Podcasts de historia

Retrato de Ana Bolena

Retrato de Ana Bolena


Sobreviviendo al retrato contemporáneo de Ana Bolena

Con un retrato de Anne Boleyn saliendo a la luz de la Galería Nacional de Retratos de Irlanda, echamos un vistazo para determinar si es contemporáneo o no.

Después de su ejecución, todo lo que le recordara a Enrique oa sus súbditos a Ana Bolena fue destruido. Hay algunas cosas aquí y allá que se pasaron por alto en el camino de la destrucción, pero siempre he leído que no hubo retratos contemporáneos de Anne que sobrevivieran a la destrucción. De todos modos, no hemos tenido ni idea de cómo era realmente Anne porque no se pudo demostrar que las pinturas o bocetos que estaban etiquetados como ella lo fueran, ni siquiera los bocetos que Holbein creó fueron etiquetados años después de su muerte, por lo que no podemos confirmar.

Estos son algunos (no todos) de los retratos que se dice que son de Anne Boleyn:

El historiador Eric Ives (1931-2012) escribió un libro muy bien investigado sobre Anne Boleyn llamado & # 8220 The Life and Death of Anne Boleyn & # 8221 que es considerado como la Biblia de Anne Boleyn por muchos investigadores. Cubrió todo sobre ella en su libro, incluidos sus retratos. También habló sobre aquellos que voluntariamente describieron a Anne como diferente de lo que era & # 8211 aquí hay un ejemplo:

Nicholas Sander, quien se oponía a que Isabel fuera reina de Inglaterra, dijo esto sobre su madre:

Ana Bolena era bastante alta de estatura, cabello negro y rostro ovalado de tez cetrina, como si tuviera ictericia. Tenía un diente saliente debajo del labio superior y en su mano derecha seis dedos. Tenía un gran wen debajo de la barbilla y, por lo tanto, para ocultar su fealdad, llevaba un vestido alto que le cubría el cuello. En esto fue seguida por las damas de la corte, quienes también vestían vestidos altos, habiendo tenido antes la costumbre de dejar el cuello y la parte superior de su cuerpo al descubierto. Era hermosa a la vista, con una boca bonita.

Sander tenía sólo nueve años en el momento de la ejecución de Anne & # 8217s & # 8211 & # 8211. ¿Realmente habría sabido todas esas cosas sobre ella? Sin mencionar que en la cita anterior se contradice a sí mismo describiendo su fealdad y luego en la última oración diciendo que era hermosa a la vista. ¿Cuál fue, Sanders?

Ives también cita a George Wyatt, nieto de Anne & # 8217s amigo, Sir Thomas Wyatt, describiendo a Anne también & # 8211 Wyatt al menos tenía una tradición familiar de la que partir ya que a su padre seguramente le habían contado historias de Anne, pero ¿era esto cierto? Siempre he creído que la cuestión de las uñas extra era algo inventado por aquellos que se oponían a Anne como reina.

& # 8230 se encontró, en efecto, en el lado de la uña, en uno de sus dedos, una pequeña muestra de una uña, que sin embargo era tan pequeña, según el informe de los que la han visto, cuando el maestro de obras parecía irse. era una ocasión de mayor gracia para su mano, que, con la punta de uno de sus otros dedos, podría estar, y por lo general estaba oculta por ella sin ninguna mancha. Asimismo, se decía que había en algunas partes de su cuerpo ciertos pequeños lunares incidentes en la tez más clara.

Los bocetos de Holbein no fueron etiquetados por el propio Holbein, se cree que fueron etiquetados por Sir John Cheke (tutor de Eduardo VI). Se creía que había sido un etiquetado adecuado desde que Cheke realmente conocía a Anne Boleyn, sin embargo, otros bocetos que Cheke etiquetó en ese momento se han corregido. Es posible que también se haya equivocado con estos. Normalmente se dice que el boceto de la derecha era un atuendo fuera de lugar para representar a una reina.

Siempre se ha dicho que la única imagen contemporánea conocida de Anne Boleyn es su medalla & # 8220Moost Happi & # 8221 que se creó alrededor de 1534 cuando estaba embarazada. Se esperaba que fuera liberado cuando ella diera a luz a un hijo. El de la derecha es la medalla sobreviviente que resultó dañada. La medalla de la izquierda es la restauración de la medalla.

& # 8220The Moost Happi & # 8221 Medalla de Anne Boleyn restaurada | por lisby1

Algunos creen, incluyéndome a mí mismo, que la medalla se parece más a este retrato de una Anne Boleyn mayor & # 8211 este tampoco ha sido confirmado como Anne, pero en mi opinión se parece mucho a la medalla:

El historiador Ives analiza algunos de los retratos más conocidos y afirmó que todos se hicieron entre cincuenta y sesenta años después de su muerte, a fines del siglo XVI, durante el reinado de su hija, la reina Isabel I.

Se decía que la reina Isabel llevaba un anillo que mostraba en secreto una imagen de su madre. Los retratos en el interior no se discutieron hasta después de su muerte.

Entonces, la pregunta sigue siendo, ¿cómo era realmente Ana Bolena? Eric Ives creía que el medallista & # 8220Moost Happi & # 8221 y que en el ring son la misma persona. Con cuarenta y cinco años entre los dos y una diferencia de tocados, todavía cree que es la misma persona.

A continuación tenemos este retrato en miniatura de Anne que estaba en la colección del Duque de Buccleuch y Queenberry. El rey Carlos I lo hizo copiar como & # 8220Anne Boleyn & # 8221 por John Hoskin el Viejo. Había escrito en la parte posterior del montaje & # 8211 & # 8221de un origen antiguo & # 8221.

Por último, volvamos al retrato de Anne Boleyn de la Galería Nacional de Retratos de Irlanda. El retrato está etiquetado como comprado por la galería en 1903 y afirma que fue realizado por un artista desconocido en el siglo XVI. Lo que no sabemos es en qué parte de ese siglo y quién fue el artista. Si fue durante su vida, entonces tenemos un hallazgo increíble aquí, pero sospecho que es como todos los demás & # 8211 hechos durante el reinado de su hija.

Retrato de Ana Bolena (1507-1536), segunda esposa del rey Enrique VIII / Artista desconocido, Inglaterra, siglo XVI / NGI.549

Ives, Eric La vida y la muerte de Ana Bolena
Galería Nacional de Retratos de Irlanda


Retratos de una reina: Ana Bolena

Ana Bolena fue la famosa, o infame, segunda esposa de Enrique VIII (dependiendo de cómo se mire). Se casaron en 1533, después de muchos años esperando el divorcio de Roma. Después de años de espera, Henry se convirtió en el Jefe de la Iglesia de Inglaterra y pudo terminar su matrimonio con Catalina de Aragón para casarse con su nuevo amor, Ana Bolena. Anne estaba embarazada de Elizabeth cuando se casaron.

Después de la reunión oficial con el rey francés en el otoño de 1532, se cree que Enrique y Ana se casaron en secreto el 25 de enero de 1533. Ella estaba embarazada cuando Isabel nació en septiembre. en que, por lo que todos los demás en Inglaterra y Europa sabían, Henry todavía estaba casado con Katherine. No se han hecho declaraciones formales para cambiar eso. Pero desde el punto de vista de Henry, ese matrimonio estaba a punto de ser anulado y eso no significaría que su primer matrimonio fuera luego terminado, sino que el matrimonio nunca había sido real en primer lugar, por lo que él era realmente un soltero y así libre para casarse por primera vez. & # 8211 Anne Boleyn: Triunfo al fracaso

Tres breves años después, Ana estaba muerta y su hija, la princesa Isabel, ahora era una bastarda.

Después de la ejecución de Ana Bolena, Henry borró todos los rastros de su imagen de la historia. La única imagen que queda es la moneda dañada que se muestra arriba. Incluso la moneda no estaba a salvo. Sin embargo, la moneda se acuñó durante su vida y se puede usar para comparar con todos los retratos a continuación.

Mi gut me dice que el retrato de Nidd Hall (# 14), que ha sido comparado con su imagen en una moneda dañada, es la verdadera Anne. La imagen final publicada aquí (# 20), que es un boceto de Holbein the Yonger , Creo, también podría ser un gran parecido.

Sólo por diversión, he numerado las imágenes y dime cuál crees que puede ser la verdadera Anne.

# 1 & # 8211 Artista: Desconocido @ Blickling Hall

# 5 y # 8211 NPG 668 National Portrait Gallery, Londres

# 6 y # 8211 Hans Holbein the Younger Royal Collection Trust / Su Majestad la Reina Isabel II 2014

# 7 y # 8211 Artista: NPG 4980 (15) desconocido National Portrait Gallery, Londres

# 8 y # 8211 Escuela de inglés Copyright Philip Mold Ltd.

# 9 y # 8211 Escuela anglo-flamenca Copyright Philip Mold Ltd.

# 10 y # 8211 Henry Pierce Bone (1779-1855) Royal Collection Trust / Su Majestad la Reina Isabel II 2015

# 11 & # 8211 Artista / creador: Holbein, Hans (II) Copyright: Imágenes de V & ampA.

# 12 & # 8211 Artista / creador: G. Smeeton Copyright: Imágenes de V & ampA

# 13 & # 8211 Artista / creador: Holbein, Hans (II) Copyright: V & ampA Images

# 14 & # 8211 The Nidd Hall Portrait Artista: Desconocido

# 15 y # 8211 RCIN 600883 Royal Collection Trust / Su Majestad la Reina Isabel II 2014

# 16 y # 8211 Bocquet, E. Royal Collection Trust / Su Majestad la Reina Isabel II 2014

# 17 y # 8211 Henry Thomas Ryall RCIN 600874 Royal Collection Trust / Su Majestad la Reina Isabel II 2014


Retrato de Ana Bolena - Historia

En el reciente podcast de la revista BBC History, el historiador Brett Dolman analiza la exposición actual en Hampton Court sobre las mujeres en la vida de Enrique VIII. En un momento de la entrevista, mencionó que el retrato de Anne, incluida la famosa imagen de ella como una morena oscura, con un vestido francés y el colgante B, puede haberse basado inicialmente en un retrato de Mary Tudor, la hermana de Enrique VIII y # 8217. Menciona que un historiador del arte reciente lo ha propuesto aunque lamentablemente no menciona el nombre del historiador y la obra en cuestión. ¿Alguien más ha oído hablar de esta teoría?

Entiendo que en lo que respecta al color, las mujeres eran muy diferentes (no soy un experto en Mary Tudor, pero lo que he leído sobre ella implica que era rubia. de una fuente). Sin embargo, recuerdo un retrato (inexacto) de María, junto a su segundo marido, Charles Brandon, duque de Suffolk, que la representa morena y a la moda francesa. Existe una cierta semejanza entre esta imagen y los retratos de Anne, aunque ¿hay alguna evidencia real de que en algún momento alguien usó esta imagen de María para crear un retrato de Anne y, por lo tanto, la famosa imagen de Anne tiene pocos fundamentos auténticos?

5 comentarios:

No he podido encontrar nada sobre este tema. Sin embargo, parece haber dos versiones del famoso "retrato de matrimonio" de Mary Tudor con Charles Brandon: una en la que su cabello es notablemente rojizo y la segunda en la que se ve mucho más oscura, morena.

No sé qué cuadro se hizo primero ni quién, ni si ambas versiones datan del siglo XVI. Si la versión de María como morena se hizo algunos años después de la primera, es posible que tenga alguna referencia a su pregunta. ¿Es la radiografía de estas pinturas de varias mujeres Tudor una práctica estándar para los historiadores del arte? Creo que prevalece la idea de que Henry y sus cortesanos iban por ahí destrozando sus retratos de Ana Bolena después de su caída en una especie de damnatio memoriae, cuando en realidad las imágenes podrían haber sido pintadas o manipuladas para que se parecieran a otra persona. Las pinturas de buenos pintores eran caras, después de todo.

No sé de dónde vino la idea de que el retrato se basó en la duquesa de Suffolk, que era ella misma, no una morena. Foose tiene razón. Hay más de un ejemplo de Anne en una pose muy similar, aunque los expertos en arte parecen pensar que la de ella agarrando la rosa es la más precisa físicamente (Roland Hui y E.W. Ives).

Si tiene acceso a la edición más reciente de Eric Ives de "La vida y muerte de Anne Boleyn", en realidad habla sobre sus retratos durante algunas páginas en la sección "Debut en la corte inglesa" al comienzo de su trabajo. (páginas 39-45).

No se refiere al vínculo de Mary Tudor, pero sí menciona que la única obra verdaderamente contemporánea que queda es la medalla del retrato de ella. Todo lo demás fue pintado después de su muerte o no se confirmó al 100% que fuera ella. Menciona la famosa pintura a la que te refieres y dice que no se hizo hasta 50 o 60 años después de su muerte, lo que parece hacer bastante improbable que se basara en Mary Tudor, quien también murió hace mucho tiempo. luego.
Sé que probablemente no ayudó con su pregunta real, pero si no ha leído esa sección, es bastante interesante y, por supuesto, Ives es ciertamente digno de confianza cuando se trata de su investigación.

Es difícil saber qué tan auténticos son los retratos de Ana Bolena porque sus enemigos fueron bastante meticulosos a la hora de destruir cualquier retrato y escrito de Ana después de su ejecución.
Yo tampoco he oído hablar de ningún retrato de Anne confundida con Mary Tudor. Estoy de acuerdo con marie sobre la sección de Eric Ives y su libro también incluye citas sobre la apariencia de Anne.

"La dinámica femenina en el arte inglés, 1485-1603" de Susan James analiza una miniatura identificada por Eric Ives como Anne Boleyn en la primera edición de "La vida y muerte de Anne Boleyn" y dice que en realidad es una pintura de María ". Rose "Tudor - la B en el collar alrededor de su cuello representa a Brandon, no a Bolena. Estoy totalmente de acuerdo con esta identificación: la dama del retrato, con su barbilla inclinada, ojos azules y cabello rojizo, se parece mucho más a la mujer en el retrato del "matrimonio" de Brandon que cualquier otro retrato identificado como Anne.

Creo que en vista de esto, tal vez debería haber una reevaluación general de todos los retratos del collar "B", en caso de que esto aún no se haya hecho. No estoy seguro de que las fuentes mencionen a Anne con un collar "B". Parece que se había diseñado a sí misma como Lady Anne Rochford después de la promoción de su padre en 1525, y quizás probablemente hubiera usado un collar con una "R".


Borrando a Anne Boleyn de la historia: los retratos

Después de la ejecución de Ana Bolena, sus restos fueron enterrados apresuradamente en la capilla de San Pedro ad Vincula sin piedra para marcar el lugar donde descansaban. Después de su muerte, Henry se dedicó a borrar a su esposa de la historia. Era bastante competente en eso.

Parece que la mayoría de los retratos de Anne fueron destruidos. Los únicos retratos contemporáneos que sobreviven son una medalla de retrato principal muy dañada, el boceto realizado para su fiesta de coronación y, posiblemente, un boceto de Holbein. Las otras imágenes que tenemos de ella fueron pintadas en vida de su hija.

El renombre de Anne y la cantidad de curiosidad que inspiraba esta dama significaron que alguna vez tuvo que haber muchos retratos de ella. (Considere la cantidad de retratos creados durante el breve reinado de Kateryn Parr.) Es casi seguro que Anne se sentó para varios retratos. No tenemos registro de una pintura de Holbein, pero es muy posible que se haya realizado, considerando la preferencia de Henry por este artista. También puede haber miniaturas.

Una vez que se creaba una pintura de un monarca, con frecuencia se encargaba a los artistas que hicieran copias para que las familias las exhibieran en sus propios hogares. En aquellos días, exhibir de manera prominente un retrato del monarca era una forma popular de demostrar lealtad, y los retratos también se daban con frecuencia como obsequios de los monarcas a cortesanos y diplomáticos favorecidos.

El famoso retrato con patrón "B" probablemente se basa en una imagen de una Anne más joven, pintada antes de ser reina, durante el tiempo en que Henry la examinaba como un interés amoroso. Después de ser reina, Anne habría usado joyas más finas de las que se muestra en esa imagen en su medalla de retrato, puede estar usando el "collar de consorte" (también lo usa en la pintura de Nidd Hall). Charles I tenía una pintura de Anne Bolena copiada en miniatura por John Hopkins el Viejo. Se señaló en un inventario de 1625 del arte del rey como "don por Hoskins después de una imagen de oweld."Puede haber sido la imagen original en la que se basan los retratos con patrón" B "(las versiones NPG / y Hever).

Entonces, ¿qué pasó con los retratos de Anne? Después de su caída, la mayoría de la gente probablemente los destruyó. Los cortesanos no hubieran querido que la imagen de un traidor se exhibiera en su hogar por temor a enojar al rey. Pero algunos pueden haber sobrevivido a la purga. Algunos pueden permanecer escondidos hasta el día de hoy.

Un retrato de cuerpo entero de Anne Boleyn supuestamente sobrevivió en la colección del barón Lumley, un amante del arte que coleccionaba retratos, especialmente los de Holbein. Parece que después de la caída de Anne, Lord Lumley decidió guardar el retrato en lugar de destruirlo. Si el retrato de Anne fue pintado por Holbein, esa puede ser la razón por la que Lumley decidió conservarlo.

En la década de 1590, Lord Lumley tuvo una disputa con la reina Isabel por una deuda, y todas sus propiedades fueron inventariadas. La pintura fue uno de los elementos que se anotó en el inventario. (De los más de 200 retratos de la colección de Lumley, solo 30 pueden identificarse como existentes en la actualidad).


Se sabía que el retrato de Lumley había sobrevivido hasta la última parte de la década de 1700, pero después de eso, desapareció sin dejar rastro. Presumiblemente se vendió de la colección, al igual que las otras piezas, pero ¿quién lo compró y qué hicieron con él?

También es posible que los retratos sigan existiendo pero no estén identificados o estén mal etiquetados. Nuestra "imagen" de Anne puede no coincidir con la realidad de su apariencia, por lo que es posible que ya tengamos retratos de ella que simplemente no reconocemos.

Todavía existe un boceto de Holbein de una mujer etiquetada como Ana Bolena y se la identifica definitivamente en la Colección Real como Ana, pero la gente insiste en que no puede ser ella porque el cabello rojizo claro y la papada no concuerdan con la imagen que tenemos de Ana.

Quizás el retrato de Holbein todavía esté por ahí, esperando ser redescubierto. Uno puede tener esperanza.


Se identifica un raro retrato de la reina inglesa Ana Bolena utilizando un software de reconocimiento facial

Pero dos imágenes conocidas de la desafortunada reina resultaron no ser reales.

Chan Hyo Bae, Existente en traje de Anne Boleyn (2012). Cortesía de la feria de arte START.

¿Qué decir de Ana Bolena, la seductora reina que hizo que Enrique VIII perdiera la cabeza, metafóricamente hablando, y acabó literalmente perdiendo la de ella?

La conspiradora reina, considerada una verdadera mujer fatal por muchos, y una víctima feminista por otros, se encuentra actualmente en el corazón de la adaptación televisiva del bestseller de Hilary Mantel. Salón del lobo (ver Siete amantes legendarias de la historia del arte). El espectáculo transmite las intrigas de la vida real que tuvieron lugar en la Corte Tudor durante el ambicioso ascenso de Anne Boleyn al trono de Inglaterra y su dramática desaparición.

Pero, a pesar de los numerosos proyectos de investigación y ficciones históricas que se han escrito sobre ella, la figura de Ana Bolena sigue siendo un enigma, sobre todo porque todas sus efigies fueron destruidas tras su decapitación en 1536, en un intento de apaciguar al rey.

Un puñado de retratos supuestamente sobrevivieron a la destrucción total. Sin embargo, actualmente solo uno de ellos es indiscutible: una medalla de plomo que data de 1534 propiedad del Museo Británico de Londres. La veracidad del resto de sus retratos es ampliamente cuestionada. Sin embargo, siguen apareciendo sorpresas.

El profesor Amit Roy-Chowdhury de la Universidad de California, el Telégrafo informes, ha tomado la efigie de 1534 y la ha comparado con varios retratos utilizando un software de reconocimiento facial de última generación, con resultados espectaculares (ver ¿Pueden las computadoras mapear la influencia artística?)

El experto analizó un retrato que se conserva en la colección de Bradford Museums & amp Galleries en West Yorkshire y llegó a la conclusión de que la pintura, que se cree que representa a la tercera esposa de Enrique VIII, Jane Seymour, muy probablemente representa al infortunado Bolena.

Para complicar aún más las cosas, Roy-Chowdhury también ejecutó el software en dos retratos de Bolena muy admirados y descubrió que no coinciden con la efigie de la moneda, lo que sugiere que, después de todo, es posible que no la representen.

El primero de ellos, una copia de finales del siglo XVI de un retrato de Bolena de 1533, cuelga en la Galería Nacional de Retratos de Londres. También se cree que el segundo, ubicado en el castillo de Hever en Kent, el hogar de la infancia de la trágica reina, es una copia de un retrato realizado en la Inglaterra Tudor.

La investigación de Roy-Chowdhury se presentó a principios de esta semana en la conferencia anual de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia en California, no exactamente en un ambiente artístico. "No tenía idea de lo que era realmente la historia del arte", dijo Roy-Chowdhury. "Mi última interacción con el arte fue probablemente en algún momento de la escuela secundaria".

Inevitablemente, tal vez, pronto siguieron una serie de reacciones escépticas de los historiadores del arte y los expertos.

"[La mayoría] de los retratos de Anne Boleyn (incluidos los de la Galería Nacional de Retratos) se produjeron muchos años después de su muerte y son versiones de retratos perdidos anteriores", dijo la Dra. Tarnya Cooper, curadora en jefe de la Galería Nacional de Retratos de Londres, en un comunicado enviado a Artnet News. "En este caso, es difícil ver qué tan relevante es la tecnología de reconocimiento facial, ya que estos retratos siempre tuvieron la intención de representar a Anne, pero no fueron pintados de la vida".

Roy-Chowdhury, quizás adelantándose a las críticas, también pidió cautela. “Lo que la computadora proporciona al final es otra fuente de evidencia en las discusiones que se han estado llevando a cabo sobre estas cuestiones”, opinó. “No se debe interpretar que la computadora conoce la respuesta” (ver El retrato misterioso puede ser un Rafael perdido).

Esta no es la primera vez que la tecnología de punta sacude supuestos históricos profundamente arraigados. En octubre pasado, las exploraciones en 3D de los restos del rey Tutankamón revelaron que, lejos de la versión idealizada de él inmortalizado para la posteridad en su máscara funeraria, el joven faraón era un joven enfermizo y tenía una sobremordida prominente (ver Autopsia desenmascara al rey Tut & # 8217s True Cara, y no es & # 8217t bonita).


Retrato de Ana Bolena - Historia

Esto no es 'noticia' como tal, pero en una incursión en los reinos Tudor de Twitter anoche mencioné el dibujo de Anne Boleyn por Holbein en la Colección Real (arriba). Dije que aunque en el pasado los historiadores del arte dudaban de la identidad, la modelo ahora estaba catalogada con certeza como 'Anne Boleyn', como se puede ver en el sitio web de la Royal Collection. Esto provocó una serie de tweets curiosos sobre la evidencia detrás de la identidad. Asi que aqui esta.

Solía ​​haber un artículo en línea en Los tiempos detallando cómo la investigación de David Starkey y yo había ayudado a confirmar la identidad. Pero ahora ha desaparecido detrás del muro de pago. Así que debajo del salto, y en línea por primera vez, está el artículo que escribí para una exposición en Philip Mold en 2006 llamado 'Lost Faces - Identity & amp Discovery in Tudor Royal Portraiture', que fue comisariada por David. El artículo estaba en el contexto de un retrato fino pero póstumo de Anne que habíamos tomado prestado del castillo de Hever, el hogar de la infancia de Anne (abajo). La Colección Real ha encontrado toda la evidencia lo suficientemente convincente como para cambiar su catalogación del dibujo (diciendo 'este es un raro retrato sobreviviente de Anne'), lo cual es muy agradable. ¡Avíseme si está de acuerdo (o en desacuerdo)!

El texto está tomado del catálogo, así que ignore los números de las figuras, etc. No puedo reproducir todas las ilustraciones de apoyo, pero siempre que es posible he incluido enlaces a ellas. Los números de las notas al pie están en negrita.

Catálogo no 12 Escuela de inglés, siglo XVI. Retrato de Ana Bolena. Óleo sobre tabla: 31 y veces 25 pulgadas, 79 y veces 65 cm. Procedencia: Sra. K Radclyffe Cedida por el castillo de Hever

Solo hay una de las esposas de Enrique VIII y rsquos de la que no tenemos un retrato de la vida, e irónicamente, ella es la más famosa de todas: Ana Bolena. En cambio, solo conocemos su identidad a través de un puñado de & lsquocorridor portraits & rsquo posteriores, de los cuales este es el mejor, y probablemente el más antiguo. Sin embargo, como ocurre con todos los retratos póstumos, están sujetos a los prejuicios históricos, políticos y visuales de quienes los crearon y encargaron. No pueden darnos una imagen precisa de cómo era realmente Anne.

[Si está en la página de inicio, haga clic en "Leer más" para ver el artículo completo]

Los retratos que sobreviven de Anne datan de la segunda mitad del siglo XVI. La mayoría se habría derivado de conjuntos de seis esposas de Henry & rsquos, y se habrían encargado como parte de una narrativa histórica. Por lo tanto, Anne se muestra invariablemente como una especie de bruja malvada, la archi manipuladora cuyo atractivo sexual llevó a Henry a la ruptura con Roma: una representación claramente visible en el vestido negro, los ojos fríos y la piel pálida que se ven aquí. Este tipo de retrato se ajusta a la visión católica posterior de observadores hostiles como Nicholas Sanders, quien en 1586 escribió: & lsquoAnne Boleyn era bastante alta de estatura, con cabello negro y un rostro ovalado de tez cetrina, como si tuviera ictericia. . Tenía un diente saliente debajo del labio superior y en su mano derecha seis dedos. Tenía un gran wen debajo de la barbilla y, por lo tanto, para ocultar su fealdad, llevaba un vestido alto que le cubría la garganta y rsquo.1

Las fuentes contemporáneas revelan un cuadro diferente. De hecho, Anne era, según un observador en 1531, & lsquobuena apariencia, de una tez y rsquo bastante oscura.2 El color de su cabello ciertamente no era negro, y probablemente moreno, como lo registró su admirador Thomas Wyatt, aunque algunos retratos la muestran con el cabello más claro.3 Parece haber solo una determinada imagen contemporánea de Anne que sobrevive y mdash un medallón de retrato con la inscripción & lsquoA.R. El Moost Happi. Anno 1534 y rsquo (Fig. 39). Está muy frotado y sólo es útil para mostrar la cara relativamente larga de Anne & rsquos y la insinuación de una mandíbula inferior prominente (no muy diferente de Isabel I & rsquos), que concuerda bien con Cat. 12. Sabemos, sin embargo, por otra fuente contemporánea que la descripción de Sanders y rsquo de una hinchazón debajo de su barbilla probablemente era correcta.4

Hasta ahora, tan misterioso. Pero, ¿puede ser cierto que no exista una imagen contemporánea de Anne? Ella era muy culta, interesada en las artes y educada en los modales cortesanos continentales. Y, lo más importante de todo, fue la primera mecenas real de Europa y el artista más talentoso de rsquos, Hans Holbein. Él diseñó un arco para la procesión de su coronación, numerosos artículos de joyería y un regalo de Año Nuevo y rsquos para que Anne le diera a Henry. Seguramente es inconcebible que en algún momento no posara para su retrato.

Por lo tanto, dos exquisitos dibujos de Holbein merecen un examen más detenido. Ambos están inscritos mostrando a Anne, pero claramente son modelos diferentes. La primera, y la favorita de los románticos, muestra una belleza sensual que podemos ver fácilmente como la tentadora de Henry & rsquos [Museo Británico, Fig. 38]. El dibujo estaba inscrito como Anne en una escritura del siglo XVII y así fue grabado por Hollar en 1649. Por desgracia, esta hermosa modelo es demasiado joven para ser Anne. El dibujo ha sido descartado de manera convincente, entre otros, por John Rowlands.5 El segundo dibujo, también identificado por inscripción, se encuentra en la Colección Real (Fig. 37). A primera vista, parece ser un retrato de lo más extraño. La niñera lleva una gorra, un camisón y una camisa sencilla. La presencia de un escudo de armas de Wyatt en el reverso del dibujo ha llevado a algunos a sospechar incorrectamente que la modelo es un miembro de esa familia.6 Sin embargo, me gustaría reafirmar aquí una sugerencia anterior de que la niñera es, de hecho, Ana Bolena.7

La evidencia más importante es la inscripción, arriba a la izquierda, & lsquoAnna Bollein Queen & rsquo. En la mayoría de los dibujos de Holbein de la Colección Real aparecen inscripciones similares. Las inscripciones en sí mismas no son contemporáneas a los dibujos, pero sabemos por una referencia temprana (1590) que derivan de identidades originales y suscritas por el Sr. John Cheke, Secretario del Rey Eduardo VI y rsquo,8 cuando el & lsquogreat booke & rsquo, como se le conocía, pertenecía al conde de Arundel. Cheke (Fig. 42) fue uno de los cerebros brillantes de la corte Tudor. Habría conocido a la mayoría de los asistentes de Holbein & rsquos si no fuera en términos personales, al menos visualmente. En 1544 se convirtió en tutor de Eduardo VI. Probablemente fue entonces cuando Cheke identificó a los asistentes en beneficio del joven príncipe, quien sabemos que se interesó mucho en el libro. Cheke comenzó su carrera en la corte bajo el patrocinio de nada menos que Anne Boleyn. Parece inconcebible que se equivocara en la identificación de Anne & rsquos.

La mayoría de las autoridades han descartado la validez de la inscripción & lsquoAnna Bollein & rsquo debido a otras aparentes inconsistencias y errores en las identificaciones de Cheke.9 Sin embargo, investigaciones recientes sugieren que pueden ser más precisos de lo que se supone. El excelente catálogo de K. T. Parker & rsquos de los dibujos de Windsor, publicado en 1945, enumera un total de sesenta y cuatro dibujos, luego atribuidos a Holbein, que llevan inscripciones derivadas de las anotaciones originales de Cheke & rsquos.10 De estos, solo nueve identificaciones están seriamente cuestionadas, entre ellas el dibujo de Anne. Y de estos nueve, sugiero que solo dos asistentes pueden ser ciertamente erróneos. Se pensó que el error más obvio de Cheke era un dibujo con la inscripción & lsquoIohn Colet Dean de St Paul & rsquos & rsquo [Parker 59]. Colet murió en 1519, mucho antes de que Holbein llegara a Inglaterra. Sin embargo, Susan Foister ha demostrado que el dibujo de Holbein & rsquos fue tomado de un busto por Torrigiano. Holbein estaba claramente dispuesto a dibujar sujetos sin sesiones de vida, como, por ejemplo, muestra su retrato al óleo de Melanchthon [Niedersachsisches Landesmuseum, Hannover]. Hasta hace poco se creía que Melanchthon se sentaba a Holbein, pero, como demostró John Rowlands, este no puede ser el caso.11 Es posible, por lo tanto, que Holbein primero esbozara la semejanza a partir de su imaginación, a partir de varias fuentes diferentes. Si es así, ya no podemos descartar la inscripción en un dibujo en Windsor inscrito & lsquoPhil. Melanchton & rsquo [Parker 68] con el argumento de que no reproduce exactamente la pintura final. La semejanza entre y el aceite terminado es bastante cercana y ndash y el modelo es claramente continental, a juzgar por su sombrero.

Se ha supuesto que otro error aparente de Cheke es la identificación errónea de un dibujo con la inscripción & lsquoThe Lady Mary después de Queen & rsquo [Parker 41] (Fig. 40). A primera vista, parece poco probable que la modelo sea Mary Tudor. La niñera bastante despreocupada en el dibujo de Holbein & rsquos parece tan diferente a la mojigata amarga que se ve en los retratos de María de Antonio Mor & rsquos (Fig. 41). Pero creo que el dibujo de Holbein ciertamente es Mary. Un estudio de las joyas permite realizar una identificación positiva. El modelo lleva joyas que también se ven en el retrato de María del maestro John & rsquos de 1544 [NPG 428, Fig. 4], en el que la semejanza también es similar. Desafortunadamente, la joya central en el dibujo está demasiado frotada para identificarla con certeza, pero el contorno aproximado es muy similar a la joya que se ve en el cuello de Mary & rsquos en el retrato de John. La joya se puede encontrar en Mary & rsquos inventario de Joyas & lsquoItm Una flor con cinco grandes Diamantes, ij rubíes, oon Emerawde y un gran pendunte & rsquo. Las perlas inusualmente grandes alrededor del cuello de Mary & rsquos también son idénticas a las del retrato de John, y también se pueden encontrar en el inventario de Mary & rsquos. Dependiendo de cómo los haya puesto, son y lsquoItm un encaje de grandes plisados ​​para sus gracias Necke conteyning lxvij. Ples & rsquo, o, & lsquoItem un encaje para que ella se empape una vez que compró su grace necke conteynig xxvj. gran perle y rsquo.12

Three further previously questioned Cheke identities are &lsquoEdward Prince of Wales&rsquo [Parker 71], &lsquoOrmond&rsquo [Parker 23], and &lsquoThe Dutchess of Suffolk&rsquo [Parker 56]. But these need not challenge Cheke&rsquos accuracy either. The first, Edward, we can confidently prove is correct, for the same face pattern can be found on a rare series of portraits of Edward at the age of about four (Fig. 43). The portraits were almost certainly taken from Holbein&rsquos drawing, and have always been accepted as Edward. In the painted version Edward holds a Lancastrian rose. The drawing of &lsquoOrmond&rsquo has been shown not be Thomas Boleyn, as was presumed, but James Butler, ninth Earl of Wiltshire & Ormond,13 thus clearing up any confusion over the sitter&rsquos dates. Finally, there has been some confusion which &lsquoDutchess of Suffolk&rsquo Holbein shows, an issue discussed below in some detail by Alisdair Hawkyard.

This leaves just two erroneously inscribed drawings from the More family group portrait. The first is &lsquoThe Lady Barkley&rsquo [Parker 4] but is in fact Elizabeth Dauncey, More&rsquos daughter. The second is inscribed &lsquoMother Iak&rsquo [Parker 8], but shows Margaret Giggs, More&rsquos adopted daughter. We can surely forgive Cheke these errors, for the drawings date from Holbein&rsquos first trip to England between 1526&ndash8, well before Cheke came to court.14

Which leaves us with Anne. On simple probability alone, the chances of the inscription being erroneous are slim. And, as mentioned above, Anne is one of the sitters Cheke was least likely to get wrong. Similarly, one would struggle to see why, if a later inscriber was casting around for a portrait to call Anne among the drawings, he would have alighted on an image that least resembles the modern conception of a queen. I do not believe that the likeness in Fig. 37 is totally dissimilar to the later portraits of Anne, such as that exhibited here. The raised nose, long face and slightly prominent jaw are comparable. The chin in the drawing is perhaps swollen, and would accord with Anne&rsquos alleged facial misfortune. And the unusually simple costume is another argument in favour of Anne, for only a woman of the highest rank would have taken such a liberty in court circles. Privacy and royalty rarely went together. The Queen&rsquos Privy Chamber was in fact a rather public place. Henry too was known to receive visitors &lsquoin a nyght gown&rsquo.15

There is no conclusive proof that the sitter in the Windsor drawing is Anne. And yet the case in favour of it being her is strong. At the very least, we should view with a healthy scepticism those later portraits that show Anne as a dark and vaguely frightening figure.


Possible Anne Boleyn portrait found using facial recognition software

Pictures of the beguiling queen – who is played by a steely Claire Foy in the hit BBC historical drama Wolf Hall – were roundly destroyed after her death in 1536. The concerted effort to erase her from history was thorough, leaving only a battered lead disc as a contemporary likeness, the Moost Happi medal in the British Museum in London.

Claire Foy and Damian Lewis as Anne Boleyn and King Henry VIII in the BBC’s adaptation of Wolf Hall Photograph: Ed Miller/BBC/Company Productions Ltd

But another portrait from the late 16th century has emerged as a likely painting of the queen. Researchers in California used state-of-the-art face recognition to compare the face on the Moost Happi medal with a number of paintings and found a close match with the privately owned Nidd Hall portrait, held at the Bradford Art Galleries and Museums.

The Nidd Hall artwork shows a woman wearing jewellery long thought to be Boleyn’s. But scholars have been divided on the figure’s identity. Some claim the woman is Boleyn’s successor, Jane Seymour, the third wife of King Henry VIII.

Amit Roy-Chowdhury, head of the video computing group at the University of California in Riverside, turned his expertise in computer face-recognition to renaissance art after he was asked for help by an art historian, Conrad Rudolph, a colleague at the university. “I had no idea about what art history really was,” he said. “My last interaction with art was probably some time in middle school.”

Three years later, Roy-Chowdhury has developed a program that learns to identify faces from their anatomical dimensions, such as the width of their noses, and the distance between their eyes, and more distinctive features, such as whether they have one straight eyebrow and one curved. After training the computer on pictures of known people, it can scan images of unknown characters and churn out probabilities on their identities.

The lead Moost Happi medal, believed to be a commemorative coin and the only undisputed image of Anne Boleyn

Using computers to recognise faces in old paintings is more challenging than picking out faces in a crowd. Facial recognition struggles with changes in pose, illumination, facial expressions and ageing. But in works of art, the computer must contend with the quirks of the artists’ styles. Another major hurdle is that often, precious few contemporary paintings exist on which to train the computer.

To improve its chances of finding a match, the program works out the best combination of facial measurements and discriminating features with which to look for matches.

Speaking at the American Association for the Advancement of Science meeting in San Jose, Roy-Chowdhury described his program’s attempts to identify characters in a collection of 57 paintings. The program found 14 matches, and was undecided on the identity of 26 people. The rest were not the characters Roy-Chowdhury had programmed the computer to look for.

Reproduction of a portrait of Anne Boleyn in the National Portrait Gallery. Photograph: Roger-Viollet/Rex Features

The system compared the Moost Happi medal image with four paintings from Tudor times, and failed to find a match with two portraits, including one from Hever Castle in Kent and another held at the National Portrait Gallery in London. More intriguingly, the system found what may be the earliest portrait of the astronomer Galileo Galilei.

“These portraits have some importance. They probably represent someone of social standing, or some important event, and we often want to identify who is the person in the portrait,” he said. “What the computer gives at the end is another source of evidence for the discussions that have been going on about these questions.”

The system failed to resolve other debates in the world of art history though. The 17th-century Italian painter, Caravaggio, allegedly gave one of the figures in his altarpiece The Entombment of Christ the features of Michelangelo. But the computer found no matches when it compared the figure, Nicodemus, with bronze busts and a chalk drawing of Michelangelo.

Another Italian, the 15th-century artist Andrea Mantegna, painted a self-portrait, but may also have worked his image into some of his most famous works. But comparisons of his self-portrait with two prominent works found no evidence he had.

The system struggled to shed light on the validity of three paintings that may be of Shakespeare after comparing them with a sculpted bust, an engraving and a portrait at the National Portrait Gallery.


Anne Boleyn as 'The Lady of the Garter': A Rediscovered Image of Henry VIII's Second Queen

Fig. 2 Henry VIII and the Order of the Knights of the Garter, The Black Book of the Garter (detail)

'At this appearance, was his excellent Queen, splendidly arrayed with three hundred beautiful ladies, eminent for the honour of their birth, and the gracefulness and beauty of their clothing and dress. For heretofore when jousts, tournaments, entertainments and public shows were made, in which men of nobility and valour showed their strength and prowess, the Queen, ladies, and other women of illustrious birth with ancient knights, and some chosen heralds were wont to be, and it was supposed that they ought to be present as proper judges, to see, discern, approve or disapprove what might be done, to challenge, allot, by speech, nod, discourse, or otherwise to promote the matter in hand, to encourage and stir up bravery by their words and looks'. [I]

Rather than the medieval costume of King Edward's reign, the 'Lady of the Garter' and her attendants are in fashions of the Tudor court. The old knight is in a doublet and gown of the time of Henry VIII, while the waiting women wear dresses typical of the 1530's with low squared necklines. Five of them sport rounded French hoods, while a lady on the left has a gabled English one. Anne Boleyn too wears as an English style headdress, and is robed in cloth of gold a dress very similar to that seen on Henry VIII's subsequent wife Jane Seymour (Fig. 5).

[viii] R. Hui, 'A Reassessment of Queen Anne Boleyn’s Portraiture'. Also E. Ives, The Life and Death of Anne Boleyn, pp. 41-44. As well, miniatures said to be of Anne (in the Royal Ontario Museum and in the collection of the Duke of Buccleuch) may be that of her sister Mary Boleyn. See: R. Hui, 'Two New Faces: the Hornebolte Portraits of Mary and Thomas Boleyn'?, Tudor Faces blog (Oct., 2011): http://tudorfaces.blogspot.ca/2011/10/two-new-faces-hornebolte-portraits-of.html (accessed April, 2017).

4 comments:

It is interesting to note the Imperial Crown above the gable hood worn by Anne Boleyn in her depiction as Queen Phillipa. This inclusion demonstrates Henry's increasing bid during the 1530s to claim precedent for the English king's absolute power within the realm, including total authority over the Church in England, in defiance of the Church of Rome. As his anointed queen Anne shared this God-given right, and so would the child that she was carrying when this illustration was made. You can see Henry and Anne's prevalent use of the Imperial Crown in the King's College Chapel choirscreen, also created at this time. The claim to imperial power delivers the potent message of intent that Henry and Anne were formulating towards the Church of Rome, and those still adhering to it's authority.

I agree that the long face, pronounced chin, and even the arch of her eyebrows in the Black Book depiction is similar to Anne's portrait in the Moost Happi medal. Her body is seated in the wide-legged posture that emphasises the curve of her belly, a pose often used in images of the Virgin Mary. Presumably this image, like the Moost Happi medal, was commissioned during the first half of 1534 when Anne was still believed to be pregnant with a healthy male heir to the English throne.

There IS one other depiction of Anne which was indisputably created during her lifetime - the illustrated seating plan of Anne's coronation feast at Westminster Abbey. This depicts her after having been anointed the Queen of England, wearing (for the first time) an Imperial Crown which demonstrated that she now shared absolute power with Henry over the realm. It's a simple line drawing, almost cartoon-like in its simplicity, but I love it's joyful freshness, and what it represents.

For the illustration of Anne's coronation feast see: MS Harley 41,f.12r. British Library, London.


Get Creative

Develop your art skills

Discover our BP Next Generation short films made by artists. Follow step by step guides in drawing and painting techniques.

Hold Still photography workshop

Reflect on your own experiences of lockdown through this easy-to-do from home, photographic exercise.

Draw Like a Renaissance Master

Revisit The Encounter exhibition and learn about Renaissance and Baroque drawing methods and materials.


Ver el vídeo: Ana Bolena, la reina decapitada. (Enero 2022).