Podcasts de historia

Joseph Hooker, 1814-1879

Joseph Hooker, 1814-1879

Joseph Hooker, 1814-1879

Joseph Hooker fue un general de la Unión capaz pero controvertido durante la Guerra Civil estadounidense. A pesar de sus muchos logros, siempre será recordado como una de las víctimas de Robert E. Lee, quien sufrió la dura derrota en Chancellorsville que le permitió lanzar la invasión de Pensilvania que terminó en Gettysburg.

Hooker asistió a West Point de 1833 a 1837, y se graduó 29 de 50 en su clase. Como muchos generales de la Guerra Civil, conoció por primera vez a muchos de sus camaradas y oponentes de la guerra civil en West Point. Su año incluyó a Bragg, Pemberton y Early, todos los cuales alcanzaron un alto rango en el ejército confederado, y Sedgwick para la Unión.

Antes de la guerra civil sirvió en Florida, en la frontera canadiense, como ayudante de West Point y como ayudante de la 1ª Artillería. Durante la Guerra Mexicana se desempeñó como oficial de estado mayor de una serie de generales, incluido el general Gideon Johnson Pillow. Se distinguió en acción, ganando ascensos de brevet a capitán, mayor y finalmente teniente coronel. Sin embargo, su estrecha asociación con el general Pillow provocaría una seria ruptura con el general Winfield Scott, el comandante estadounidense en México. Pillow había escrito cartas anónimas al Delta de Nueva Orleans alegando que él era realmente responsable de las victorias de Scott. Cuando se descubrió la autoría de estas cartas, Pillow fue arrestado y devuelto a Washington para ser juzgado, donde fue absuelto falsamente. Hooker había aportado pruebas para apoyar a Pillow.

En el período de la posguerra, agregó al general Halleck a su lista de enemigos. Renunció al ejército en 1853 y se trasladó al oeste, donde intentó cultivar en California (hasta 1858), antes de convertirse en superintendente de carreteras militares en Oregon en 1858-59. Finalmente se convirtió en coronel de la milicia de California en 1859-61. Halleck ya era prominente en la sociedad de California, habiendo ayudado a redactar la constitución del nuevo estado. Halleck era ahora un general de división en la milicia. Fue durante este período cuando los dos hombres se enfrentaron por primera vez.

Al estallar la Guerra Civil, se dirigió a Washington. Su oferta de servicio fue aceptada un mes después del asedio de Fort Sumter. Al principio, su oferta fue ignorada, pero a raíz de la Primera Batalla de Bull Run (21 de julio de 1861), fue nombrado general de brigada de voluntarios, retrocedido hasta el 18 de mayo, y recibió un mando en la fuerza que defendía Washington.

Hooker comandó una división durante la campaña de la Península de 1862. Aquí comenzó a ganar reputación como un excelente comandante de división. En la Batalla de Williamsburg estuvo al frente de su división y jugó un papel crucial en el éxito de la Unión en esa batalla. Su división sufrió la gran mayoría de las bajas de la Unión en Williamsburg (337 de 468 muertos, 908 de 1442 heridos y 330 de 373 desaparecidos, el 70% del total). Después de la batalla, ganó un ascenso a mayor general de voluntarios y un apodo: "Fighting Joe".

Su reputación siguió aumentando durante el resto de la campaña de Peninsula, e incluso después del desastre de Second Bull Run. A raíz de esa batalla, fue ascendido al mando del Primer Cuerpo en el Ejército del Potomac. En ese cargo participó en la campaña que finalizó en Antietam. Su cuerpo estuvo muy involucrado en la lucha en South Mountain, donde una pequeña fuerza confederada retuvo a dos cuerpos del ejército federal durante casi un día entero.

El cuerpo de Hooker luchó por la derecha federal en Antietam. En teoría, estaba bajo el mando directo del general Burnside, pero Burnside estaba con su otro cuerpo, a la izquierda de la batalla. Por tanto, la derecha carecía de un liderazgo coordinador. La batalla se caracterizó por una serie de ataques federales inconexos, muchos de los cuales estuvieron cerca de lograr el éxito, pero todos fracasaron. Al final del día estaba gravemente herido y tuvo que abandonar el campo, pero para entonces probablemente ya había pasado la oportunidad de conseguir una victoria decisiva.

Hooker regresó a tiempo para participar en la desastrosa campaña de Fredericksburg de Burnside. Burnside no había querido tomar el mando del Ejército del Potomac cuando Lincoln finalmente decidió reemplazar al general McClellan, pero finalmente accedió a tomar el trabajo, posiblemente para evitar que fuera a Hooker. A pesar de esto, Hooker fue ascendido a general de brigada en el ejército regular y se le dio el mando de una de las nuevas 'Grandes Divisiones' de Burnside (dos cuerpos de ejército combinados bajo un solo comandante. McClellan había intentado algo similar en Antietam, cuando Burnside había tenía el mando de dos cuerpos).

La gran ofensiva de Burnside terminó en desastre en Fredericksburg. La campaña había comenzado bien. Dos cuerpos se trasladaron rápidamente a Fredericksburg, pero sus puentes de pontones se movieron más lentamente. Para cuando Burnside estuvo listo para cruzar el río, Lee había llegado y estaba atrincherado. Burnside decidió lanzar un ataque directo a las líneas confederadas. Ninguno de los comandantes de su cuerpo estaba contento con el plan. El 13 de diciembre de 1862 se demostró que estaban en lo cierto. El ataque de Fredericksburg fue un desastre y no logró nada.

A raíz de la batalla, la relación entre Burnside y sus oficiales superiores parece haberse roto. El ejército en su conjunto había perdido la confianza en su capacidad para llevarlos al éxito. Después de que otro intento de campaña a principios de 1863 se atascara en el lodo de Virginia, Burnside decidió que necesitaba eliminar a varios de sus oficiales superiores. Como era de esperar, Hooker estaba entre ellos. El 23 de enero, Burnside escribió una orden que quitaba a Hooker de su mando, pero en lugar de emitirlo, lo llevó a Washington y se lo presentó al presidente Lincoln como ultimátum: aprobar la orden o destituirme del mando. Lincoln decidió eliminar a Burnside, enviándolo al oeste para comandar el Departamento de Ohio.

Hooker fue ascendido ahora a comandar el ejército del Potomac. Al principio fue un gran éxito. La moral se elevó, las deserciones disminuyeron y el ejército recuperó gran parte de la confianza que había perdido en Fredericksburg. Reorganizó el ejército, creó un cuerpo de caballería dedicado y eliminó las "Grandes Divisiones" de Burnside. Hooker se mostró característicamente confiado, y le informó a Lincoln que era cuestión de cuándo llegaría a Richmond, no de si lo haría.

A Hooker se le ocurrió lo que probablemente fue el mejor plan desarrollado hasta ahora para derrotar a Lee. Se basó en el uso efectivo de la enorme ventaja numérica de Hooker. Dividiría el ejército en tres. Una parte permanecería en Fredericksburg, con la esperanza de inmovilizar a Lee mientras el resto del ejército se trasladaba al oeste. Si Lee detectaba el movimiento principal y lo seguía, entonces el destacamento en Fredericksburg sería lo suficientemente fuerte como para atacar cualquier fuerza que Lee dejara atrás. Mientras tanto, la mayor parte del ejército se movería río arriba a lo largo del río Rappahannock, con suerte flanqueando a Lee.

Todo empezó bien. Aunque Lee no se dejó engañar por el movimiento de Hooker, el ejército de la Unión pudo cruzar Rappahannock y el 30 de abril había llegado a Chancellorsville. Lee se enfrentó a 40.000 hombres frente a él en Fredericksburg y 70.000 hombres al otro lado del río a su izquierda. Al día siguiente, las cosas empezaron a ir mal. Cuando quedó claro que Lee avanzaba hacia él con la mayor parte de su ejército, Hooker simplemente perdió los nervios. En lugar de avanzar para atacar a Lee en campo abierto, Hooker se retiró al desierto alrededor de Chancellorsville y se preparó para librar una batalla defensiva.

Habiendo desperdiciado todas las ventajas que su plan y los números superiores le habían dado, los hombres de Hooker al menos libraron una batalla decidida en la enmarañada maleza del Desierto. A pesar de esto, fueron claramente derrotados por el ejército mucho más pequeño de Lee. El gran plan de Hooker había llegado a un final sin gloria. Lee sufrió dos golpes graves en Chancellorsville. El más famoso fue la muerte de Stonewall Jackson, su lugarteniente más capaz. Jackson recibió un disparo de sus propias tropas en la confusión y murió a causa de sus heridas varios días después. Quizás más significativamente, incluso en la derrota, el Ejército del Potomac había infligido muchas bajas a los hombres de Lee. Las pérdidas federales fueron 1.575 muertos, 9.594 heridos y 5919 desaparecidos y capturados, para un total de 17.287. Las pérdidas confederadas fueron 1.665 muertos, 9.081 heridos y 1.708 desaparecidos o capturados, para un total de 12.462. Demasiadas victorias como Chancellorsville destruirían el ejército de Lee.

Hooker permaneció al mando del Ejército del Potomac durante la mayor parte de la campaña de Gettysburg. A pesar de la derrota en Chancellorsville, el ejército del Potomac no estaba notablemente desorganizado o desmoralizado, para gran incomodidad final de Lee. Hooker manejó el inicio de la persecución de Lee con cierta habilidad, protegiendo a Washington y Baltimore, mientras se acercaba rápidamente a Lee. Irónicamente, la pequeña guarnición de Harper's Ferry apareció una vez más en el escenario. La decisión de Lee de atacar el año anterior había descarrilado su invasión de Maryland en 1862. Ahora, el deseo de Hooker de tener el control de la misma guarnición era terminar su tiempo al mando del Ejército del Potomac. Cuando su demanda fue rechazada, Hooker renunció. El 28 de junio fue reemplazado por el general Meade. Tres días después, el 1 de julio, Meade se encontró al mando el primer día de la Batalla de Gettysburg.

A pesar del terrible momento de su renuncia, la carrera de Hooker no había terminado. Se estaba desarrollando rápidamente una crisis alrededor de Chattanooga, donde el general Rosecrans avanzaba lento pero vulnerable hacia la ciudad. Los días 19 y 20 de septiembre, tras capturar Chattanooga, fue derrotado en Chickamauga. Incluso antes de esto había estado pidiendo refuerzos. El Once y el Duodécimo Cuerpo fueron separados del Ejército del Potomac y el 24 de septiembre de 1863 abandonaron sus campamentos en el río Rappahannock bajo el mando de Joseph Hooker.

Esa fuerza jugó un papel importante en el alivio de Chattanooga por parte de U.S. Grant. El 24 de noviembre de 1863 lucharon en la Batalla de Lookout Mountain, también conocida como la Batalla sobre las Nubes debido al clima inusual. Esto marcó el comienzo del contraataque de Grant, que se completó al día siguiente en Missionary Ridge. Hooker no jugó un papel importante en esa batalla, ya que se retrasó en la marcha desde Lookout Mountain.

En 1864, Hooker volvió a asumir el papel en el que probablemente también era más adecuado, al mando del vigésimo cuerpo en el avance del general Sherman hacia Atlanta (creado al combinar el undécimo y el duodécimo). En esa capacidad sirvió bien, recibiendo un elogio en el campo de batalla y una mención en los despachos después de la batalla de Peach Tree Creek. Sin embargo, parece haber estado haciendo campaña por un mando superior durante gran parte de la expedición. La fuerza de Sherman se dividió en tres ejércitos al mando de los generales Thomas, Schofield y McPherson. El cuerpo de Hooker era parte del ejército del general Thomas. Sin embargo, tanto Schofield como McPherson se quejaron de que Hooker tenía una tendencia a alejar su cuerpo de su propio superior y acercarlo a ellos. En teoría, superaba en rango a ambos hombres, por lo que si se desarrollaba una batalla mientras él estaba cerca, podría reclamar el mando en el campo de batalla.

Cualquiera que sea la verdad de estas afirmaciones, el resultado fue que Sherman no estaba del todo a gusto con Hooker. Cuando McPherson murió durante la Batalla de Atlanta (22 de julio de 1864), Hooker esperaba reemplazarlo. De hecho, era el más veterano de los oficiales disponibles, pero eso no era importante para Sherman. Según la autobiografía de Sherman, Hooker ni siquiera fue considerado para el papel, que fue para el general de división O. O. Howard. Hooker entregó rápidamente su renuncia, que fue igualmente aceptada con prontitud.

Esto finalmente puso fin a la carrera activa de Hooker, aunque no a su carrera en el ejército. En septiembre de 1864 fue designado para comandar el Departamento del Norte, con sede en Cincinnati, Ohio. Después de la guerra civil, comandó el Departamento de Oriente (desde julio de 1865), y luego el Departamento de los Lagos (desde 1866-68). La creciente enfermedad finalmente lo obligó a retirarse del ejército en 1868. Ese mismo año había visto la muerte de su esposa durante dos años, Olivia Groesbeck.

Hooker dividió a sus contemporáneos. El general Pope lo consideraba uno de los mejores comandantes de cuerpo del ejército. Para el general Couch tenía muchas buenas cualidades como oficial, pero no el peso de carácter necesario para comandar el ejército del Potomac. Couch había tenido muchas oportunidades de observar a Hooker en acción con ese ejército. Incluso cuando lo nombró para comandar el Ejército del Potomac, el presidente Lincoln tuvo algunas dudas, ¡y llegó a explicárselas a Hooker en su carta de nombramiento! Su principal preocupación era que la ambición de Hooker lo había llevado a socavar a Burnside. Chancellorsville demostró que Hooker no era capaz de ocupar el mando más alto, pero su propia ambición significaba que no se contentaba con servir en la capacidad para la que estaba mejor preparado, la de comandante de cuerpo apuesto.


Joseph Hooker, 1814-1879 - Historia

Sin embargo, es posible que la reputación de Hooker haya sido exagerada en varias áreas. Resultó ser ineficaz en el campo e incluso su reputación de bebedor probablemente fue exagerada. El historiador Stephen Sears concluyó: & # 8220 Hay buena evidencia de que la reputación de un bebedor que se apegaba a Joe Hooker era más percibida que real. & # 8221 2 John Hay, secretario de Lincoln, hizo un comentario perspicaz sobre el tema. En su diario, Hay describió haber cenado una noche en Washington con un grupo que incluía al general. & # 8216Hooker bebió muy poco, escribió, & # 8216 no más que el resto que eran todos abstemios, sin embargo, lo poco que bebió hizo que sus mejillas se enrojecieran y se le iluminaran los ojos. Puedo entender fácilmente cómo han crecido las historias de su embriaguez, si tan poco le afecta como he visto. '& # 8221 3

Sin embargo, persistieron los rumores, al igual que se habló de que su cuartel general se parecía a un burdel. Hooker fue acusado de mal genio crónico, conducta inmoral y debilidad por la bebida, mientras que su venganza hacia los oponentes era tan notoria como su devoción por quienes le prestaban un servicio. Crítico, cínico y franco, dejaba enemigos dondequiera que caminaba, & # 8221 señaló el historiador Allan Nevins, pero su & # 8220 peor estrecho en su naturaleza volátil & # 8230 no era su agudeza de lengua, sino su tendencia a la intriga & # 8221 3. Para su crédito, el destacado historiador Walter A. McDougall, Hooker fue “el primer comandante del Potomac en enfatizar el entrenamiento de la caballería y convencer a los soldados de la Unión de que eran iguales a JEB Los jinetes de Stuart ". 4

Después de la derrota en la Batalla de Chancellorsville del 2 al 4 de mayo de 1863, donde Hooker no aprovechó sus fuerzas, sus comunicaciones con el general Halleck y el presidente Lincoln se rompieron. Aunque Hooker rara vez visitaba la Casa Blanca, las cartas del presidente a Hooker son clásicas. En su nombramiento en enero, el presidente escribió a Hooker: & # 8220 Usted es ambicioso, lo cual, dentro de límites razonables, hace bien en lugar de daño, pero creo que durante el comando del Ejército de Burnside usted tomó el consejo de su ambición y lo frustró como todo lo que pudo, en el que hizo un gran daño al país y a un hermano oficial más meritorio y honorable. & # 8221 5 En otro momento, le advirtió a Hooker: & # 8220 No correría ningún riesgo de enredarme en el río, como un buey que salta la mitad de una cerca y puede ser desgarrado por perros por delante y por detrás sin una oportunidad justa de desgarrarse en una dirección o patear en la otra. & # 8221 6

Hooker visitó al presidente Lincoln en la Casa Blanca dos semanas después de la Batalla para discutir la disensión con sus subordinados. Hooker autorizó las visitas a la Casa Blanca de sus subordinados y muchos lo hicieron durante el mes siguiente, instando al reemplazo de Hooker. Hooker fue nuevamente a la oficina del Sr. Lincoln el 23 de junio de 1863, pero la reunión solo confirmó un desacuerdo con el general Henry Halleck sobre si Harpers Ferry necesitaba ser defendido por el ejército. Es posible que Hooker no haya necesitado la disputa con Halleck como excusa para emborracharse esa noche. De hecho, la zona más sórdida de Washington fue nombrada & # 8220Hooker & # 8217s Division & # 8221 en reconocimiento a su reputación. El conflicto entre los generales empeoró durante los siguientes cuatro días y justo antes de la Batalla de Gettysburg, Hooker pidió ser relevado y fue reemplazado de inmediato.

Hooker se cansó de esperar la reasignación en Baltimore y visitó Washington, donde los oficiales tenían prohibido visitar sin permiso. Hooker fue arrestado por esta infracción de las reglas, pero antes del arresto visitó al periodista Noah Brooks y lo presionó para que el Sr. Lincoln lo juzgara. Brooks respondió que el presidente me había dicho que consideraba a Hooker como un padre a un hijo cojo o que tenía alguna otra enfermedad física incurable. Su amor por su hijo se intensificaría incluso con la reflexión de que el muchacho nunca podría ser un hombre fuerte y exitoso. & # 8221 El juicio conmovió a Hooker hasta las lágrimas. 7

Hooker sirvió más tarde en Occidente, desempeñándose admirablemente durante la campaña de Chattanooga en Lookout Mountain en 1864. Cuando lo pasaron por alto para un ascenso en el verano de 1864, pidió ser relevado del mando por el general William Sherman. Continuó en varios puestos del ejército, sin embargo, hasta 1868.


Casi el original.

Aunque no es única, esta es probablemente la imagen de mejor calidad que se conserva de esta escena. El general Hooker y el personal se presentan con sus uniformes de gala en Lookout Valley en el invierno de 1863-64. Fue uno de los pocos negativos de placas de vidrio guardados de la familia de Matt L. Brown, quien trabajó con Will Stokes brevemente antes de la muerte de Stoke en 1922, y continuó trabajando como gerente de Stokes Photography. Las impresiones de esta imagen se pueden encontrar en la Biblioteca del Congreso y en el Archivo Virtual de Tennessee (TeVA).

Esta placa de vidrio seco de 8x10 probablemente era una copia negativa. El original habría sido a través del proceso de placa "húmeda" disponible en ese momento.

La foto se atribuye a J. B. Linn, sin embargo, es probable que su hermano mayor, R. M. Linn, tomó la foto.

Joseph Hooker

Principalmente recordado por su decisiva derrota ante el general confederado Robert E. Lee en la batalla de Chancellorsville en 1863. Hooker se hizo conocido como "Fighting Joe" después de un error administrativo de un periodista, sin embargo, el apodo se mantuvo. Su reputación personal era la de un mujeriego bebedor, y su sede era conocida por las fiestas y los juegos de azar.

General John W. Geary

Edward, el hijo de Geary, murió en sus brazos en la Batalla de Wauhatchie, enfureciéndolo lo suficiente como para prevalecer en una batalla en la que su división fue superada en número.

Gobernador del Territorio de Kansas 1856-57. Homónimo del condado de Geary, Kansas.

Después de la guerra, Geary sirvió dos mandatos como gobernador republicano de Pensilvania, de 1867 a 1873.

Daniel Adams Butterfield

En 1862, Butterfield, con la ayuda de un corneta de brigada que había convocado a su tienda, lo ideó para reemplazar el toque de corneta que el ejército de los EE. UU. Había estado utilizando para señalar el final del día. El corneta, el soldado Oliver Willcox Norton del 83º Regimiento de Pensilvania, utilizó la llamada por primera vez esa noche. Pronto fue adoptado por otros cornetas y se hizo muy popular entre las tropas. Lo conocemos como 'TAPS'.

Capitán George R. Hall

En la primavera de 1864, su mando se unió al ejército del general Sherman para la campaña de Atlanta. Durante ese verano y hasta la toma de Atlanta participó en las batallas de Resaca, Cassville, Dallas, Lost Mountain, Pine Mountain, Kenesaw Mountain, Collas Farm, Peachtree Creek y otras.

General William G. LeDuc

Uno de los pioneros de Minnesota. Brevet General de Brigada durante la Guerra Civil Americana. Se desempeñó como jefe de intendencia del XI y XX Cuerpo.

Capitán Charles Kibler

Frank "Mickey" Robbins III escribe sobre su tatarabuelo "La batalla de Ringgold Gap inspiró hechos de increíble valentía".


Biografía

Joseph Hooker nació el 13 de noviembre de 1814 en Hadley, Massachusetts, y se graduó de West Point en 1837. Hooker recibió tres ascensos de brevet mientras luchaba en las Guerras Seminole y la Guerra México-Estadounidense, y siguió una carrera política sin éxito durante la década de 1850. . Sin embargo, regresó al Ejército de los EE. UU. Como General de Brigada al comienzo de la Guerra Civil Estadounidense, y se desempeñó como comandante de cuerpo en la Batalla de Antietam en el otoño de 1862. Después del desastre de la Batalla de Fredericksburg en diciembre 1862 y la fallida Marcha del Mud a principios del próximo año, Hooker fue enviado para reemplazar a Ambrose E. Burnside como comandante del Ejército del Potomac en Maryland. Hooker planeó una audaz campaña en Virginia contra el Ejército de los Estados Confederados del general Robert E. Lee, pero sufrió una derrota catastrófica en la Batalla de Chancellorsville en mayo de 1863. El presidente Abraham Lincoln lo reemplazó con George G. Meade al comienzo del Gettysburg. campaña en junio de 1863, pero continuaría sirviendo con distinción, luchando en Lookout Mountain el 24 de noviembre de 1863 durante la campaña de Chattanooga. Renunció al mando cuando fue descartado para un ascenso durante la campaña de Atlanta, y murió en 1879 en Garden City, Nueva York.


Hooker, Joseph, 1814-1879

Hooker nació en Hadley, Massachusetts, nieto de un capitán en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. Era de ascendencia completamente inglesa, todos los cuales habían estado en Nueva Inglaterra desde principios del siglo XVII. Su educación inicial fue en la Academia Hopkins local. Se graduó de la Academia Militar de los Estados Unidos en 1837, ocupó el puesto 29 de una clase de 50 y fue comisionado como segundo teniente en la 1ra de Artillería de los Estados Unidos. Su asignación inicial fue en Florida luchando en la segunda de las Guerras Seminole. Sirvió en la guerra entre México y Estados Unidos en puestos de personal en las campañas de Zachary Taylor y Winfield Scott. Recibió promociones breves por el liderazgo de su personal y la valentía en tres batallas: Monterrey (a capitán), Puente Nacional (mayor) y Chapultepec (teniente coronel). Su futura reputación en el Ejército como un mujeriego comenzó en México, donde las chicas locales se referían a él como el "Capitán Guapo".

Después de la Guerra México-Estadounidense (que terminó en 1848), se desempeñó como ayudante general adjunto de la División del Pacífico, pero renunció a su cargo en 1853 su reputación militar se había visto dañada cuando testificó contra su ex comandante, el general Scott, en la corte. -marcial por insubordinación de Gideon Johnson Pillow. Hooker luchó con el tedio de la vida en tiempos de paz y, según los informes, pasó el tiempo con licor, damas y juegos de azar. Se instaló en el condado de Sonoma, California, como agricultor y desarrollador de tierras, y se postuló sin éxito para las elecciones para representar a la región en la legislatura de California. Obviamente, no estaba contento y no tuvo éxito en sus actividades civiles porque, en 1858, escribió al secretario de Guerra John B. Floyd para solicitar que su nombre "se presentara al presidente Buchanan como candidato a teniente coronel", pero no salió nada de eso. su solicitud. De 1859 a 1861 ocupó una comisión como coronel en la milicia de California.


Foto, impresión, dibujo Mayor general Joseph Hooker archivo digital del artículo original

La Biblioteca del Congreso no posee derechos sobre el material de sus colecciones. Por lo tanto, no otorga licencias ni cobra tarifas de permiso por el uso de dicho material y no puede otorgar o denegar el permiso para publicar o distribuir el material.

En última instancia, es obligación del investigador evaluar los derechos de autor u otras restricciones de uso y obtener permiso de terceros cuando sea necesario antes de publicar o distribuir materiales que se encuentran en las colecciones de la Biblioteca.

Para obtener información sobre cómo reproducir, publicar y citar material de esta colección, así como el acceso a los elementos originales, consulte: Fotografías de la Guerra Civil (Colección Anthony-Taylor-Rand-Ordway-Eaton y Fotografías seleccionadas de la Guerra Civil) - Información sobre derechos y restricciones

  • Asesoramiento sobre derechos: No se conocen restricciones de publicación.
  • Número de reproducción: LC-DIG-ppmsca-35240 (archivo digital del artículo original) LC-B8184-10366 (copia de película en b & ampw neg.)
  • Número de llamada: LOTE 4191, no. 36 [P & ampP]
  • Asesoramiento de acceso: ---

Obtener copias

Si se muestra una imagen, puede descargarla usted mismo. (Algunas imágenes se muestran solo como miniaturas fuera de la Biblioteca del Congreso debido a consideraciones de derechos, pero tiene acceso a imágenes de mayor tamaño en el sitio).

Alternativamente, puede comprar copias de varios tipos a través de los Servicios de duplicación de la Biblioteca del Congreso.

  1. Si se muestra una imagen digital: Las cualidades de la imagen digital dependen en parte de si se hizo a partir del original o de un intermedio, como un negativo de copia o una transparencia. Si el campo Número de reproducción anterior incluye un número de reproducción que comienza con LC-DIG. luego hay una imagen digital que se hizo directamente del original y tiene una resolución suficiente para la mayoría de los propósitos de publicación.
  2. Si hay información en el campo Número de reproducción anterior: Puede utilizar el número de reproducción para comprar una copia de Duplication Services. Se elaborará a partir de la fuente que figura entre paréntesis después del número.

Si solo se enumeran las fuentes en blanco y negro (& quotb & w & quot) y desea una copia que muestre color o tinte (asumiendo que el original tiene alguno), generalmente puede comprar una copia de calidad del original en color citando el número de clasificación mencionado anteriormente y incluyendo el registro del catálogo (& quotAcerca de este artículo & quot) con su solicitud.

Las listas de precios, la información de contacto y los formularios de pedido están disponibles en el sitio web de Duplication Services.

Acceso a originales

Utilice los siguientes pasos para determinar si necesita completar una hoja de llamada en la Sala de lectura de impresiones y fotografías para ver los artículos originales. En algunos casos, se encuentra disponible un sustituto (imagen sustituta), a menudo en forma de imagen digital, copia impresa o microfilm.

¿El artículo está digitalizado? (Una imagen en miniatura (pequeña) será visible a la izquierda).

  • Sí, el artículo está digitalizado. Utilice la imagen digital en lugar de solicitar el original. Todas las imágenes se pueden ver en tamaño grande cuando se encuentra en cualquier sala de lectura de la Biblioteca del Congreso. En algunos casos, solo están disponibles imágenes en miniatura (pequeñas) cuando se encuentra fuera de la Biblioteca del Congreso porque el artículo tiene derechos restringidos o no se ha evaluado para restricciones de derechos.
    Como medida de conservación, generalmente no servimos un artículo original cuando hay una imagen digital disponible. Si tiene una razón convincente para ver el original, consulte con un bibliotecario de referencia. (A veces, el original es simplemente demasiado frágil para servir. Por ejemplo, los negativos fotográficos de vidrio y película están particularmente sujetos a daños. También son más fáciles de ver en línea cuando se presentan como imágenes positivas).
  • No, el objeto no está digitalizado. Vaya al n. ° 2.

¿Los campos de Advertencia de acceso o Número de llamada anteriores indican que existe un sustituto no digital, como un microfilm o copias impresas?

  • Sí, existe otro sustituto. El personal de referencia puede dirigirlo a este sustituto.
  • No, no existe otro sustituto. Vaya al n. ° 3.

Para ponerse en contacto con el personal de referencia en la sala de lectura de impresiones y fotografías, utilice nuestro servicio Pregunte a un bibliotecario o llame a la sala de lectura entre las 8:30 y las 5:00 al 202-707-6394 y presione 3.


Joseph Goebbels: El principio del fin

En 1942, Goebbels organizó & # x201CThe Soviet Paradise, & # x201D un gran espectáculo de propaganda nazi que se exhibió en Berlín. Su propósito era reforzar la determinación del pueblo alemán al exponer las argucias de los bolcheviques judíos. El 18 de mayo, Herbert Baum (1912-42), un líder de la Resistencia judío-alemana con sede en Berlín, y sus cómplices demolieron parcialmente la exposición prendiéndola fuego.

Goebbels se negó a permitir que los medios alemanes informaran sobre este hecho. No obstante, Baum y su pequeño pero decidido grupo lograron asestar un golpe psicológico considerable a Goebbels y su máquina de propaganda.


Joseph & quot peleando con Joe & quot Hooker

Ближайшие родственники

Acerca de Maj.Gen.Joseph & quotFighting Joe & quot Hooker (EE. UU.)

Joseph, oriundo de Massachusetts, se graduó de la Academia de West Point en 1837, ocupando el puesto 29 en su clase.

Joseph Hooker (13 de noviembre de 1814 & # x2013 31 de octubre de 1879) fue un oficial de carrera del Ejército de los Estados Unidos, luchó en la Guerra México-Estadounidense y fue un general importante en el Ejército de la Unión durante la Guerra Civil Estadounidense.

Aunque sirvió durante toda la guerra, por lo general con distinción, Hooker es mejor recordado por su sorprendente derrota ante el general confederado Robert E. Lee en la batalla de Chancellorsville en 1863. Se hizo conocido como "Joe luchador" durante la Guerra Civil debido a un error administrativo civil ( ver más abajo) sin embargo, el apodo se atascó.

Hooker nació en Hadley, Massachusetts, nieto de un capitán en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos. Su educación inicial fue en la Academia Hopkins local. Se graduó de la Academia Militar de los Estados Unidos en 1837, ocupó el puesto 29 de una clase de 50 y fue comisionado como segundo teniente en la 1ra de Artillería de los Estados Unidos. Su asignación inicial fue en Florida luchando en la segunda de las Guerras Seminole. Sirvió en la Guerra México-Estadounidense en puestos de personal en las campañas de Zachary Taylor y Winfield Scott. Recibió promociones breves por el liderazgo de su personal y la valentía en tres batallas: Monterrey (a capitán), Puente Nacional (mayor) y Chapultepec (teniente coronel). Su futura reputación en el Ejército como un mujeriego comenzó en México, donde las chicas locales se referían a él como el "Capitán Guapo".

Después de la guerra, se desempeñó como ayudante general adjunto de la División del Pacífico, pero renunció a su cargo en 1853, su reputación militar había sido dañada cuando testificó contra su ex comandante, el general Scott, en la corte marcial por insubordinación de Gideon Pillow. Hooker se estableció en el condado de Sonoma, California, como agricultor y urbanizador, pero se dedicó más al juego y al licor que a la agricultura. Su casa todavía existe en la ciudad de Sonoma. Cuando vivía en Sonoma, se presentó a las elecciones para representar a la región en la legislatura de California, pero fue derrotado por James Bennett de Santa Rosa. Era obvio que no estaba contento y no tuvo éxito en sus actividades civiles porque, en 1858, escribió al secretario de Guerra John B. Floyd para solicitar que su nombre `` se presentara al presidente Buchanan como candidato a teniente coronel '', pero su solicitud no resultó en nada. . De 1859 a 1861 ocupó una comisión como coronel en la milicia de California.

Al comienzo de la guerra, Hooker solicitó una comisión, pero su primera solicitud fue rechazada, posiblemente debido al persistente resentimiento que albergaba Winfield Scott, general en jefe del Ejército. Tuvo que pedir prestado dinero para hacer el viaje al este desde California. Después de presenciar la derrota del Ejército de la Unión en la Primera Batalla de Bull Run, escribió una carta al presidente Abraham Lincoln en la que se quejaba de la mala gestión militar, promovía sus propias calificaciones y nuevamente solicitaba una comisión. Fue nombrado, en agosto de 1861, como general de brigada de voluntarios para el rango del 17 de mayo. Él comandó una brigada y luego una división alrededor de Washington, DC, como parte del esfuerzo para organizar y entrenar al nuevo Ejército del Potomac, bajo el May. General George B. McClellan.

In the Peninsula Campaign of 1862, Hooker commanded the 2nd Division of the III Corps and made a good name for himself as a combat leader who handled himself well and aggressively sought out the key points on battlefields. He distinguished himself at the Battle of Williamsburg (as a result of which he was promoted to major general as of May 5, 1862) and throughout the Seven Days Battles. He chafed at the cautious generalship of McClellan and openly criticized his failure to capture Richmond. Of his commander, Hooker said, "He is not only not a soldier, but he does not know what soldiership is." The Peninsula cemented two further reputations of Hooker's: his devotion to the welfare and morale of his men, and his hard drinking social life, even on the battlefield.

As McClellan's army retreated into inactivity, Hooker was transferred to Maj. Gen. John Pope's Army of Virginia. His division first served in its III Corps under Maj. Gen. Samuel P. Heintzelman, but Hooker assumed corps command (III Corps of the Army of Virginia) on September 6, after the Northern Virginia Campaign and the Second Battle of Bull Run, a severe Union defeat. As Robert E. Lee's Army of Northern Virginia moved north into Maryland, Hooker's corps (redesignated the I Corps on September 12) was returned to the Army of the Potomac, and he fought with distinction at South Mountain and Antietam. At Antietam, his corps launched the first assault of the bloodiest day in American history, driving south into the corps of Lt. Gen. Stonewall Jackson, where they fought each other to a standstill. Hooker, aggressive and inspiring to his men, left the battle early in the morning with a foot wound. He asserted that the battle would have been a decisive Union victory if he had managed to stay on the field, but General McClellan's caution once again failed the Northern troops and Lee's much smaller army eluded destruction. With his patience at an end, President Lincoln replaced McClellan with Maj. Gen. Ambrose Burnside.

The December 1862 Battle of Fredericksburg was another Union debacle. Upon recovering from his foot wound, Hooker was briefly made commander of V Corps, but was then promoted to "Grand Division" command, with a command that consisted of both III and V Corps. Hooker derided Burnside's plan to assault the fortified heights behind the city, deeming them "preposterous". His Grand Division (particularly V Corps) suffered serious losses in fourteen futile assaults ordered by Burnside over Hooker's protests. Burnside followed up this battle with the humiliating Mud March in January and Hooker's criticism of his commander bordered on formal insubordination. He described Burnside as a "wretch . of blundering sacrifice." Burnside planned a wholesale purge of his subordinates, including Hooker, and drafted an order for the president's approval. He stated that Hooker was "unfit to hold an important commission during a crisis like the present." But Lincoln's patience had again run out and he removed Burnside instead.

The new commander of the Army of the Potomac, as of January 26, 1863, was Fighting Joe Hooker. Parts of the army saw this move as inevitable, given Hooker's reputation for aggressive fighting, something sorely lacking in his predecessors. During the "Mud March" Hooker was quoted by a New York Times army correspondent as saying that "Nothing would go right until we had a dictator, and the sooner the better." Lincoln wrote a letter to the newly appointed general, part of which stated,

I have heard, in such way as to believe it, of your recently saying that both the Army and the Government needed a Dictator. Of course it was not for this, but in spite of it, that I have given you the command. Only those generals who gain success can set up dictators. What I now ask of you is military success, and I will risk the dictatorship.

During the spring of 1863, Hooker established a reputation as an outstanding administrator and restored the morale of his soldiers, which had plummeted to a new low under Burnside. Among his changes were fixes to the daily diet of the troops, camp sanitary changes, improvements and accountability of the quartermaster system, addition of and monitoring of company cooks, several hospital reforms, and an improved furlough system (one man per company by turn, 10 days each). Other orders addressed the need to stem rising desertion (one from Lincoln combined with incoming mail review, the ability to shoot deserters, and better camp picket lines), more and better drills, stronger officer training, and for the first time, combining the federal cavalry into a single corps. Hooker said of his revived army:

I have the finest army on the planet. I have the finest army the sun ever shone on. . If the enemy does not run, God help them. May God have mercy on General Lee, for I will have none.

Also during this winter Hooker made several high-level command changes, including with his corps commanders. Both "Left Grand Division" commander Maj. Gen. William B. Franklin, who vowed that he would not serve under Hooker, and II Corps commander Maj. Gen. Edwin Vose Sumner were relieved of command, on Burnside's recommendation, in the same order appointing Hooker to command. The IX Corps was a potential source of embarrassment or friction within the army because it was Burnside's old corps, so it was detached as a separate organization and sent to the Virginia Peninsula under the command of Brig. Gen. William F. "Baldy" Smith, former commander of VI Corps. (Both Franklin and Smith were considered suspect by Hooker because of their previous political maneuvering against Burnside and on behalf of McClellan.)

For the important position of chief of staff, Hooker asked the War Department to send him Brig. Gen. Charles P. Stone, however this was denied. Stone had been relieved, arrested, and imprisoned for his role in the Battle of Ball's Bluff in the fall of 1861, despite the lack of any trial. Upon his release Stone would not receive a command, mostly due to political pressures, which left him militarily exiled and disgraced. Army of the Potomac historian and author Bruce Catton termed this request by Hooker "a strange and seemingly uncharacteristic thing" and "one of the most interesting things he ever did." Hooker never explained why he asked for Stone, but Catton believed:

[Hooker] laid schemes and calculations aside and for one brief moment stood up as a straightforward soldier who would defy politics and politicians. . It is a point to remember, because to speak up for General Stone took moral courage, a quality which Joe Hooker is rarely accused of possessing.

Despite this, Fighting Joe would set a very bad example for the conduct of generals and their staffs and subordinates. His headquarters in Falmouth, Virginia, was described by cavalry officer Charles F. Adams, Jr., as being a combination of a "bar-room and a brothel". He built a network of loyal political cronies that included Maj. Gen. Dan Butterfield for chief of staff, and the notorious political general, Maj. Gen. Daniel E. Sickles, for command of the III Corps.

Hooker's plan for the spring and summer campaign was both elegant and promising. He first planned to send his cavalry corps deep into the enemy's rear, disrupting supply lines and distracting him from the main attack. He would pin down Robert E. Lee's much smaller army at Fredericksburg, while taking the large bulk of the Army of the Potomac on a flanking march to strike Lee in his rear. Defeating Lee, he could move on to seize Richmond. Unfortunately for Hooker and the Union, the execution of his plan did not match the elegance of the plan itself. The cavalry raid was conducted cautiously by its commander, Brig. Gen. George Stoneman, and met none of its objectives. The flanking march went well enough, achieving strategic surprise, but Hooker somehow lost his nerve when the first reports of enemy contact reached him on May 1, 1863. Rather than pushing aggressively into Lee's rear, he pulled his army back around the tiny crossroads town of Chancellorsville and waited for Lee to attack. Lee audaciously split his smaller army in two to deal with both parts of Hooker's army. Then, he split again, sending Stonewall Jackson's corps on its own flanking march, striking Hooker's exposed right flank and routing the Union XI Corps. The Army of the Potomac dropped into a purely defensive mode and eventually was forced to retreat.

The Battle of Chancellorsville has been called "Lee's perfect battle" because of his ability to vanquish a much larger foe through audacious tactics. Part of Hooker's failure can be attributed to a deadly encounter with a cannonball. While standing on the porch of his headquarters, the missile struck a wooden column the general was leaning against, knocking him senseless and putting him out of action for the rest of the day. Despite his incapacitation, he refused entreaties to turn over temporary command of the army to his second-in-command, Maj. Gen. Darius N. Couch. Several of his subordinate generals, including Couch and Maj. Gen. Henry W. Slocum, openly questioned Hooker's command decisions. Couch was so disgusted that he refused to ever serve under Hooker again. Political winds blew strongly in the following weeks as generals maneuvered to overthrow Hooker or to position themselves if Lincoln decided on his own to do so.

Robert E. Lee once again began an invasion of the North, in June 1863, and Lincoln urged Hooker to pursue and defeat him. Hooker's initial plan was to seize Richmond instead, but Lincoln immediately vetoed that idea, so the Army of the Potomac began to march north, attempting to locate Lee's Army of Northern Virginia as it slipped down the Shenandoah Valley into Pennsylvania. Hooker's mission was first to protect Washington, D.C., and Baltimore and second to intercept and defeat Lee. Unfortunately, Lincoln was losing any remaining confidence he had in Hooker. When the general got into a dispute with Army headquarters over the status of defensive forces in Harpers Ferry, he impulsively offered his resignation in protest, which was quickly accepted by Lincoln and General-in-chief Henry W. Halleck. On June 28, three days before the climactic Battle of Gettysburg, Hooker was replaced by Maj. Gen. George Meade. Hooker received the Thanks of Congress for his role at the start of the Gettysburg Campaign, but the glory would go to Meade.

Hooker's military career was not ended by his poor performance in the summer of 1863. He went on to regain a reputation as a solid commander when he was transferred with the XI and XII Corps of the Army of the Potomac westward to reinforce the Army of the Cumberland around Chattanooga, Tennessee. Hooker was in command at the Battle of Lookout Mountain, playing an important role in Lt. Gen. Ulysses S. Grant's decisive victory at the Battle of Chattanooga. He was brevetted to major general in the regular army for his success at Chattanooga, but he was disappointed to find that Grant's official report of the battle credited his friend William Tecumseh Sherman's contribution over Hooker's.

Hooker led his corps (now designated the XX Corps) competently in the 1864 Atlanta Campaign under Sherman, but asked to be relieved before the capture of the city because of his dissatisfaction with the promotion of Maj. Gen. Oliver O. Howard to command of the Army of the Tennessee, upon the death of Maj. Gen. James B. McPherson. Not only did Hooker have seniority over Howard, but he also blamed Howard in large part for his defeat at Chancellorsville (Howard had commanded the XI Corps, which had borne the brunt of Jackson's flank attack). Hooker's biographer reports that there were numerous stories indicating that Abraham Lincoln attempted to intercede with Sherman, urging that Hooker be appointed to command the Army of the Tennessee, but Sherman threatened to resign if the president insisted. However, due to "obvious gaps" in the Official Records, the story cannot be verified.

After leaving Georgia, Hooker commanded the Northern Department (comprising the states of Michigan, Ohio, Indiana, and Illinois), headquartered in Cincinnati, Ohio, from October 1, 1864, until the end of the war. While in Cincinnati he married Olivia Groesbeck, sister of Congressman William S. Groesbeck.

After the war, Hooker led President Abraham Lincoln's Springfield funeral procession on May 4, 1865. His postbellum life was marred by poor health and he was partially paralyzed by a stroke. He was mustered out of the volunteer service on September 1, 1866, and retired from the U.S. Army on October 15, 1868, with the regular army rank of major general. He died on a visit to Garden City, New York, and is buried in Spring Grove Cemetery, Cincinnati, Ohio, his wife's home town.

Hooker was popularly known as "Fighting Joe" Hooker, a nickname he regretted deeply he said, "People will think I am a highwayman or a bandit." When a newspaper dispatch arrived in New York during the Peninsula Campaign, a typographical error changed an entry "Fighting — Joe Hooker Attacks Rebels" to remove the dash and the name stuck. Robert E. Lee occasionally referred to him as "Mr. F. J. Hooker" in a mildly sarcastic jab at his opponent.

Hooker's reputation as a hard-drinking ladies' man was established through rumors in the pre-Civil War Army and has been cited by a number of popular histories. Biographer Walter H. Hebert describe the general's personal habits as the "subject of much debate" although there was little debate in the popular opinion of the time. His men parodied Hooker in the popular war song Marching Along. The lines

McClellan's our leader, He's gallant and strong

Joe Hooker's our leader, He takes his whiskey strong.

Historian Stephen W. Sears, however, states that there is no basis to the claims that Hooker was either a heavy drinker, or that he was ever intoxicated on the battlefield.

There is a popular legend that "hooker" as a slang term for a prostitute is derived from his last name because of parties and a lack of military discipline at his headquarters. Some versions of the legend claim that the band of prostitutes that followed his division were derisively referred to as "General Hooker's Army" or "Hooker's Brigade." However, the term "hooker" was used in print as early as 1845, years before Hooker was a public figure, and is likely derived from the concentration of prostitutes around the shipyards and ferry terminal of the Corlear's Hook area of Manhattan in the early to middle 19th century, who came to be referred to as "hookers". The prevalence of the Hooker legend may have been at least partly responsible for the popularity of the term.

There is an equestrian statue of General Hooker outside the Massachusetts State House in Boston, and Hooker County in Nebraska is named for him.


Joseph Hooker (Fighting Joe)

Commander of the Army of the Potomac but relieved after being defeated at Chancellorsville. Joseph Hooker was a better conniver and carouser than army commander, but he was a solid Corps commander.

He'd been to West Point (class of 1837) and served in the artillery and on the staff in Mexico. He won three brevets but also mixed in politics with his superiors, testifying against Winfield Scott in a Court of Inquiry. He took two years of leave (procedures were looser in those days, but was also a way for tempers to cool) and then resigned to make money in California, farming and speculating in land.

When the Civil War broke out he became a colonel in the California Militia, but it didn't take him long to drop that and come east to see what he could find. He watched the first battle of Manassas as a civilian, and felt that he could do better. He wrote to Lincoln saying as much and was made a Brigadier General of Volunteers (the Regular Army wasn't so keen to have him back). He commanded first a brigade, then a division as the Army of the Potomac trained around Washington, and he stayed at the head of his division as McClellan undertook the Peninsular Campaign. In the siege of Yorktown he took good care of his men (he always looked out for the men in the ranks, a point in his favor), then did particularly well at Williamsburg. Neither of these actions need have been fought if McClellan had been bolder, but it takes nothing away from Hooker that he did well in unnecessary battles. He was promoted to Major General (still of the Volunteers) for his work at Williamsburg.

He fought at Seven Pines, then through the Seven Days Battles, even regaining some laurels for McClellan's humiliated army by recapturing Malvern Hill after the Army of the Potomac had evacuated it. He was given his nickname by a journalists or telegraphers slip in a report there was fighting, and there was Joe Hooker, but there wasn't really a Fighting Joe.

His division was transferred back to Washington, then around to serve with John Pope, and so he ended up fighting at Second Manassas. He may have had ideas about what went wrong the first time, but he wasn't able to improve the result on the replay. Still, he'd done well. With the problems the Army of the Potomac had, Hooker was one of the brighter spots, and he was promoted to command the I Corps just in time for Lee's invasion of Maryland. He led his men at South Mountain, then in the early morning attack at Antietam, where he was soon wounded.

He was only out of action for six weeks, and put in charge of the V Corps for a week before Burnside (the new commander of the Army of the Potomac) reorganized it into three two-Corps Grand Divisions'. Hooker was given the Center Grand Division which saw little action at Fredericksburg and none during the Mud March.

When Burnside was dropped Hooker replaced him. Lincoln had confidence in Hooker's fighting skills.


High-resolution images are available to schools and libraries via subscription to American History, 1493-1943. Check to see if your school or library already has a subscription. Or click here for more information. You may also order a pdf of the image from us here.

Gilder Lehrman Collection #: GLC00782.04 Author/Creator: Hooker, Joseph (1814-1879) Place Written: Lookout Valley, Tennessee Type: Letter signed Date: 4 December 1863 Pagination: 3 p. : docket 25 x 20 cm.

Recommends that Brigadier General John W. Geary be promoted for his service in the Battle of Wauhatchie. Endorsement on the verso signed by generals Ulysses S. Grant, Joseph Hooker, George H. Thomas, and James A. Hardie support the request. Thomas's endorsement dated 5 December 1863, Grant's endorsement dated 4 December 1863.

Headquarters 11th and 12th Corps.
Lookout Valley, Tenn. Decr. 4th. 1863.
Hon. E. M. Stanton,
Secretary of War.
Sir:
I have the honor to call your attention to the distinguished services rendered by Brigadier General John W. Geary in the battle of Wauhatchie, and during the late operations of the Army, which resulted in the defeat and discomfiture of the rebel army, under General Bragg, and to request that he be promoted to the rank of Major General.
In the former, my official report will acquaint you with the character of the services of this meritorious officer. During our subsequent operations they will be presented still more prominently to the Government.
Of his former services in the Army of the Potomac I need not speak - they are favorably known to you and the country.
[2] I have the honor to be,
Very respectfully,
Your obedient servant,
Joseph Hooker,
Major General Com'dg.

Lookout Valley Tenn.
Decm 4, 1863
Maj General Hooker
Recommends Brig. Gen'l John H. Geary for promotion to Maj. General

[autograph endorsement signed:]
Hd.Qrs Dept of Cumberland
Chattanooga Tn Decr 5/63

Respectfully forward fully concurring with Maj Gen.l Hooker in recommending Brig Genl John W Geary for promotion to the rank of Maj General. He has performed most conspicuous services on two occasions since joining this army viz Repulsing the enemy on the night of the 28.th Oct. when attacked by greatly superior numbers, and in conducting the assault of the enemy's position on the point of Lookout Mountain made by his Division on the 24.th November On both occasions he was distinguished for his gallantry & good conduct -
Geo. H. Thomas
Maj Genl USV
Comdg -

[endorsement signed:]
Respectfully submitted to the Genl-in- Chief U.S.A
Jas A Hardie
A. A. Genl
A.G. office
Dec. 14 ཻ>

[autograph endorsement signed:]
Head Qrs. Mil. Dis. of the Miss.
Chattanooga Tn Dec. 4th 1863.


Ver el vídeo: Robert E. Lee refuses command of the Union Army (Enero 2022).