la madrugada del 2 de marzo de 1877, apenas tres días antes de la inauguración programada, el Congreso completó el recuento de votos electorales. Hayes ganó por un solo voto electoral. En medio del temor a ser asesinado, prestó juramento durante una ceremonia secreta al día siguiente.

El controvertido Compromiso de 1877 fue alabado por muchos en ese momento como una medida que preservó la frágil Unión y permitió que el país avanzara como uno solo. Pero tuvo consecuencias desastrosas para los sureños negros. Sin supervisión federal, los estados crearon duras leyes “Jim Crow” que restablecieron una jerarquía racial brutal en el sur y privaron efectivamente de sus derechos a los ciudadanos negros. (La supresión de votantes ha perseguido a Estados Unidos desde su fundación.)

Una década después de que finalmente se decidiera la elección de Hayes-Tilden, el Congreso aprobó la Ley de Conteo Electoral de 1887 en un intento de evitar un mayor caos electoral al proporcionar un sistema consistente para la entrega de votos electorales.

La ley, que sigue en pie hoy, proporciona un mecanismo mediante el cual el Congreso puede determinar si los votos electorales son legales: durante la sesión conjunta del Congreso el 6 de enero, los miembros pueden objetar los votos de los electores individuales o las declaraciones generales de los estados. Para que una objeción sea considerada y votada formalmente, debe ser presentada tanto por un miembro de la Cámara como por el Senado. Eso solo ha sucedido dos veces en la historia, y ambas objeciones fracasaron.


La elección de 1876

Si cree que el clima político estadounidense actual es polémico, entonces debe dar un paso atrás y observar de cerca la historia de Estados Unidos.

La elección más controvertida, divisiva y probablemente corrupta en la historia de Estados Unidos fue la elección de 1876. Es un evento que la mayoría de los estadounidenses ha olvidado hoy en día.

Obtenga más información sobre la elección de 1876 y por qué nunca tuvimos un presidente Tilden en este episodio de Everything Everywhere Daily.

Este episodio está patrocinado por CuriosityStream.

Si está interesado en la historia estadounidense o en la historia presidencial, CuriosityStream tiene varios programas que despertarán su curiosidad. Tienen programas sobre varios presidentes de Estados Unidos, incluidos Lincoln, Nixon, Truman, Roosevelt, Kennedy y muchos otros.

Los precios comienzan en $ 2.99 por mes o $ 19.99 por año. Uno de los servicios de transmisión en línea más baratos.

Si le encanta aprender, inicie su suscripción visitando Everything-Everywhere.com/CuriosityStream o haga clic en el enlace en las notas del programa.

Las personas suelen tener poca memoria. Cuando se quejan de la política o las controversias modernas, a menudo olvidan que libramos una guerra entre nosotros que mató a más de tres cuartos de millón de personas. Es muy difícil empeorar.

Además, los efectos de esa guerra han reverberado durante generaciones, y muchos todavía nos afectan hoy.

Hice dos episodios anteriores sobre elecciones presidenciales específicas y lo que las hizo extrañas.

La primera fue la elección de 1960, en la que el resultado nunca estuvo realmente en duda, pero la contabilidad utilizada para calcular el voto popular en Alabama fue muy extraña.

La segunda fue la elección de 1824, que tuvo cuatro candidatos diferentes del mismo partido que ganaron al menos 3 estados cada uno, sin dejar ningún ganador ni en el colegio electoral ni en el voto popular.

Ambas elecciones fueron extrañas, pero no alcanzaron el pico en términos de controversia. Se siguieron las reglas, incluso si a la gente no le gustó el resultado.

La elección de 1876, sin embargo, es otra bestia por completo. Esta elección, aunque en gran parte olvidada, sentó las bases de muchos de los problemas que los Estados Unidos todavía enfrentan en la actualidad y fue, con mucho, la elección presidencial más turbia y controvertida de la historia estadounidense.

Comencemos con la historia de fondo de dónde estaba el país. La Guerra Civil había terminado. El Norte ganó y el Sur perdió.

Las tropas de la Unión todavía ocupaban algunos estados del sur. La Decimocuarta Enmienda disolvió las legislaturas de los estados en rebelión, impidió que cualquiera que estuviera en la Confederación ocupara un cargo federal y dio a los esclavos liberados el derecho al voto.

La ocupación militar, más la capacidad de votar de los esclavos liberados, más la supresión de los ex-confederados para votar, aseguró que algunos de los ex estados confederados fueran sólidamente republicanos, a pesar de que la gran mayoría de los blancos en los estados del sur eran demócratas.

La nación también acababa de completar ocho años de la administración de Ulysses S Grant, que fue una de las administraciones presidenciales más corruptas de la historia de Estados Unidos.

Además de todo eso, el Pánico de 1873 condujo a una depresión económica que todavía estaba en juego durante las elecciones de 1876.

Grant, siguiendo la tradición de Washington, decidió no postularse para un tercer mandato. Eso abrió las puertas de par en par para un reemplazo.

En ese entonces no hubo primarias políticas. Todos los debates y campañas para una nominación presidencial se llevaron a cabo en convenciones parciales.

En la convención republicana, el dos veces gobernador de Ohio, Rutherford Birchard Hayes, ganó en la séptima votación. Era un relativamente desconocido al ingresar a la convención, pero terminó ganando como candidato de compromiso. Su compañero de fórmula era el representante de Nueva York William Wheeler.

Los demócratas seleccionaron al gobernador de Nueva York, Samuel Tilden, por abrumadora mayoría en la segunda votación, después de casi asegurar la nominación en la primera. Su compañero de fórmula era el gobernador de Indiana, Thomas Hendricks.

Tilden fue un reformador responsable de cerrar la maquinaria política de Tammany Hall en la ciudad de Nueva York y de encarcelar a su líder, Boss Tweed. La mayor parte de su plataforma fue limpiar después de la administración de Grant como limpió la corrupción en Nueva York.

En 1876 había 369 votos electorales en juego, lo que significaba que necesitaba ganar 185 para convertirse en presidente. Este número, 185, más que cualquier otra elección presidencial en la historia, va a ser realmente importante.

Después de la elección, se contabilizaron los resultados, y ahí es donde empezaron a surgir los problemas.

No es que importara, pero Tilden había ganado el voto popular. Recibió el 50,9% del voto popular, convirtiéndose en la única persona en la historia de Estados Unidos en obtener la mayoría del voto popular y no ganar la presidencia. Todos los demás casos de la persona que ganó el voto popular pero no la presidencia lo hicieron con solo una pluralidad.

Los estados que votaron por Tilden le dieron 184 votos electorales. Exactamente uno menos que el número necesario para ganar. Hayes tenía 163 votos en este momento.

El problema fue con cuatro estados en particular, que representaron los 22 votos electorales restantes.

Florida, Luisiana y Carolina del Sur fueron estados del sur que votaron por Hayes. Los resultados iniciales en cada uno de los estados, como en todos los estados del sur, parecían apostar por Tilden.

Hubo un fraude generalizado en los tres estados. En ese entonces, los partidos imprimían sus propias boletas, y muchas de las boletas republicanas impresas tenían el símbolo demócrata cerca de los candidatos republicanos, engañando a los votantes analfabetos para que votaran por los republicanos.

En Carolina del Sur, el número de votos emitidos fue del 101% del número de votantes elegibles.

En todos los estados, las juntas electorales controladas por los republicanos invalidaron suficientes papeletas para dar la elección a Hayes, así como las gobernaciones en Luisiana y Carolina del Sur.

En Luisiana y Carolina del Sur, los demócratas siguieron adelante y crearon sus propios gobiernos para aprobar su propia lista de electores.

Incluso si Hayes recibiera todos los votos electorales de estos tres estados, todavía necesitaría los tres votos electorales de Oregon para llegar a 185.

En Oregon, se puso realmente extraño.

Hayes ganó claramente el voto popular en Oregon. No hubo evidencia de fraude aquí como en los tres estados del sur.

Sin embargo, el gobernador era demócrata y declaró ilegal a uno de los electores por ser un & # 8220 funcionario designado o elegido & # 8221, lo cual es contrario a la ley. Era director de correos y renunció justo antes de las elecciones para poder servir como elector.

Simplemente nombró a su propio elector, un demócrata, para ser uno de los electores de Oregon, y ese elector sería suficiente para cambiar toda la elección a Tilden.

El 6 de diciembre, cuando los electores se reunieron para votar en las capitales de los estados, votaron tanto los electores demócratas como los republicanos en Florida, Carolina del Sur y Luisiana, y en Oregon votaron tanto el elector designado por el gobernador como el elector original.

Entonces, ¿qué haces cuando incluso los propios estados no pueden averiguar cuáles fueron sus propios resultados electorales?

El Congreso no fue de mucha ayuda ya que las dos cámaras se dividieron. El Senado estaba controlado por republicanos y la Cámara controlada por demócratas.

Crearon un organismo que se sentaría con el único propósito de resolver los votos electorales interrumpidos de estos tres estados. Aprobaron la Ley de la Comisión Electoral.

La comisión estaría formada por cinco miembros de la Cámara (todos demócratas), cinco miembros del Senado (todos republicanos) y cuatro jueces de la Corte Suprema. También se sentaría un quinto juez de la Corte Suprema, y ​​ese sería elegido por los otros cuatro. En total serían 15 miembros, y las decisiones de la comisión solo podrían ser revocadas por ambas cámaras del Congreso.

El plan inicial era que habría siete republicanos y siete demócratas con el juez independiente David Davis como desempate.

El problema era que Davis acababa de ser elegido para el Senado en Illinois por la legislatura estatal demócrata justo cuando se aprobaba la Ley de la Comisión Electoral. Los demócratas asumieron que habían atado el apoyo de Davis al darle el escaño en el Senado.

Sin embargo, resultó contraproducente, porque Davis se recusó de la comisión para ocupar su escaño en el Senado.

No había otros jueces de la corte suprema independientes, lo que significaba que tenían que seleccionar a un republicano, lo que les dio a los republicanos una mayoría de 8 a 7 en la comisión.

En el resto del país, la gente se estaba enojando. El canto de "¡Tilden o Blood!" se estaba criando en todo el país. One Kentucky member of congress said that he could raise an army of 100,000 men to march on Washington if Tilden wasn’t elected.

The Electoral Commission met in the Supreme Court in February of 1877 and acted just like a court. They heard the cases from the various states, and the cases were presented by lawyers.

Tilden’s lawyers argued that the commission should look at the decisions made by the state electoral boards. Hayes’ lawyers made the claim that they should just accept state results, as to not violate the sovereignty of the states.

On a straight party-line vote, the committee decided in favor of Hayes.

For each state in question, the committee voted by party, and in each case, they went for Hayes.

That would give Hayes the win in the Electoral College by one vote: 185 to 184.

Because of the terms of the Electoral Commission Act, both houses had to invalidate the results, and the Senate wasn’t going to do that.

The Democratic House began trying to throw everything they could at the wall to stop the process. They made challenges to the votes in Vermont and Wisconsin. They instituted a House filibuster where they entertained tons of motions designed to slow everything down.

What finally resolved everything was the Compromise of 1877.

In the compromise, the Democrats agreed to end the filibuster and allow Hayes to assume the presidency, in exchange for five conditions.

First, all US military forces would be removed from southern states. At this point, the only troops left were in the aforementioned Louisiana, Florida, and South Carolina, but this guaranteed their removed and that a repeat of 1876 wouldn’t happen again.

Second, at least one Democrat would be appointed to the Hayes cabinet. This was done by appointing a Democrat to Postmaster general.

Third, another transcontinental railroad would be constructed, this time in the south.

Fourth, there would be legislation to help industrialize the South. Parts three and four of this never happened and there was never a serious attempt to make it happen.

Number five was the big one, and it changed the face of the United States for a century.

Five, southern states would have the right to deal with blacks without interference from the federal government.

This basically laid the foundation for Jim Crow laws in the south which wouldn’t be overturned until the 1960s.

Hayes was inaugurated as president without incident. He became a very forgettable one-term president, other than he happens to be a really big deal in Paraguay (listen to my previous episode about that if you haven’t already).

In hindsight, the question you have to ask is who really won?

Sure, the Republicans won the White House, but for what? The Rutherford B. Hayes administration?

The price of the presidency was giving the Democrats the core of what they wanted, especially in the south, and completely undid everything the Republican party had worked for after the Civil War.

Freed blacks in southern states were the staunchest supporters of the Republic Party, and they were all but abandoned. So much of what the United States went through in the 20th and even the 21st century can be tied directly to the decisions made around the election of 1876.

Most American’s today have no clue who Rutherford Hayes or Samuel Tilden were, yet the results of this most contentious election in US history, though mostly forgotten, are with us today.

The executive producer of Everything Everywhere Daily is James Makkala

Today’s listener review comes from Randy IV in the United States. El escribe:

My Favorite Daily Podcast

Love this podcast and have listened to and enjoyed every episode. Something new and wildly different every day. Episode are short and fun and is now how I start each day. Gracias

Thank you, Randy, and thanks to all of you who listen. Remember, if you leave a five star review over on Apple Podcasts, you can have it read on the show.

Everything Everywhere is also a podcast!


Five Things to Know About the 1876 Presidential Election

On election night, Republican presidential candidate and Ohio governor Rutherford B. Hayes was losing so badly that he prepared his concession speech before turning in for the night. His party chairman went to bed with a bottle of whiskey. “We soon fell into a refreshing sleep,” Hayes later wrote in his diary about the events of November 7, 1876. “[T]he affair seemed over.”

But after four months of fierce debate and negotiations, Hayes would be sworn into office as 19th president of the United States. Historians often describe his narrow, controversial win over Democrat Samuel J. Tilden as one of the most bitterly contested presidential elections in history.

This week, the events of the 1876 presidential race have once again come under scrutiny. As Jason Slotkin reports for NPR, a group of Senate Republicans announced that they will vote to reject electors from states they consider disputed if Congress does not form a commission to investigate their claims of voter fraud. Though these claims are unfounded, the lawmakers cite the 1876 election as precedent for their actions.

In 1876, “the elections in three states—Florida, Louisiana, and South Carolina—were alleged to have been conducted illegally,” the senators write in a statement. “In 1877, Congress did not ignore those allegations, nor did the media simply dismiss those raising them as radicals trying to undermine democracy. … We should follow that precedent.”

The comparison drew criticism from scholars, including Penn State University political scientist Mary E. Stuckey, who tells the Noticias de Dallas that it’s “historically misleading.” For starters, the electoral college result was incredibly tight: Just one electoral vote separated the candidates. What sets the election of 1876 apart from the election of 2020 the most is that lawmakers had ample evidence of widespread voter repression against newly enfranchised African Americans in the post-Confederacy South —and therefore good reason to doubt the veracity of election results. Historian Kate Masur, also speaking with the Noticias de Dallas, says that “ there was not a clear cut result being delivered to Congress of what had happened at the state level, and so that ’ s why Congress decided it was a huge crisis. & # 8221

The 1876 election also has a fraught legacy: After months of bitter fighting, lawmakers made a fateful compromise that put Hayes in office by effectively ending Reconstruction, leading to a century of intensified racial segregation in the South.

Here are five key things to know about the presidential election of 1876.

1. The candidates were a reform-minded Democrat and a Reconstructionist Republican.

Hayes, a lawyer, businessman and abolitionist, was a war hero who had fought in the U.S. Army during the Civil War. He went on to serve in Congress and later as Ohio’s governor, where he championed African American suffrage, as Robert D. Johnson writes for the Miller Center of Public Affairs.

Running on the Democratic ticket was Tilden, an Ivy League graduate who appealed to voters with a successful anti-corruption track record during his tenure as New York’s governor. In the years since the Civil War ended in 1865, Democrats, whose voter base resided in the former Confederacy, had been partly shut out of the political sphere now, with Republican Ulysses S. Grant facing charges of corruption, Tilden’s reform-minded candidacy seemed like a well-timed opportunity for Democrats to regain political power, as Gilbert King wrote for Smithsonian magazine in 2012.

This October 1876 political cartoon by A. B. Frost in Harper's Weekly was titled "Of Course He Wants to Vote the Democratic Ticket." (Indiana University Bloomington)

2. Voter suppression was rampant in the post-Confederacy South.

Many historians argue that if votes had been counted accurately and fairly in Southern states, Hayes might have won the 1876 election outright. “[I]f you had a fair election in the south, a peaceful election, there’s no question that the Republican Hayes would have won a totally legitimate and indisputable victory,” Eric Foner, a preeminent historian of the Civil War and Reconstruction, told the guardián’s Martin Pengelly in August.

But the election process in Southern states was rife with voter fraud—on the part of both parties—and marked by violent voter suppression against black Americans. Under Reconstruction, African Americans had achieved unprecedented political power , and new federal legislation sought to provide a modicum of economic equality for newly enfranchised people.

In response, white Southerners rebelled against African Americans’ newfound power and sought to intimate and disenfranchise black voters through violence, Ronald G. Shafer reported in November for the El Correo de Washington. In the months during and preceding the election, mobs known as “red shirts” patrolled voting stations and threatened, bribed and murdered black voters.

3. Election results were a mess.

Just a few days following the election, Tilden appeared poised to narrowly clinch the election. He had captured 51.5 percent of the popular vote to Hayes’s 48 percent, a margin of about 250,000 votes.

Tilden needed just one more vote in the electoral college to reach the 185 electoral votes necessary for the presidency. Hayes, meanwhile, had 165. Election returns from three Republican-controlled Southern states—Louisiana, Florida and South Carolina—were divided, with both sides declaring victory.

Hayes’ proponents realized that those contested votes could sway the election. They seized the uncertainty of the moment, encouraging Republican leaders in the three states to stall, and argued that if black voters hadn’t been intimidated away from the polls—and if voter fraud hadn’t been as rampant—Hayes would have won the contested states. With a Republican-controlled Senate, a Democrat-controlled House and no clear presidential winner, Congress was thrown into chaos.

This illustrated editorial, "The Political Farce of 1876," argues that the "fraud" election "defeated the will of the American people, as expressed through the Ballot box." (Biblioteca del Congreso)

4. Secret deals, backroom debates and new rules decided the election.

In an unprecedented move, Congress decided to create an extralegal “Election Commission” composed of five senators, five House members and five Supreme Court justices. In late January, the commission voted 8-7 along party lines that Hayes had won all the contested states, and therefore the presidency, by just one electoral vote.

Furious Democrats refused to accept the ruling and threatened a filibuster. So, in long meetings behind closed doors, Democrats and Hayes’ Republican allies hashed out what came to be known as the Compromise of 1877: the informal but binding agreement that made Hayes president on the condition that he end Reconstruction in the South.

Finally, just after 4 a.m. on March 2, 1877, the Senate president declared Hayes the president-elect of the United States. Hayes—dubbed “His Fraudulency” by a bitter Democratic press—would be publicly inaugurated just two days later.

Ten years later, the debacle would also result in a long-overdue law: the Electoral Count Act of 1887, which codified electoral college procedure, as Shafer reports for the Correo.

5. Hayes secured his win by agreeing to end Reconstruction.

Just two months after his inauguration, Hayes made good on his compromise and ordered the removal of the last federal troops from Louisiana. These troops had been in place since the end of the Civil War and had helped enforce the civil and legal rights of many formerly enslaved individuals.

With this new deal, Hayes ended the Reconstruction era and ushered in a period of Southern “home rule.” Soon, a reactionary, unfettered white supremacist rule rose to power in many Southern states. In the absence of federal intervention over the next several decades, hate groups such as the Ku Klux Klan flourished, and states enacted racist Jim Crow laws whose impacts continue to be felt today.

“As a result,” wrote King for Smithsonian, “the 1876 presidential election provided the foundation for America’s political landscape, as well as race relations, for the next 100 years.”


Election of 1876

Both major political parties were influenced by the Grant-era corruption and sought to nominate candidates who could win the public trust. The Democrats turned to Samuel J. Tilden, who had established an enviable record as the reform-minded governor of New York. Tilden was on record as favoring the removal of the remaining federal occupation soldiers from the South, a position regarded favorably by his supporters in that region. The Republicans passed over the frontrunner, James G. Blaine, because of his participation in some questionable dealings. The nomination was eventually given to the respected governor of Ohio, Rutherford B. Hayes. While the platform called for taking steps to assure black equality, Hayes was skeptical at best. Attacks were made on Tilden's questionable health and his ties to the railroads. Peter Cooper, 85 years of age, received the nomination from the National Greenback Party. The election results left the nation in suspense. All agreed that Tilden had won the majority of the popular vote, but there was little agreement on what the electoral results should be. In order to win, a candidate needed 185 electoral votes. Tilden controlled 184 votes and Hayes 165 20 votes, however, were in dispute in South Carolina, Louisiana, and Florida, where Reconstruction Republican governments were still in control. (A single elector was challenged in Oregon.) Each of the states with disputed votes submitted two sets of electoral ballots, one favoring Tilden, the other Hayes. The Constitution had not foreseen this event and offered no remedy. Loose talk was heard in some quarters about the possibility of war breaking out. In the end, Congress opted to appoint an "impartial" Electoral Commission to find a solution. An informal agreement between the two parties, sometimes called the "Compromise of 1877," convinced the Democrats that they should accept the Commission's 8-7 vote, which made Hayes the new president.


What role did Congress have in influencing the 1876 presidential election? A. They vetoed the Democratic nominee during the election B. Congress would reinforce Reconstruction plans against the South C. They made a deal to vote for Hayes and help rebuild the South D. Congress would falsify who won the popular vote​

The results of the U.S. presidential election of 1876 were a mess. A Democratic candidate had emerged with the lead in the popular vote, but 19 electoral votes from four states were in dispute. In 1877, Congress convened to settle the election—and their solution proved to be the beginning of the end for Reconstruction in the south

hitler's "rise" can be considered to have ended in march 1933, after the reichstag adopted the enabling act of 1933 in that month. president paul von hindenburg had already appointedhitler as chancellor on 30 january 1933 after a series of parliamentary elections and associated backroom intrigues.

four sitting presidents have been assassinated while in office but the first was abraham lincoln,


Ver el vídeo: Hoy culmina la Elección Presidencial de Estados Unidos (Diciembre 2021).